Jump to content

Thomas Clairmont

Magos
  • Contenido

    101
  • Ingreso

  • Última visita

7 Seguidores

Profile Information

  • Género
    Male
  • Casa de Hogwarts
    Slytherin

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    3
  • Rango Social
    Unicornios de Plata
  • Rango en el Bando
    Base
  • Galeones
    6013
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Marca Tenebrosa
  • Familia
    Triviani
  • Trabajo
    Circense mágico
  • Escalafón laboral
    T1
  • Raza
    Vampiro
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    210
  • Puntos de Poder en Criaturas
    20
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    210 a 1100
  • Rango de Criaturas
    10 a 200
  • Conocimientos
    Conocimiento de Maldiciones
    Pociones
  • Medallas
    10000

Campos para Gringotts

  • Escalafón último mes cerrado
    T1
  • Posteos acumulados último mes cerrado CMI
    9
  • Posteos en subforo CMI
    9

Thomas Clairmont's Achievements

Newbie

Newbie (1/14)

106

Reputación comunidad

  1. Thomas hizo una reverencia a su hermana, convirtiendo el billete de papel en pequeño pájaro de papel que voló hasta el cielo. No viviría mucho tiempo, pero podría ser libre el tiempo que durara el efecto. Mientras Frankie iba avisar de su regreso, el pelinegro volvió a meditar sobre Baelfire y la súbita reacción inesperada que había provocado en su persona. Tenia mucho que pensar sobre eso, principalmente que significaba eso. Camino entre el desastre de maderas, y noto que solo una parte había sobrevivido al derrumbe. Era la viga principal que estaba en mal estado, pero había sobrevivido a sus hermanas de madera. "Resistencia" Cruzó por la mente de Thomas cuando se dio cuenta que debería empezar a ser así. Aquella madera comida por termina no se había dado por vencido a pesar de que estaba condenado a ser combustible para algún fuego. Utilizo su varita para cortar un pedazo de ella lo suficiente grande para tallarla y suficientemente chico para guardarlo en el bolsillo para después. Luego utilizo la varita nueva que su madre le había regalado, una de las primeras veces que se vieron en Diagon, y se dispuso a utilizar la magia para levantar conjuntos de maderas para apilarlos en un lugar de forma ordenada. Estaba muy concentrado con el trabajo, un solo pensamiento de mas y las maderas se colocarían de forma desordenada ocupando mas espacio del necesario. Escucho los pasos de Frankie a sus espaldas. -Espero que Posho y Esaus no tarden en venir con lo nuevo. Así empezamos a construir antes de que caiga la noche -Comento al termina de apilar una de las maderas -Me gusta la idea de pintar unos murales bonitos a nuestra casa... ¿Estas segura que puedo quedarme? Tal vez Oliver tenga otros planes que no incluyan al hermano pesado de su esposa -Sonrió al imaginarlo. @@Frankie Triviani
  2. Datos Personales: Nombre del Personaje: Thomas Clairmont Sexo: Masculino Edad: 27, pero aparenta 16 Estado Civil: Soltero Nacionalidad: Italo-Francesa Familia(s): * Triviani * Strange Padre(s) Sanguíneo: Jeremy Askar Triviani y Zoella Triviani Yaxley Padre(s) Adoptivos: -- Trabajo: Circense mágico Poderes Mágicos: Hechizos adicionales: Puntos de poder en criaturas: Criaturas controlables en asaltos y duelos: Habilidades Mágicas: -- Conocimientos Especiales: * Conocimiento de Maldiciones * Pociones Medallas: T.I.M.O. (Título Indispensable de Magia Ordinaria), 2000 puntos E.X.T.A.S.I.S (Exámenes Terribles de alta Sabiduría e Invocaciones Secretas) Aprobado: 8000 puntos Total Medallas: 10000 puntos. Perfil del Personaje: Raza: Vampiro. Aspecto Físico: Thomas es un joven de ojos azules profundo con