Jump to content

Arlet Malfoy

Magos
  • Contenido

    40
  • Ingreso

  • Última visita

3 Seguidores

Profile Information

  • Género
    Male
  • Casa de Hogwarts
    Slytherin

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    1
  • Rango Social
    Unicornios de Bronce
  • Galeones
    600
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Neutral
  • Trabajo
    Vendedora Ambulante.
  • Escalafón laboral
    T1
  • Raza
    Banshee
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    20
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    10 a 200
  • Conocimientos
    Idiomas
  • Medallas
    2000

Campos para Gringotts

  • Escalafón último mes cerrado
    T1
  • Posteos acumulados último mes cerrado CMI
    1
  • Posteos en subforo CMI
    1

Arlet Malfoy's Achievements

Newbie

Newbie (1/14)

40

Reputación comunidad

  1. La bruja escuchó atenta a su profesor quien les relata el lugar donde este se escondería y parte del porqué de ello. Su apariencia cambio frente a los ojos de ella y con asombro en su rostro aplaudió suavemente. Para Arlet aún era nuevo tantas muestras de magia a sus ojos, siendo ella una nómada criada a solas entre muggles en su mayoría. El suelo vibró junto a los vitoreos que llegaron del estadio, la mujer alzó su cámara y fotografió las luces centelleantes que se observaban desde donde ellos estaban. Siguió muy de cerca los pasos de Eobard, igualando la velocidad para quedarse caminando a su costado. Siguió fotografiando cada cosa que le llamara la atención, para agitar de las imágenes y guardarlas en el bolsillo especial de su mochila, donde miles de fotografías habían sido colocadas en momentos pasados. La tienda que frente a sus ojos estaba era notablemente más amplia que las demás y por ello dedujo que era el comedor del cual debían visitar. Se quedó absorta en sus pensamientos algunos segundos, para fotografiar el lugar y correr tras el profesor que la había dejado un par de metros atrás. Ingresaron a la zona de alimentos, donde un sin fin de platos se mostraba para la libre elección de cada quien. Por su parte, caminaron a las cocinas donde todo aquello era preparado. Un baúl apareció situado a unos pasos de ellos, se sacudía como queriendo liberarse. Le recordó al baúl donde guardaban las pelotas de quidditch y sonrió pensando que posiblemente sea eso. La bruja tembló cuando la indicación llegó a ella, ¿Un Boggart dentro de un baúl a la luz de los ojos mágicos? Negó en lo que sus ojos de cerraban y recordaba su profundo miedo a los payasos, no eso no podía ser usado en su contra. ¿cómo podía ridiculizar a dichos especímenes horripilantes. La mano del profesor abrió el baúl más rápido de lo que ella esperó y gritó profundamente al observar el payaso materializarse frente a ella, con esa expresión espeluznante y esas manos inmensas que querían ir a por ella. Comenzó a hiperventilar, desesperada buscando su varita entre su ropa, sin recordar que la mantenía en los bolsillos de su mono y ya había tocado de ella sin percatarse. Le dolió el pecho profundamente hasta que recordó el hechizo que había leído en los libros de la biblioteca - Riddikulus - pronunció a duras penas, sacando la varita con torpeza para apuntar al payaso. Se convirtió en un diminuto juguete que se movía, Medici se acercó y con sus zapatos le aplastó fuertemente para alejarse entre temblores y tiritajes que su mandíbula daba. Respiró con dolor en lo que intentaba recomponerse, esperaba que aquello no fuera a suceder siempre en clases porque se vería obligada a regresar al mundo muggle. - ¿Por qué todo tiene que ver con el miedo? - espetó a los segundos, afligida.
