Jump to content

Darla Potter Black

Club de las Eminencias Premium
  • Contenido

    11.358
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    23

Darla Potter Black ganó por última vez el día 23 Mayo

¡Darla Potter Black tenía el contenido más querido!

Acerca de Darla Potter Black

  • Cumpleaños 29 Marzo

Títulos

  • Seba te amare por siempre y para siempre

Contact Methods

  • MSN
    cuál de todos? :/
  • Website URL
    http://www.fotolog.com/sandrave
  • Yahoo
    el personal o el profesional? :/
  • Skype
    bien, gracias :)

Profile Information

  • Location
    siempre en las nubes... sólo tú me salvas de mi propia soledad...
  • Interests
    Disfrutar del juego... o acaso tú no sabes jugar?

    Pero principalmente, mi mayor interés, eres tú, mi bichi
  • Casa de Hogwarts
    Ravenclaw

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    60
  • Rango Social
    Supremo Consejo de Circe
  • Rango en el Bando
    Demon Hunter
  • Galeones
    378105
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Orden del Fénix
  • Libros de Hechizos
    Libro de Hermes Trimegisto (N.35)
  • Familia
    Potter Black
  • Trabajo
    Directora Departamento de Seguridad del Ministeri
  • Escalafón laboral
    T2
  • Raza
    Vampira
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    5910
  • Puntos de Poder en Criaturas
    5400
  • Puntos en Mazmorras
    11
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    Más de 3000
  • Rango de Criaturas
    Más de 3000
  • Conocimientos
    Defensa Contra las Artes Oscura
    Artes Oscuras
    Conocimiento en Maldiciones
    Runas Antiguas
    Encantamientos
    Primeros auxilios
    Maestría en Escobas
    Pociones
    Transformaciones
    Leyes Mágicas
    Historia de la Magia
    Cuidado de Criaturas Mágicas
    Estudios Muggles
    Aritmancia
    Meteorología
    Control de Energía Interna
    Control de Energía Psíquica
    Conocimiento de las Sombras
    Poder Destructivo
    Idiomas
    Herbología
    Astronomía
  • Habilidades Mágicas
    Oclumancia
    Metamorfomagia
    Hablantes de Parsel
    Magia Elemental Oscura
    Nigromancia
  • Medallas
    124000

Campos para Gringotts

  • Escalafón último mes cerrado
    T2
  • Posteos acumulados último mes cerrado CMI
    144
  • Posteos último mes cerrado CMI
    11
  • Posteos en subforo CMI
    144

Visitantes recientes al perfil

35.904 visitas al perfil

Darla Potter Black's Achievements

Rising Star

Rising Star (9/14)

  • Reacting Well Rare
  • Dedicated Rare
  • Conversation Starter Rare
  • Very Popular Rare
  • Week One Done Rare