cabello oscuro como el carbón. El rostro lo tiene de forma ovalada con cejas tupidas negras y mentón amplio con dentadura perfecta. Tiene contextura musculosa y delgada. La altura es de 1.80 mt y la piel bien clara. Cualidades Psicológicas: Sufre de ansiedad por la reciente conversión a vampiro, aunque eso no le quita que sea alegre, en ciertas ocaciones. Suele ser dulce e impacial. Gusta de divertirse donde pueda con lo que tiene. Es responsable, inteligente, y uso la fuerza física cuando no le queda más opción. Historia: Thomas llega a Inglaterra buscando sus raíces. Se había enterado hacía poco menos de un año que era mago, su meta era aprender la magia para mezclarla con su oficio de circense. Se crió en un circo muggle, al ser abandonado en una canasta de manzanas por su madre. Habia viajando por todo el mundo representando show de todo tipo, apenas pudo caminar y pronunciar sus primeras palabras. Uno de sus mejores trucos era el que hacía aparecer cosas desde un sombrero. No sabía cómo aparecían, simplemente lo hacían a voluntad como si cada vez que lo necesitaba. Actuando con las serpientes logro entender sus costumbres y hacerse amigo, eso provoco que se volviera un estudioso del tema. A sus 18 años era muy habilidoso para convencer a las personas de que ingresaran a sus show y dejaran abundante propina en ellos. En una de las tantas funciones, un verdadero mago de aspecto extraño, al cual jamás logro verle el rostro, le dijo sobre su verdadera naturaleza mágica, y lo llevo abandonar todo y emprender emprender su camino hacia Inglaterra. Donde esperaba encontrar respuestas y a su familia. Tiempo después, pudo encontrar a sus verdaderos padres, a su hermana gemela y aprender que su ansiedad por la sangre era una enfermedad sin cura llamada rabia de sangre, que tenia desde el nacimiento. Otra de las cosas que aprendió fue el no haber nacido humano, sino que era vampiro desde su concepción. La información lo había abrumado de tal forma, que su inestabilidad mental lo había llevado a vivir en un centro de rehabilitación por mucho tiempo. Actualmente Thomas convive con su hermana gemela en la Strange. Pertenencias: Objeto Mágico Legendario: Objetos Mágicos: Clasificación A: Clasificación AA: Clasificación AAA: Clasificación AAAA: Clasificación AAAAA: Pociones Mágicas: Clasificación A: Clasificación AA: Clasificación AAA: Clasificación AAAA: Clasificación AAAAA: Criaturas Mágicas: Clasificación X: Clasificación XX: Clasificación XXX: Clasificación XXXX: Clasificación XXXXX: Criaturas en la Reserva: Libros de Hechizos: Libro: Poderes de Criaturas: Tipo de Poder: Consumibles en Batallas: Nombre: Elfos: * Elfo 1: -- * Elfo 2: -- Licencias, Tasas y Registros: Licencia de Aparición: No Licencia de Vuelo de Escoba: No Raza: Vampiro, certificado por el Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas Personajes Secundarios: * Personaje 1 * Personaje 2 * Personaje 3 * Personaje 4 * Personaje 5 Otros Datos: Otros datos: -Le gusta pintar -Tiene necesidad de apego con su gemela -Es un voraz lector de libros fantásticos Cronología de cargos: Premios y reconocimientos: Links de Interés Referentes al Personaje: Link al Perfil de Comprador MM: #357 Link a Bóveda Personal: Bóveda N° 112570 Link a Bóveda Trastera: Bóveda nº 114033 Link a Bóveda de Negocio: Bóveda nº XXXXX Link a Bóveda Familiar 1: Bóveda Familia Triviani Link a Bóveda Familiar 2: Bóveda Familia Strange