  2. La Medici se encontraba tumbada con la cabeza colgando de su cama en la casa Strange, escuchaba música en sus auriculares en lo que esperaba se le ocurriera algo que hacer. Aún no encontraba la hora de volver a clases, tras los sucesos del Día de la Ira y su accidente dentro de las mazmorras Slythering, decidió acudir al hogar que compartía con Oliver y su esposa. Cantaba por lo bajo hasta que algo cayó en su abdomen. Se levantó con curiosidad para observar una carta, extrajo el pergamino para leer suavemente lo que instruía indicaba que en el interior del sobre habría un traslador. Las clases de Magia Avanzada comenzaron ese mismo día. Se levantó con emoción y fue a tomar su pequeño bolso con lo necesario dentro, amarró su larga melena roja en una coleta de caballo y se colocó la varita anclada en ella. Colocó sus lentes de sol en su rostro para abrir el sobre y observar su interior. Una sonrisa se formó al visualizar una pequeña rama que tomó entre sus dedos para sentir un extraño tirón en las tripas en lo que veía cómo todo se borraba en un vértigo enorme. La silueta de un amplio monte se mostró frente a sus ojos, junto a una bruja y lo que se presentó como su profesor. La Medici observó el amplio cielo y visualizó hacia el acantilado, encontrándose con las calles de Ottery St. Catchpole. Una pequeña exclamación de sorpresa se escapó de sus labios en lo que volvía a girarse a observar al profesor. Escuchó al año que viajaban y un pequeño salto de emoción fue dado de forma inconsciente. Sonrojada, asintió al ver que le tocaba cruzar el portal invocado por el profesor de esa ocasión. Alegre, extrajo una cámara muggle de su bolso y fotografió la escultura frente a sus ojos, giró a fotografiar el mar de carpas y silbó fascinada. - Yo me escondería bajo una cama o dentro de algún baño o quizás un cofre - contestó, en lo que seguía fotografiando a las diferentes personas que pasaban a sus alrededores. Observó las fotografías que su cámara polaroid revelaba luego de agitarlas un poco. Satisfecha, las guardó nuevamente en su mochila y colgó la cámara en su cuello mientras guardaba ambas manos en sus bolsillos - ¿Donde se escondería usted Profesor? - interrogó con suavidad inclinando suavemente la cabeza.
  3. Hola, quisiera pedir edición de mi ficha. Agradecida profundamente a quien lo haga <3 Los datos del personaje. Está así: Quiero modificarlo así: La parte de los poderes mágicos. Está así: Quiero modificarlo así: La parte de perfil del personaje. Está así: Quiero modificarlo así: La parte de pertenencias. Está así: La quiero modificar así La parte de licencias, tasas y registros. Está así: La quiero modificar así: La parte de Otros Datos. Está así: La quiero modificar así: La zona de links de intereces Está así: La quiero modificar así:
  4. Nick: Arlet Malfoy. Clase/s: Magia Avanzada. Comentarios: Arriba el Chocolate
  5. El Neerlandés desvió la mirada de los azulados ojos de Arlet, que prosiguió a terminar de engullir lo que en su plato quedaba. Dejó los utensilios vacíos en el lugar y sonrió con suavidad ante la insinuación del Gaunt, en silencio terminó de beber lo que en su botella quedaba, de un solo trago para colocarse de pie frente a las atentas miradas de ambos magos. - Espero compartir la habitación con Bael, no me molesta incluso compartir cama - confesó, inclinando a penas su cuerpo hacia el pelirrojo, tomando el plato vacío a su costado. Observo las mejillas coloradas del mago junto al suave temblor de sus manos. Una amplia sonrisa apareció en el pálido rostro de la bruja que escuchó las ultimas palabras soltadas por el mago. Se levantó, y a su vez tomó el plato vació del Gaunt - Así como lo subo, puedo encargarme de bajarlo - contestó al pelirrojo, lanzandole un atrevido beso para dirigir sus pasos a la cocina, junto a las cosas sucias. Realizó una floritura de su varita para que las cosas comenzaran a lavarse solas. Se atrevió a ir a la nevera y extraer otro trío de cervezas para llevarlas a la mesa. - ¿Haremos alguna reconstrucción hoy? o ¿podemos dedicarnos a beber? - interrogó la bruja, sentándose nuevamente donde minutos antes estaba para cortar otro trozo de queso. Se preguntó donde estaría Frances junto al otro mago que le generaba cierta curiosidad conocer. Por otro lado, su mirada cada tanto paseaba por el rostro de Maekar, con curiosidad y cierta atracción. Destapó su cerveza y lanzó una cómplice mirada a Oliver, quien sabía había notado el interés por el neerlandés. @@Oliver Gaunt @@Maekar Baelfire Peverell