Recent Badges

4,5k

Reputación comunidad

  1. Había apenas ingresado al edificio de la embajada, dedicándose por unos segundos a apreciar los cuadros desde los cuales saludaban personajes de los más variados cuando una voz apenas familiar se dirigió hacia ella. El término era obvio, Darla reconoció de inmediato a la embajadora francesa y hermana de su difunto prometido. Un pequeño fruncimiento en el alma fue inmediatamente ocultado por la vampiresa haciendo gala de sus habilidades mágicas. Había algo que su sobrina había dejado claro hacía mucho tiempo y ella había veces que le costaba aceptar: aunque ella y Seba no hubieran concretado su matrimonio y aunque los últimos meses habían estado separados, para Ariane y sus hijas ella siempre sería la viuda del Granger. Cosa que la pelirroja valoraba enormemente dado el amor que había tenido por la maravillosa persona con la que había compartido casi ocho años de su vida. Darla correspondió al doble beso francés con una sonrisa delicada en sus labios e hizo una leve inclinación respetuosa ante la joven embajadora. —Mi apreciada Ada, ha sido para mí un honor recibir tu invitación, no me lo hubiera perdido por nada del mundo —su sonrisa se amplió y observó con curiosidad a un espectro cuyas finas facciones le resultaban ligeramente familiar, por supuesto, una réplica de un cuadro del monarca en una colección de biografías sobre los reyes franceses que la Potter Black tenía en su biblioteca personal. Darla sonrió divertida e hizo un gesto de agradecimiento al monarca por su galantería y luego a su cuñada de agradecimiento por liberarla del fantasma. —Gracias Ada —dijo mientras acomodaba un rizo imaginariamente fuera de lugar —así lo haré —agregó la bruja tras que la ministra francesa indicara a uno de los meseros la guiara hacia el salón de los espejos donde Sagitas y Jack estaban ya, bueno, era hora de trabajar un poco, pensó la Potter Black mientras caminaba delicadamente tras su guía. Apenas ingresar y tras que el camarero le indicara su lugar, la pelirroja se dedicó a estudiar aquella réplica del palacio en París. Aunque solo la observó de reojo notó el gesto de Sagitas al verla pero evitó lanzar una risita divertida, sí, parte de sus labores eran vigilarla pero también pensaba tomarse un tiempo para disfrutar el momento para sí, claro que no estaba en su ambiente, eso de la política era más para los hombres como el que la había contratado, Sean Linmer, no para ella que, en el fondo, prefería los trabajos de campo. En eso estaba cuando, estudiando a los presentes y sus mañas cuando sus ojos se posaron en un caballero que, entre su palidez y sus ropajes le hicieron pensar por un breve momento que era un fantasma, pero que luego notó que no, que estaba vivo y ahora que le veía bien le identificó de Bulgaria. Mael Blackfyre, el guardián de los Vtrasa Vulture. Se dirigió hacia el rincón donde estaba él y cuando lo iba a saludar una voz familiar llegó hasta ella y se detuvo en seco, dudando, aún con la vista puesta en el mago, mientras intentaba acomodar la cola de su vestido que casi se había enredado al frenar de golpe su andar. @ Mael Blackfyre @ Ada Camille Dumbledore @ Luna Gryffindor Delacour
  2. Nick: Darla Potter Black [Scarlet Akane] Link a la Bóveda: 78114 Rol de Personaje: Directora Departamento de Seguridad del Ministerio de Magia Inglés / Librera Información Adicional: Librera especialista en incunables, imprenta de libros de fondo, vendedora de libros de surtido, coleccionista de libros verdes, blancos, de oro, penador y sacramentales. Restauradora de incunables y manuscritos. Modificadora de Memoria (ex Directora del DAMyC) Coleccionista de objetos peligrosos y reliquias Estudiosa de maldiciones, artes oscuras y defensa contra las artes oscuras. Especialista bancaria. Recientemente nombrada Jefa de la Seguridad Mágica de la Ministra Potter Blue. Jugadora de Quidditch para Tutshill Tornados - puesto: Cazadora.
  3. Darla había tomado la piedra convertida en traslador tras que Sagitas traspasara un portal, sus reflejos vampíricos le permitieron dar un salto al costado y evitar dar de bruces sobre la pelivioleta cuando esta cayó al suelo y ella misma casi “aterrizó” tras ser jalada como por ganchos desde su abdomen, siempre preferiría los portales o la aparición, ya lo sabía. Antes de que pudiera ayudarla la ministra ya estaba en pie y la Potter Black, a decir verdad, estaba absorta en estudiar el lugar en donde habían aparecido de repente. No esperaba que tras pronunciar unas palabras llegaran tan rápido al desarrollo del duelo, por instinto guardó el traslador en el bolsillo de su pantalón y tomando el ópalo, el amuleto caudex, lo pasó por sobre su corazón un par de veces para activar la magia en su