  3. Thomas dio unos pasos atrás con la mano de Frankie encerrada en la suya. Mientras, la jaula se abría a medida que le explicaba que las criaturas hablaban su idioma natal. A oídos del pelinegro sonaba tan raro como extraño los sonidos que producían, le parecían bajos, finos y de frecuencia rápida. No dejaba de mirarlos como si fueran la cosa mas maravillosa del mundo, los pensamientos de comerlos ya se habían extinguido de su mente. Los elfos estaban temblorosos y continuaban hablando entre ellos de forma acelerada. Aunque habían seguido todas las indicaciones de la vampiresa, estaban con la rodilla en tierra y no se callaban. Parecía que se daban animo entre ellos, a pesar de que les habían dicho que no sufrirían daño. No parecían creerles y Thomas no podía culparlos por eso. Se habían portado como salvajes. -¿Cuales son sus puntos fuertes en los quehaceres? -Siguió preguntando, aunque no parecían querer responderlas -Les pondremos Esaus y Posho -Dijo señalando a cada uno. -Glaziaz -Dijo el elfo bautizado Esaus - Nueztlos nomblez zon feoz. Pleferimoz nuevoz. -Me desempeño bien en la limpieza y el ebanismo, amos -Respondio Posho, empleando un perfecto vocabulario - Esaus es el mejor elfo Chef de donde venimos, y tiene una habilidad mágica con la escoba. Sus pisos brillan que encandilan los ojos -Ambos elfos seguían con la rodilla en tierra de forma agradecida. -Levántense -Pidió Thomas - Obedecerán ordenes de todos los miembros de la familia Strange -Continuó el chico antes de apretar la mano de Frankie por si queria agregar alguna cosa - Ahora limpien todo esto, báñense en el estanque y vayan a... la tienda que esta montada cruzando el follaje. Con las indicaciones dada, Thomas agarro entre sus brazos a Frankie antes de empezar a correr de regreso a la tienda. Salto el estanque sin problema alguno, aterrizo sin tropiezos, y continuo corriendo con su hermana entre los brazos. La idea de tirarla al agua seguía paseándose por la mente del Clairmont, pero creía que no era el momento indicado. La venganza seria mas brutal, y no le convenía. Al llegar a los escombros de la ex cabaña, dejo a Frankie en el suelo. -Llegamos, son veinte mil galeones - Bromeó - ¿Apilamos lo que no sirve? Saco la varita dispuesto a trabajar de forma cómoda con la magia. @@Frankie Triviani
  4. Thomas rió en voz alta mientras miraba con deleite como Frankie jugaba con el malandra mientras le exigía que siguiera bebiendo a pesar de que el hombre sentía un miedo mortal. Aun así, obedeció las ordenes sin poner resistencia. Entrego su brazo y su sangre a la vampiresa, segundos después, para llenar un cuenco hasta el tope de pura sangre fresca. Thomas podía llenarse los pulmones con ese olor tan estimulante mientras su mirada se volvía ávida al ver como su hermana se alimentaba. Ya le había ordenado no tocar a los elfos, por lo que estaba esperando a que terminara. Nunca pensó que recibía un cuenco abundante para beber. -Gracias. Estas muy generosa hoy-Dijo sonriendo para bajar la tensión de su cuerpo mientras bebía con rapidez. Terminado la alimentación, Thomas arrastro el cuerpo del malandra para lanzarlo sobre el otro mientras invocaba unas llamas para quemarlos. El fuego se expandió sobre la ropa de los hombres formando una agradable fogata con olor a carne quemada. El pelinegro dio una vuelta alrededor del fuego para cuidar que no hubiera objetos inflamables que ayudaran a extender el incendio y provocasen algo fuera de control. -Si, quiero. Siempre me agradaron -Respondió a su hermana acercándose a la celda encantada. Tomo los barrotes e intento abrirlos, pero la magia siguió manteniendo el acero en su lugar - Hola, no tengan miedo... -Hablo con tono amistoso dirigiéndose a los elfos. Estos seguían acurrucados sin querer mirarlos - Soy Thomas y ella es mi hermana Frankie. Los sacaremos de aquí enseguida y podrán irse, si eso es lo que quieren. ¿Como se llaman? La respuesta de los elfos fue un murmuro de vocecitas agudas que no se entendía muy bien, hasta Thomas se sorprendió de no poder dilucidar ni una de las palabras. Su oído fino no estaba acostumbrado a no entender. Miró hacia Frankie confundido. Lo único que les faltaba es que hablaran en un idioma diferente. -No entiendo que dicen -Le dijo a su hermana con gesto frustrado. @@Frankie Triviani