  6. Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. La mañana del Día de la Ira. La Malfoy había logrado escabullirse a pleno amanecer de su habitación, la mujer temprano entrenaba para mantener su físico en optimas condiciones. Había revisado su reloj de muñeca cuando sintió como poco a poco los alumnos comenzaban a pulular por los alrededores del castillo y ella decidió que era hora de regresar al ala de Slytering y pegarse un baño. Habían pasado un par de minutos en los que ella peinaba de su cabello mojado cuando un pitido retumbó en sus oídos, ignoró aquello pero percibió la inquietud de todos a su alrededor. Se levantó y camino a la sala común de Sly, cuando un estruendo llegó a sus oídos junto a una sacudida, algo había explotado sobre ella y los pocos compañeros que habitaban en ese momento el lugar. Observó en cámara lenta todo caer y los cuerpo correr, no supo como actuar y solo intentó huir cuando algo cayó sobre su cuerpo, dejándola inconsciente. No pasó mucho tiempo cuando escuchó una voz llamando a alguien a gritos, quiso moverse pero un peso sobre ella le impidió movimiento alguno - AYUDA - gritó, intentando con todas sus fuerzas empujar el trozo de techo sobre ella - AYÚDENME - gritó, intentando llamar la atención de aquella voz. @
  7. El conocimiento que escojo es el de Idiomas. Gracias c:
  8. La Malfoy sintió el tacto suave del mago en sus manos, un tacto que sintió reconfortante, como cada expresión de apoyo que el Gaunt le había regalado desde que se conocieron. Masticó con lentitud el rollo que había introducido en su boca mientras escuchaba al mago, quien como siempre, se ofrecía como muralla para sostener a la bruja, con quien tenía un lazo fraternal de años. La mujer respondió a la caricia en su mano, apretándole con suavidad mientras pasaba la comida con un trago de vino. Dejó la copa a un costado y se lo pensó ¿Estaría realmente viviendo la vida como quiere? La bruja sentía que algo le faltaba, siempre había estado ese sentimiento ahí desde que despertó en aquella desolada habitación de hospital, pensó que había querido cubrir la necesidad de afecto con actos que podían ser considerados pecaminosos por los más religiosos, pero ella solo quería sentir algo, y el placer lograba cubrir el vació que en su interior sentía, pero al final del día seguía ahí, incluso se volvía más grande con el correr del tiempo. -Ya veremos que pasa luego de que culmine mi curso en Hogwarts. No asistí a Magia Avanzada, para esperar a Leopold y no cursarlo sola - agregó, haciendo una suave mueca - En los próximos días quizás vaya a los terrenos, realmente dormir en un cartón me tiene la espalda molida. Logré conseguir techo en un negocio, y he trabajado de limpia platos, pero ya necesito una cama. Me iré a Hogwarts para el próximo curso y luego regreso - explicó, mientras estiraba su mano y tomaba un trozo de lechuga del taco de Oliver. - ¿Recuerdas a Zoella Triviani, la tutora calva? Me ofreció trabajo de Vendedora ambulante en Hogwarts. Consiste en la venta ilícita de dulces y otras cosas que ella me da, incluso me he expandido a Diagón. Es algo peligroso, pero cuento con su protección a toda hora. ¿Ves este anillo? - alzó la mano, enseñando una sortija de oro blanco resplandeciente - Tiene un aro de protección, cuando voy a vender algo mi rostro se distorsiona frente a los ojos del comprador. Me hace irreconocible ante cualquiera - explicó, observando suavemente su mano. - ¿Tu sigues jugando con Dragones? - preguntó, retomando poco a poco ese típico humor de ella. @@Oliver Gaunt