interior antes de engancharlo de nuevo en una cadena que llevaba al cuello con los amuletos de los libros. La pelirroja observó la puerta hacia la que se dirigía su compañera, hubiera jurado no estaba hacía unos segundos, pero habiendo reconocido el tapiz de Bárnabas el Chiflado, ella solo se había concentrado en el hecho de que estaban en Hogwarts, no en fijarse que Sagitas se había movido tres veces frente a la pared hasta descubrir la puerta. Los sonidos que provenían desde el otro lado le recordaba historias que había escuchado o leído en el pasado. De hecho alguna vez había estado tentada de visitar con un fulgura nox para averiguar si todo era tan real como lo planteaban en los libros mágicos o películas muggles. Dudo, era una locura, pero vio como la pelivioleta avanzaba sin frenos hacia un objetivo, Darla no podía distinguirlo con ella enfrente pero a duras penas pudo lanzar algunos hechizos para impedir dos cosas, que mataran a Sagitas o que ella matara a alguien. Los rayos verdes habían pegado contra diversos objetos y criaturas mágicas que interpuso entre ellos y sus destinatarios. ¿Qué demonios era lo que atraía así a la bruja que actuaba de esa manera? Darla se detuvo al ver al hombre que se interponía ante ella y dudó. La respuesta de Sagitas la dejó helada. Un gemido escapó de sus labios al ver el morsmordre en el cielo, al menos estaba convencida que en esa realidad no aparecerían mortífagos, pero… Darla sacudió su cabeza y apuntó con su varita, no podía dejar que actuara en forma insensata. Estaban allí con un objetivo. ¿O no? Miró a su alrededor, cuántas criaturas, humanos, objetos, por Merlín, cuánta magia. Y de pronto se dio cuenta, estaba avanzando varita en mano tras el llamado de Merlín. Por sus barbas, ¿en qué lío se había metido? —No lo es —murmuró Darla e hizo una reverencia rápida a su compañera —es más mía que tuya, en mis venas corre la sangre de Antara y la de los oneroi —Darla sonrió —yo la vi primero —susurró con voz calma. —Vara de Cristal —murmuró Darla tras ver la esfera de luz que protegía a Sagitas y de sus labios salió un nuevo murmullo, sentido sin dudas pero era lo primero que había pasado por su mente —Sectusempra —por el primer hechizo equipable del libro de los ancestros su varirta, Edelweiss, se había transformado en una vara de casi dos metro de alto, de un tono cristalino azulado y beige mezlca de las dos maderas que conformaban su varita, aliso y avellano y del color del dragón cuyo corazón había conformado el núcleo de la misma, un hocicorto sueco. La invocación podía inbuír de poder un rayo convirtiéndolo en efecto y es por eso que el verdoso rayo del sectusempra no había sido un rayo sino un destello verde al producirse el efecto sobre la pelivioleta. ¿Su duda? Una vieja discusión con un amigo, la bruja sabía que el hechizo Uzza no había podido en el pasado detener Fuegos Negros de grado tres, ni mortis ni varas de cristal y que en algunos casos sí había sido capaz de absorver necrohands y efectos pero ¿qué pasaba si el efecto era por equipación de una vara de cristal no detenible? ¿Caería Sagitas herida ante su hechizo o habría desperdiciado la ocasión? como fuere Darla inmediatamente pronunció su siguiente hechizo y éste también le dolió en el alma. —Caudex —el efecto sería, en su opinión algo doloroso pero más por los recuerdos que por sí mismo, si antes Sagitas se había visto envuelta por una cúpula que la protegía, ahora se vería envuelta por una cúpula de luz que bloquearía su magia, volviéndola como un squib durante lo que en duelos era un turno, sabía que no podría volver a utilizar aquella magia, pero todo dependía del ahora —perdóname hermana —susurró dirigiéndose hacia Sagitas con gesto compungido, porque más que una amiga había sido en el pasado como una hermana y aún la consideraba así aunque fuera su tía.
  4. Traigo dudas que debí traer el sábado y lo olvidé: - El vínculo se puede usar sobre criaturas inteligentes? ¿Cuánto dura además de hasta que se vincule con alguien más o caso contrario es de por vida? Se que no se usa en duelos pero por si las moscas pregunto si hay algo definido. - Para que el Caudex funcione en un duelo debo llevar el amuleto y haberlo pasado por mi pecho pero ¿me lo pueden robar con accio o evanesco haciendo que no se pueda usar? - Para evitar el efecto del caudex ¿debo intercalarle el expavescerent o puedo usarlo a posteriorei? Porque precisamente se trata deshacer el hechizo anterior pero ¿es tan poderoso el Expavescerent para deshacer el hechizo que te convierte en squib una vez lanzado? Desde ya gracias por responder.
  5. Nick: Darla Potter Black ID: 34050 Conocimiento: Adivinación Link a la Bóveda: 78114 Link a la Ficha: 78108
  6. Necesito rolear y no me sale ._.