  5. Thomas no dudo un segundo en seguir a su hermana tras el salto. La bruja se le había escapado por poco. Aunque de seguro tampoco iba admitir que no le había dado ventaja. Al aterrizar con comodidad del otro lado, siguió el aroma extraño que despedían los creadores de los sonidos. Un rastro pequeño de tabaco mezclado con orín lo forzaban arrugar la nariz. Acelero el paso hasta quedar al lado de Frankie poco antes de detenerse detrás de la vegetación que los ocultaba. Dos hombre de aspecto mugriento cantaban a viva voz, golpeando con un cucharon de acero los barrotes de una celda donde tenían elfos. Parecían pequeños de tan acurrucados que estaban uno sobre otro del lado opuesto de la jaula. En sus ojos de diferentes tonalidades de colores, se notaba el miedo que sentían. Thomas podía oler el temor y la desesperanza. Aquello le provoco mucha sed y la rabia empezó aflorar en su pecho. Los hombres continuaban cantando, golpeando los barrotes con una mano y con la otra tomando de una botella de vidrio negra. Ambos tenían los dientes podridos y sombreros de lanas, que cubrían sus cabellos, con años de mugre acumuladas. -¿Podrás con el de la derecha? -Preguntó a su hermana, sabiendo la respuesta de antemano. Frankie podía contra el mundo. Un humano no era obstáculo para ella -Limpialo primero -Agregó sonriendo con maldad - No vaya a ser que te caiga mal su sangre inmunda y deba arrastrarte a lo de tu "amado". El pelinegro salio del escondite a la velocidad que los hombres tardaron en pestañar. No se dieron cuenta de su presencia hasta que Thomas no arranco el cucharon de la mano de uno de ellos, y lo golpeo con fuerza en la cabeza. Sus colmillos estaban a la vista, pero aun así el hombre no tuvo la oportunidad de gritar. Lo tomó del cuello como un saco de patatas y hundió sus colmillos rompiéndole la yugular en el proceso. Ni un chorro de sangre escapo del cuello del malandra hasta que Thomas no acabo de beber toda la sangre fresca. -No sabia tan mal -Dijo sintiendo que la estimulación del cuerpo viajaba con rapidez por todo su sistema y empezaba a despertarle el hambre. Sentía mucha mas sed, y apenas podía quedarse quieto de la emoción -¿Quieres un tentempié? -Preguntó acercándose a la jaula donde los elfos no paraban de gritar de miedo. @@Frankie Triviani
  6. Thomas presto toda su atención a las palabras de Frankie. Sorprendido por el interés que desertaba en su interior la información sobre Baelfire. Por mas pequeña que fuera, quería saberla. Imito la postura de su hermana para sentarse sobre el césped tocando una de sus rodilla con la de ella. Vio la seriedad en su rostro mientras buscaba aconsejarlo de la mejor forma posible. -Gracias -Dijo sencillamente - Me estas ayudando. Hare lo que me recomiendas, hablare con Persy y seré honesto con mis sentimientos. Ella se merece saberlo y con Baelfire... -Dudó unos segundos - Creo que primero veré que tal es, puede que me este armando algo que no es real -Sonrió poniendo la mano sobre la rodilla de Frankie para apretarla y que le prestara toda la atención - Estamos mejorando, Frankie. Ya no estas en Noruega, no hay necesidad de huir. Aqui haremos nuestro hogar y podemos encontrar estabilidad. Puedes enamorarte sin problemas. En esos momento, pequeños murmuros