  9. La semiveela tomó un sorbo de su cerveza para refrescar su cuerpo mientras escuchaba las palabras del par de magos que la acompañaban. Dejó la botella a un costado de su plato y tomó otra porción de lo que este contenía, degustando la divinidad gastronómica noruega. Observó al Gaunt alejarse por un cuchillo y los halagos a su queso llegaron. Masticó y trago lo que en su boca estaba y dispuso a contestar - Llegué hace poco de Holanda, si. Estaba en una granja cerca de Ámsterdam, fui en busca de paz y terminé aprendiendo del arte del Queso - expresó, riendo por lo bajo mientras tomaba las barritas de queso que Oliver le tendía - Soy de Israel, pero desde pequeña viajé por el mundo con mis padres - agregó, para introducir un trozo de queso y masticarlo con calma. Escuchó las preguntas sobre Medusa y sonrió - ​Se llama Medusa, la rescaté en un viaje a África hace dos años. A penas era una bebé saliendo del huevo. Sus hermanas habían muerto y no había rastro alguno de su madre y decidí quedármela. Tengo cierta adoración por todos los animales exóticos, en especial los reptiles. Ella es una pitón real, y no crece más de los 2 metros y viven 30 años en cautiverio - explicó, observando a la pequeña cabeza que sobresalía del bolsillo de su mochila, sacando la lengua cada tanto. - La clase fue peculiar, y por hechizos groseros habla de que si no quité tu ropa con mi varita o magia gitana. Incluso aprendí a subir la lívido con solo un par de miradas - confesó, empujando al Noruego por el hombro. Sus mejillas se sonrojaron con suavidad y llevó sus azulados ojos Maekar. Suavizo la mirada y entreabrió los labios, respiró con suavidad y empezó a hacer uso del poder que su raza le confería. La suavidad con la que su voz salió lograría encantar al pelirrojo con quien estaba compartiendo miradas - ¿Puedo usar estos hechizos groseros en ti? - interrogó inocente, esperando que la magia hiciera de las suyas. @@Oliver Gaunt @@Maekar Baelfire Peverell
  10. La Malfoy escuchó la presentación de la mujer y soltó una sutil risa, seguía anclada al cuerpo del Gaunt cuando otra presencia hizo aparición en el frente de la tienda de campaña. - Espero lo mismo. Oli me ha hablado de ti y suenas como alguien agradable - vociferó, fingiendo un todo de alegría. regaló un asentimiento de cabeza al mago desconocido y pasó tras las indicaciones de su amigo y se encontró con la presencia del pelirrojo compañero de introducción a la magia, ese con el que el mago Triviani les había confundido como su hermano. - Un placer, Fire ¿No te molesta que te diga así? Tu cabello como el mio me recuerda al fuego puro. Y claro que te recuerdo, la profesora calva te reprimió por irte sin avisar - comentó, entre risas mientras quitaba la mochila de su espalda y se sentaba en la silla que el Gaunt había abierto para ella. Tomó la coleta que descansaba en su muñeca e hizo de su cabello una cebolla algo prominente para recogerla y que no se interpusiera en su amada tarea, que era engullir alimento como si no hubiera un mañana. Observó las acciones del mago, sirviendole una porción de la comida en su plato y recordó lo que traía en su mochila. Se levantó y caminó hasta ella, mientras Medusa se desenrollaba de su brazo y pasaba a acomodarse en uno de los bolsillos de la mochila, dejando su cabeza a la vista. La bruja sacó de su mochila con hechizo expansor la jaula de mediano tamaño junto a un par de ratones para alimentarla. Escuchó a Maekar ofrecerle una cerveza y se giró - Si, por favor - regresó a su mochila y extrajo los cuatro tipos de queso de rueda Holandés que ella misma había fabricado. Con algo de dificultad los dejó en la mesa y nuevamente se sentó. - Traje estos quesos, Oli. Son los que yo misma fabriqué en Holanda - menciono, tomando su cubierto para probar el cordero que descansaba en su plato - Concuerdo con Fire, está divino - agregó, bebiendo de su cerveza - ¿De donde eres, Fire? Pareces extranjero, como la mayoría de todos por acá - mencionó, buscando conocer más al mago. @@Maekar Baelfire Peverell @@Oliver Gaunt