    1. Luna Gryffindor Delacour

      Luna Gryffindor Delacour

      Que quieres rolear? Dime y te ayudo o vemos donde podemos rolear juntas si quieres :)  quizas escuchando musica tambíen funcioné, a mi me pasaba y escuchando musica de a poquito me fui destrebando de rolear 

    2. Darla Potter Black

      Darla Potter Black

      Pues donde has roleado está bien, de hecho te debo 3 respuestas ya jajajaja vamos a ver si hoy me porto bien y respondo, ahora estoy por conectarme al trabajo así que aún no, pero en la tardecita aparezco. 

      A veces la música me ayuda y a veces el sonido me estresa, soy muuuuyyy particular :D pero mil gracias por los consejos. ^^

    3. Luna Gryffindor Delacour

      Luna Gryffindor Delacour

      Oh no hay apuro Darli, cuando puedas estará bien... Yo también tardó bastante en responder últimamente... 

       

      La música siempre me ayuda a mi a poder rolear pero si no música suave de bethoven o así.... O música instrumental también puede funcionar, de nada corazón ánimo, podemos rolear donde quieras 😃

  7. PERFIL Nombre: Darla Potter Black Nacionalidad: Angloargentina Edad: 27 años (apariencia) Posición: Cazadora Equipo: Tutshill Tornados ATRIBUTOS Agilidad: Defensa: Reacción: Evasión: Disparo: HABILIDADES ESPECIALES - Ejemplo (1) - Ejemplo (1) EXPERIENCIA 0 puntos ESTADÍSTICAS Partidos: 4 Goles: 0 Asistencias: 15 Dribles: 10 Robos: 5 Evasiones: 4 Daño recibido: 0 PREMIOS Líder en Asistencias (Superliga Europea I) Equipo campeón - Tutshill Tornados (Superliga Europea I)
  8. Se había tomado un pequeño descanso, en realidad el que la Universidad de Maoutokoro se tomara su tiempo para aceptar su inscripción en Legilimancia le había venido de maravillas. Ese breve in pace le había permitido recuperarse de su participación en la Primera Edición de la Super Liga Europea de Quidditch en Bulgaria. Darla había vivido muchas cosas en los últimos meses y se había refugiado en diversas cosas para no pensar: conocer nuevas personas, vivir en la Dumbledore dejando su local a cargo de sus elfos, jugar al quidditch y dedicarse a leer viejos libros de magia y hechicería. Entre los muchos libros que había leído y las charlas con sus “nuevas amistades” había descubierto un nuevo lado de la magia que le había hecho redimir a la legilimancia y por ese motivo estaba allí, para probar si se había equivocado en el pasado y esa magia resultaba aceptable y se amigaba con ella. La pelirroja tomó una mochila con varios libros, un par de anotadores, varias plumas, unas barras de cereal, agua, una botella con un líquido color rubí y varios objetos más protegidos con magia y se la echó a las espaldas sobre un saco deportivo celeste con una doble T bordada en azul en el pecho que cubría una remera mangas cortas del mismo tono negro que los jeans chupinos estilo cargo que llevaba y que junto con su varita y sus borcegos completaban su look. Tras despedirse de sus elfos y dejarlos una vez más a cargo de su librería abrió un portal tras pronunciar un fultura nox. Minutos después caminaba por la universidad japonesa rumbo al destino en que le habían indicado debería hallarse Rosália Pereira. Poco era lo que había leído sobre la arcana y se debía que si debía aprender a hurgar en mentes ajenas era bueno e interesante descubrir sobre ella a través de la habilidad que ella iba a enseñarle. Era hora de ver qué es lo que el destino le deparaba, ¿podría con aquella habilidad a la que siempre había tenido tirria desde que había leído la historia de Queenie Goldstein? Ya estaba allí, así que era hora de descubrirlo, sus ojos se posaron sobre el paisaje frente a ella, dispuesta a conocer aquel lugar en que Rosália enseñaba a sus discípulos.