empezaron a escucharse desde el otro lado del estanque. Thomas miro atento, esperando ver a la familia de Mooncalf que había bebido el agua, pero no apareció nadie. El agua seguía calma, con apenas ondas que provocaban los pescaditos que vivían bajo la superficie. El sonido eran como piedras chocando contra un metal formando una melodía acompañada por un murmuro agudo. -¿Escuchas eso? -Preguntó curioso mientras se ponía de pie, estirando la mano para ayudar a la bruja, aunque la quito a instante sabiendo que recibiría un golpe por caballeroso -Suena a una canción. ¿Los Mooncalf no es que cantan solo en las noches de luna llena? Era evidente que no eran esos animales lo que provocaban el sonido que se escuchaba apagado de a momentos para luego volver a sonar con fuerza. La curiosidad se iba incrementando en Thomas, apenas le afectaban las vibraciones del sonido que les llegaba por la brisa. Para seguir el sonido debían cruzar el estanque hasta mas allá de las piedras amontonadas que les prohibían la vista. Al evaluar las posibilidades de llegar hasta ahí. Quedaron dos opciones. -Podemos cruzar nadando, o saltando. ¿Crees que un salto con carrera nos alcanzara? ¿Te quieres mojar, Frankestein? -El pelinegro se acerco a su hermana con las manos estiradas de forma amenazante. Si la atrapaba, tal vez consiguiera hacer que nade - Tengo mas fuerza que tú -Aclaró intentando rodearla en un abrazo de oso. @@Frankie Triviani
  7. Thomas guardo silencio para no reírse a carcajadas, le parecía sumamente peculiar que Frankie no supiera que hacer con Oliver. Ella siempre era de las mujeres que solían resolver todo con una seguridad envidiable. Por lo menos, era lo que solía parecerle a él, que admiraba esa cualidad. Aunque entendió el punto de tenerlo vivo para obtener una especie de ancla donde pasar las tempestades del momento. Devolvió la sonrisa asintiendo compresivo - Lo mantendremos vivo entonces. Observo el poco éxito de su gemela al querer mantenerse seria en el tema del pelirrojo. A él también le resultaba estimulante su curiosidad, aunque no sabia de donde provenía. Apenas había conocido al hombre y ya estaba en un mar de dudas que le sacudían las bases de su vida. Repensó la respuesta que quería darle a Frankie, pero no pudo evitar reírse a carcajadas al cruzar los ojos con ella. -No lo se -Confesó al final negando con la cabeza- ¿Crees que se dejaría tocar por mi? Me dieron ganas de ver que tan débil puede ser. La idea era atrayente, y eso le traía aun mas dudas. ¿Donde quedaba Persy en toda la historia? Visualizar a la bruja le atrajo vergüenza y dejo de sonreír. No podía jugar con los sentimientos de su... amiga. Al cabo que aun lo eran, y no había pasado a mayores, pero no sabría explicar los sentimientos diferente que tenia para con ella. -¿Te hable de Pérsefone? Es una protegida de mamá, ella suele visitarme en la clínica, y solemos pasear juntos. Me gusta también. Es agradable, bonita... y muy divertida -Explico para que pudiera entender - Pero... no se. Aun no tuvimos posibilidades de nada... y ahora mismo que lo pienso -Le sonrió a su hermana otra vez - Tampoco se que hacer. @@Frankie Triviani