  11. Lentes oscuros, blusa corta justo bajo el disimulado busto de color turquesa, junto a unos ajustados jeans que realzaban las amplias caderas de la Malfoy. Su vestimenta de ese día cumplían un objetivo claro, crear dudas en la mente de Frances y así lograr, quizás, que desconfiara de ella, cosa que la mujer planeaba con gran esmero. Aunque se alegraba por el Gaunt de estar enamorado, las cosas no le daban mucha seguridad, debía conocer a la mujer que se encontraba rondando sobre su amigo, antes de siquiera aceptarla. Su entaconado calzado sonaba con cada firme paso que daba en los suelos de Ottery, en su mano relucía la dirección escrita por Oliver y a su espalda llevaba su mochila viajera. En su cuello el pequeño relicario en forma de corazón donde la foto de ella y sus padres descansaba y justo enrollada casi cerca del hombro, como un brazalete, se encontraba Medusa, la pequeña pitón de mascota. Detuvo sus pasos, frente al castillo Medici y lo meditó ¿Debía cambiar su rumbo y reencontrarse con su familia? Alejó sus pensamientos y siguió caminando, hasta encontrarse frente a los terrenos Strange. Observó el inmenso lago donde podría nadar y analizó la carpa, donde dos cuerpos se encontraban fuera. Entre ellos identificó la figura de Oliver. Sonrió con suavidad, sabiendo que aquella que estaba a su lado era Frances. Y mientras comenzaba a contornear sus caderas al caminar, un chiflido salió de sus labios, llamando la atención de ambos - Llegué - gritó, para rodear con ambos brazos el fornido cuerpo del Gaunt. No despegó su cuerpo de él pero se giró a la bruja - Tu debes ser Frances - estiró la mano, con amabilidad, para estrecharla con la bruja mientras una suave sonrisa aparecía en su rostro - Arlet Malfoy - se presentó. Si, estaba actuando, pero Oliver no sospecharía de aquello, aunque quizás la Triviani si. Pero poco le importaba.
  12. La pelirroja tomó de su copa de vino, con lentitud mientras repasaba las palabras del Gaunt. Enamorarse, la bruja era una romántica empedernida y aunque aquello le causaba alegría por su amigo, le daban celos, celos de no ser ella quien le estuviera contando a su amigo de que se enamoró. La Malfoy llevaba años buscando el amor, a pesar de que siempre terminaba compartiendo sus noches con chicos diferentes, intentaba encontrar bajo los brazos de alguno ese cariño que falta. Por otra parte, pensó en su familia, en como había visto en las fotos lo feliz y amada que era por sus padres. Una lagrima traviesa se escapó de su ojo y con rapidez la secó. El castaño quedó en silencio, observándola y Arlet supo que había visto el pequeño cristal escurrirse por su mejilla antes de ser limpiada. Suspiró con suavidad y tomó un rol california, masticando con lentitud, observando callada su plato. - Claro que puedo entenderte, aunque realmente me siento algo enojada - expresó, segundos después de tragar - Y tranquilo, mi enojo no es hacia ti, o a Frances, es a la vida en general. Observo que tu estas haciendo tu vida, Leopold igual, incluso Levi. Y yo sigo aquí, estancada, justo como el día que desperté en la cama del hospital - objetó lentamente, sintiendo su voz temblar con lentitud. Tragó en seco, y relamió sus labios dejando los palillos a un lado - Aún no iré por mi familia, no estoy lista para ello. Por lo pronto me gustaría instalarme en la Strange como ofreciste, terminar mis clases en Hogwarts y ya luego veré que hago. Yo realmente no quiero vivir en soledad, suficiente con que mis padres no estén - agregó, encogiendo sus hombros con suavidad. La bruja se estaba mostrando vulnerable ante los ojos del mago, quien solo en contadas ocasiones la había visto de tal forma. Respiró un par de veces y siguió comiendo, en silencio - ¿Cuando me la vas a presentar? - interrogó, luego de un suave silencio que la tranquilizó. @@Oliver Gaunt