  9. Darla escuchó las palabras de Sagitas pensativa, ella sí había pasado la piedra por su corazón, no sabía cuántas veces, solo había buscado sacarle de nuevo brillo por las marcas de sus dedos y la de sus elfos cuando la había sacado del sobre de tela en que venía. Era tan bonito que no habían podido evitar la curiosidad de verlo todos, hasta la reacia Lualú le había prestado atención. Quizás era eso, pero ella no había pronunciado el hechizo, sino Sagitas, quizás al estar unidas por el “vínculo” había hecho que el sentimiento de perder la magia le causara la angustia que sintiera Sagitas cuando la perdió. No estaba segura de nada. De lo que sí estuvo segura es que había que hacer algo, el anillo de aviso de peligro ardía en su dedo, podía sentir presencias que no tenía la seguridad que fueran criaturas del bosque aunque no podía garantizar qué era. Sí sentía a una amiga en su compañera, un apoyo incondicional mutuo pero ¿qué había allí? —Creo que debemos calmarnos, no sé si son mis sentimientos o son tuyos… —empezó a decir —sí debe ser potente, es el Libro de Merlín… —se detuvo de nuevo, mientras Sagita revisaba el libro, estaba algo desorientada con los tiempos, el aturdimiento mutuo. —¿Finite? —preguntó ¿y por qué no? La historia contaba que el Finite combinado de los Scamander, Tina Goldstein, Nicolás Flamel y Yusuf Kama había detenido el Fuego Maldito que había invocado Grindelwald, claro, pero eran varios y habían conformado un círculo alrededor del mausoleo Lestrange, y lo habían invocado en forma conjunta… pero quién sabe... podía funcionar... Sagitas seguía tirando ideas y ella seguía como en esa nube extraña de sensaciones propias y ajenas, levantó la vista del piso con el grito de la Potter Blue. ¿Qué demonios? —El anillo de las bestias, primer libro, *****, no creo que en éste haya algo para calmarlas a menos usemos el vínculo y… —Sagitas había invocado un portal utilizando un fulgura nox y no dudo en seguirla para encontrarse frente a una mujer con una expresión seria aunque con una chispa divertida en su mirada, que desapareció pronto de sus ojos. Como una niña pescada en falta la Potter Black tomó asiento en una piedra frente a la Uzza. Mientras pensaba que la mujer tenía razón, tenía varias dudas, carraspeó y empezó a hablar luego que su mirada se desviara por unos segundos a la piedra brillante que Asenath había dejado a un lado. Por un momento había pensado era un ópalo pero ahora veía que era un traslador. —Buenos, dudas, sí, es verdad que tengo varias, soy Darla por cierto, gracias por ser nuestra mentora —dijo la pelirroja antes de exponer sus dudas. —¿El vínculo se puede usar sobre criaturas inteligentes? ¿Cuánto dura además de hasta que se vincule con alguien más o caso contrario es de por vida? —esas eran sus dudas menos duelísticas pero Darla tenía más. —Para que el Ca… u… dex… —lo pronunció espaciado y mal para no provocar su efecto —funcione en un duelo debo llevar el amuleto y haberlo pasado por mi pecho pero ¿me lo pueden robar con accio o evanesco haciendo que no se pueda usar? —hizo una pequeña pausa —y para evitar su efecto ¿debo intercalarle el expavescerent o puedo usarlo a posteriorei? Porque precisamente se trata deshacer el hechizo anterior pero ¿es tan poderoso el Expavescerent para deshacer el hechizo que te convierte en squib una vez lanzado el cau… eso?—ante la duda si al lustrar el ópalo lo había activado Darla no se quería permitir utilizarlo por error.
  10. Yo por lo pronto vengo a atraer a @ Crazy Malfoy para que lea el tópic del cual le hablaba hoy. Si, me estoy volviendo algo acosadora pero bue, muchos ya conocen mi locura PD: @ Martin N Roses y la última edición de Quidditch Time de cierre de temporada dónde la leo???
  11. Respira... respira... respira...