  8. Thomas se estaba divirtiendo, sentía el pecho ligero de la ansiedad que solía aquejarlo a cada minuto y darse cuenta de eso, provocaba que una extraña sensación de normalidad que desconocía. Sus ojos sonrieron como su boca cuando escucho la propuesta de su hermana, podía quedarse en aquel lugar por siempre. Tenia aire libre, a Frankie y libertad. Las tres cosas que solían esquivarlo. -No se si podremos encontrar un muggle por este barrio, no creo que los dejen pasar como así. Aunque creo que mas de un mago tiene en su casa uno para usarlo de liana -Razonó volviendo sus ojos a donde estaban los de ella. Se dejo acariciar el pelo unos minutos mientras Frankie hablaba y cambiaba de tema a uno mas personal - No esperaba encontrarlos nunca mas. Los deje de buscar, pero siempre soñaba con verlos -Respondió refiriéndose a sus padres - creo que ellos ya perdieron la posibilidad de criarnos para ser buenas personas, pero aun pueden enseñarnos cosas sobre la vida. Quiero a Zoella, ella se preocupo por mi desde Hogwarts -Thomas atrapó la mano de Frankie que estaba en su palo y le dio un beso en el centro de la palma, antes de ponérsela en su propio pecho debajo de la de él sobre su corazón - Ellos no son como tu y yo. Pero son nuestra familia. Al principio me sentí muy mal sabiendo que no nos habían buscado, pero luego... ¿Que mas da?-Sé encogió de hombros - Ya no necesitamos su cuidado, ahora podemos aprovechar sus conocimientos. Un Mooncalf de ojos grandes color celeste, hizo su aparición del otro lado del estanque. Tenia dos crías detrás de ella, a las que insto a beber el agua. El sonido que producía en su garganta, provocaba irritación en Thomas por la baja frecuencia que tenían algunas notas. Pero no se molesto en espantarlo. Observo a la pequeña familia, y se largo a reír de repente. Sin motivo mas que la felicidad del momento, y de que sus problemas parecían tan pequeños en aquel instante. -¿Te diste cuenta que estas casada, Frankie? -Preguntó sorprendido buscando su mirada de nuevo - ¿Lo amas? ¿O sera tu saco de sangre? -Thomas habia cambiado el tema, a uno que le complacía mas su curiosidad, pero no a su hermana - Bealfire huele riquísimo. Nunca me había pasado eso con un hombre -Confesó para compensarlo -¿Crees que eso me hace gay? @@Frankie Triviani
  9. La velocidad a la que iban corriendo los gemelos creaba una brisa de viento que movía sus cabellos con suavidad. Thomas reía sintiendo la libertad, la pequeña resistencia que ponía el aire en su contra, que le agradaba mas aun con cada movimiento para esquivar pinos, plantas altas o conjuntos de piedras puestas en horizontal uno sobre otras. Se detuvo a la señal de Frankie. Habían llegado a un claro donde predominaban las flores. La vegetación producía un olor perfumado que rodeaba todo el ambiente llevado por las ráfagas de aires. El Clairmont se acerco a observar lo que Frankie le señalaba. Efectivamente las pisadas eran de grandes pies planos. Se distrajo mirando la reproducción del baile por parte de su hermana, que hacían los animales en luna llena. Se río a carcajadas e imito el gesto con facilidad. Rodeándola a ella como si fuera el conjunto de rocas que podían ver detrás del lago. -Sabias que ese baile es para aparearse ¿no? -Preguntó con una sonrisa picara con la intensión de molestarla, antes de responder - Si, quiero comer. Hace mucho que solo me alimento de sobres que me provee la clínica. Los Mooncalfs no se que gusto tendrán, pero podemos rastrearlos si quieres. O buscar algo mas sustancioso -Señalo su propio cuello - ¿Quieres sangre de vampiro exclusivamente vegano, Frances Sinistra? Mientras esperaba la respuesta de su hermana, Thomas se sentó en el suelo en forma india, antes de acostarse de espaldas para mirar el cielo. La vegetación funcionaba como un colchón muy cómodo para su cuerpo. Pero Frankie se estaba tardando, así que se sentó y le abrazo las piernas para hacerle perder el equilibrio y que cayera al suelo de forma amortiguada. La soltó cuando estuvo a su lado. Esta vez, se recostó sobre sus codos para no perderse ninguna vista. @@Frankie Triviani