  13. El instinto maternal y protector de la bruja se hacía presente, cambió totalmente su postura frente al Gaunt y su rostro se ensombreció un poco. La Médici suele ser bastante dominante en cuanto a sus amigos y los cela constantemente de las parejas que ellos tienen en sus momentos. Ama fuertemente a sus amigos, quienes considera sus hermanos del mundo se permite pensar siquiera en perderles. Tomó nuevamente la copa de cristal y tomo un lento sorbo. Escuchó lo que le tenía que decir el mago y medito sus siguientes palabras - ¿Si quiera la conoces bien ya? ¿La amas? ¿Pretender divorciarte o mantener el matrimonio por alguna razón? Eso de "Casarse borrachos" no me lo creo del todo. Estuve bastante tiempo ausente... - soltó, siendo interrumpida por el elfo que traía los tacos de Oliver, junto a la sopa y el sushi de Arlet. Comenzó por la sopa, tomando los palillos con perfecta precisión y bebiendo del liquido con la cucharilla especial. Cerró sus ojos, oliendo el vapor que la sopa soltaba, sintiendo a sus papilas gustativa comenzar a trabajar. Con gran delicadeza comenzó a comer del Ramen, manteniéndose callada, a esperas de una contestación. - Escribí una carta a mi tía, Lucrezia Di Médici, actual matriarca de la familia. No me he atrevido a ir a verle, aun me da pánico descubrir algo que no deseo saber, por más que no sepa de donde nace ese sentimiento, me da miedo - agregó, tomando los fideos con los palillos, dejándolos a medio camino y quedándose algo pensativa. Su familia era un tema del que poco hablaba, por lo mismo de que aún, luego de tantos años del accidente, no recordaba nada. Su animo se mantuvo así por un rato, decaído, serio, pero decidió dejarlo de lado. Retomó la postura despreocupada del principio y alzó la mirada al Gaunt, regalandole una suave sonrisa, terminando de comer su Ramen. - ¿Por qué hasta ahora me cuentas de Ella?- interrogó, dejando el plato vació a un lado, para tomar los roles california. @@Oliver Gaunt
  14. @@Zoella Triviani @ Los menciono a los dos ya que mi tutora desapareció ¿Donde puedo hacer mi examen de aparición? Leí en el subforo del viejo ministerio que se hacía pero estuve buscando y ahora no sale nada.... ¿Puedo rolear que ya tengo la licencia o debo tomar alguna clase de examen?
  15. La Malfoy no pasó desapercibido el que Oliver ignorara sus insinuaciones, sin embargo, cuando se acercó y llevó su tacto a las piernas de ella, ayudándola a secar el rastro del vino, la respiración de la mujer se ralentizó. El suave tacto del hombre la hizo tener memorias del pasado, pero todo aquello se vio opacado al percatarse del estado de su vestido. - Encontré una caja de mi madre en mi vieja casa, logré encontrar la dirección dentro de su agenda. Esa que te dije no me atrevía a abrir. Ahí habían muchas cosas que vendí, pero logre dar con mi partida de nacimiento. Soy una Di Médici, familia que vive aquí en Londres - agregó, observando algo sonrojada al Gaunt a los ojos. - Demonios - pronunció bajando la vista, observando de reojo al mago regresar a su puesto. El elfo ya había limpiado en silencio y a regañadientes la mesa mientras el par de magos intercambió un par de miradas - Pide la otra botella, yo la pago. Creo que sacar esta mancha costará - soltó la pelirroja, sentándose nuevamente, dejando una nueva servilleta de tela sobre sus piernas cruzadas. Asintió al relato del hombre referente a su actual trabajo. Sus ultimas palabras la dejaron muda, ¿Esposa? La Malfoy sintió cierto pesar, creía que ahora podría ser su oportunidad con el hombre. Relamió sus labios y tomó la botella donde quedaba algo de vino que vertió en su copa y bebió de dos sorbos - No, no me habías contado de ella. ¿Cuando te casaste? - interrogó, colocando una mano lentamente en su pecho, calmando o intentando calmar los acelerados latidos de su corazón. @@Oliver Gaunt

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.