  10. -Yo también siento eso, Frankie. Las cosas van para mejor -Secundó el deseo de su hermana, recibiendo otro cálido abrazo que termino demasiado pronto. Un hombre alto se acercaba a ellos. Thomas lo estudio con detenimiento recorriendo con los ojos cada centímetro de su piel. Su postura desinteresada, cómoda en su andar. Con la confianza de alguien que sabe que caerá bien porque ese es su rasgo principal. Podía sentir los latidos del corazón del hombre en sus oídos retumbando sin prisa. La sangre que entrelazaba las hebras de sus músculos finos, firmes y perfectamente distribuidos. Lo ultimo que advirtió fueron sus ojos dorados que lograban opacar al sol. Tenia el cabello del color necesario para nunca pasar desapercibido. El Clairmont no supo responder el saludo. Se sentía un poco acomplejado. Si fuera humano, se notarían sus mejillas coloradas, pero como no lo era no ocurrió nada en su piel. Entre abrió los labios para presentarse, pero no tuvo que decir nada. Frankie lo presentó, así que solo tuvo que hacer una mueca afirmando su nombre. Con sumo cuidado estiro la mano para hacer contacto con la de Baelfire en un apretón firme. La piel del mago estaba tibia. Thomas corto el apretón de inmediato. -Un gusto -Dijo en voz tan baja que apenas se escucho con la salida de Oliver a recibir a Baelfire como grandes amigos. Su mente viajo al colegio francés donde había cursado un mes de clases. Lo suficiente para aprender las letras del abecedario. Fue ahí cuando solía ver grupos de personas amistosas reencontrándose y planeando acontecimientos para esa misma tarde. No le desagrado la imagen, eso mismo, era un signo de normalidad en su presente. Se limito a sonreír a Oliver aceptando el Farikal que no comería. Pero simularía en la mesa que estaba rico sin tocarlo. Desde ahí podía oler la olla con la col encerrando los pedazos de carne. Intercambio una mirada con Frankie intentando que no se preocupara por su cena, antes de seguir a Oliver que los dejo pasar al interior de esa carpa que parecía pequeña desde afuera. El interior era grande y cómodo. -Farikal suena a una comida... ¿India? -Preguntó a Baelfire al quedarse a solas en la sala. Oliver se había demorado con Frankie. Les daría unos momentos - Hueles rico -Le dijo el cumplido con voz calmada. Estaba sorprendido del auto control que estaba logrando desde temprano - Oh no te vayas. En seguida vuelvo, Baelfire -Agregó al ver la señal de Frankie. Corrió hasta ella, tomando su mano en el camino, pero sin bajar el ritmo de su marcha. De reojo había visto a una mujer de cabellos rojos. Luego tendría tiempo de saber quien era. @@Frankie Triviani @@Arlet Malfoy @@Oliver Gaunt @@Maekar Baelfire Peverell
  11. Ficha de Inscripción Nick: Thomas Clairmont ID: 121521 Conocimiento: encantamientos Link a la Bóveda: http://www.harrylatino.org/topic/112570-boveda-de-thomas-clairmont/ Link a la Ficha: http://www.harrylatino.org/topic/112542-ficha-de-thomas-clairmont/
  12. Thomas se volteó para marcharse. Sentía que su cerebro era un chicle relleno con demasiado jugo que podría explotar de un momento a otro. Pero la voz de Frankie perforo aquellas capaz de confusión en cuanto pidió que no la dejara. El contacto de sus manos sobre el brazo del pelinegro lo hizo reaccionar quedándose muy quieto. Oliver los había dejado solos, aunque podía verlo escuchado extendiendo una invitación a quedarse a comer. ¿Sabría que su dieta era estrictamente basado en frutos secos y sangre...? Mucha sangre. Él era humano. Peligro. Las palabras de Frankie lo distrajeron, así como su postura delante de él para no dejarlo avanzar. -¿Entonces no me perdí nada? -Preguntó esperanzado. Se dejo convencer muy rápido, porque su hermana sonreía. Nada podría estar mal si ella ponía esa sonrisa en su rostro. Las palabras de la bruja llenaban el vacío que se había formado en el pecho de Thomas. Él cerro los ojos al sentir la caricia en su mejilla. Era hora de decir algo. Le urgía hacerlo. Volvió a levantar sus parpados, solo para mirarla - Es lo que yo mas quiero en el mundo. Que podamos estar juntos como una familia normal. Mi tutora... bueno... -Thomas bajo la mirada un segundo - Mamá esta de acuerdo en que podamos unir lazos. Siguio la mirada de ella para recorrer el denso follaje de los arboles, la tranquila vibración del agua con sus tantos peces nadando debajo de la superficie. Pudo notar que aquel lugar era un nuevo comienzo para ellos. Tal como decía Frankie, aquel sacrificio de pequeñas cosas durante toda sus vidas, los habían llevado a ese lugar. Para volver a empezar. Rodeo a su hermana con los brazos, aceptando todo lo que escuchaba. No iba a dejarla. No podía. Era su único vinculo con la vida que siempre soñaba en sus largas terapias en la clínica. -No me iré -Sonrió contra el pelo rubio - Me agrada Oliver, apenas se asusto al verme. Pude sentir que estaba tensionado -La soltó para poder mirarla - Los escuchare hablar sobre dragones, me gustaría aprender de ustedes. @@Frankie Triviani @@Oliver Gaunt
  13. Donde esta mi regalo? ID: 121521 Nick: Thomas Clairmont Link a la Bóveda Trastero: estrenando al fin Link a la Bóveda de la cual se hará el descuento: galeones Fecha: 2020-05-03 Objeto: Varita magica de broma Puntos por unidad: 10 P. Precio: 500 G. Precio Total: 500 G Total de puntos: 10 P
  14. Thomas volvió la vista a su gemela, no quito la sonrisa de la cara en ningún momento. Cada segundo al lado de Frankie, valía mucho mas que el oro para él. Luego en la clínica, durante las horas eternas hasta que llegara el amanecer, tendría tiempo de rememorar cada segundo del día hasta que se gastara como lo hacen los recuerdos. Volviéndose indefinidos e imprecisos, pero Thomas jamas olvidaría un hilo de memoria donde estuviera Frankie. Abrió los ojos sorprendido borrando la sonrisa, al saber el nombre del castaño y la respuesta de porque sentía el olor de ella sobre él. -No sabia que te habías casado -Acoto sin saber como tomarse la noticia. Era inesperada. Frankie no parecía de las mujeres que se casaban - No asistí a tu boda -Aquella afirmación le rompió el corazón. Por estar encerrado en una clínica de locos y ser débil de voluntad, se había perdido un paso significativo en la vida de su gemela. La desolación empezó a notarse en sus ojos - ¿Me perdonas? No... no se que decir. Las cosas no estaban saliendo como Thomas esperaba de un día compartido con su hermana. Las historias de dragones que solía leer, ya no parecían interesantes para contarle. Ahora ella estaba en una investigación sobre ellos, y el pelinegro solo podía pensar en lo poco que podía aportarle ahora en su vida. Se sintió insignificante al lado de ellos. Los celos, no estaban apareciendo como siempre le dio miedo sentirse ante una noticia de ese calibre. No perder el control en ese momento, lo hizo sentir apenas un poco mejor. -No quise interrumpirlos -Dijo digiriéndose a los dos - Es un gusto saber tu nombre, Oliver. Tienen un sitio precioso aquí -Miro hacia el lago, unos metros mas allá - Debería irme. No tengo nada que hacer aquí. Los estoy interrumpiendo -Miró a su hermana una vez mas y volvió a rodearla con los brazos fuerte -Lamento mucho haberme perdido la boda. Los días en la clínica me hacen perderme en el tiempo -Beso su mejilla en señal de despedida - Te buscare en mi próxima salida. @@Frankie Triviani @@Oliver Gaunt

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.