    Inspira... expira... inspira... expira...

    ...

    ...

    ...

    shit!!!!!

    1. Mostrar comentarios anteriores  1 más
    2. Darla Potter Black

      Darla Potter Black

      jajajajajajajajajajajajajajajaj mala mía xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    3. Crazy Malfoy

      Crazy Malfoy

      Creí que era un parto hasta que leí la última palabra, ahí todo cobró sentido. Era otra cosa. Algo también fisiológico. No sé si me explico. Bueno era un chiste pero da igual

    4. Darla Potter Black

      Darla Potter Black

      entre mis errores y tus chistes (había olvidado tus chistes!!!!! xDDDDDDDDDDDDD)

      debo confesar que amo leerte por acá ^^

  12. Chicas les pido disculpas a ambas, no tenía seguimiento al tópic y la publicidad me distrajo del tópic que al estar arriba de todo en vez de quedarme más visible me quedó ocultro tras Kubbo u.u mala mía. @ Hannity Ollivander Evans en la ficha solía llevar a la imagen, pero si te sirve de ayuda aún te dejo estos dos links: https://www.harrylatino.org/forums/topic/105536-iii-poderes/ y https://www.harrylatino.org/forums/topic/114056-listas-de-hechizos/?do=findComment&comment=5338427 Espero que te sean de utilidad y mil disculpas por la demora. @ Juv Macnair Hasani han pasado 8 días más y vuelvo a pedir disculpas y a llevar una vez más la consulta a moderación y administración porque quiero venderte los productos y no entorpecer tu rol, espero poder dar pronto una respuesta favorable.
  13. Había escuchado con atención las palabras de Sagitas y en ese momento había sonreído, negando con la cabeza. —No se trata de la postura natural de uno u otro ministro, tú debes hacer lo que te haga sentir cómoda, no se trata de imitar a nadie… —miró el libro al cual se refería Sagitas —pues sí, lo siento un poco menos grave que el de Hermes sin embargo… La sensación que había recorrido su cuerpo fue extraña, era como si la vista se le despejara tras despertar de un sueño, en un día de luz brillante y alegre, con un cielo azul y un sol cálido que acaricio tu pecho. Darla dio un largo suspiro, las emociones eran fuertes claras y a la vez extrañas y sorprendentes. Miró a Sagitas, sintiendo los miedos, dudas y certezas que la hacían actuar como lo estaba haciendo, dio un largo silbido a la vez que Sagitas daba una exclamación y no pudo evitar reír con su gesto, esa coquetería le recordó una de antaño, seguramente ella no la tendría en cuenta, ni lo recordaría. —¿Cuánto dura? —repitió estando de pronto consciente de que no tenía idea de cuánto duraba y quedando de golpe sorprendida por la efusividad de la pelivioleta que le arrancó una risita nerviosa y divertida a la vez, desorientada a medias por el gesto. —Pues no últimamente pero es mutuo —dijo sonriendo, si fuera humana seguramente tendría las mejillas más rojas que los tomates de la quinta en House of Books. Luego del momento emotivo se puso en camino tras Sagitas para ir a donde les esperaba la arcana, de pronto recordó que si hubiera venido con Seba hubiera traído una mochila con botellas de agua y barras de cereal. Suspiró y se abrazó al libro, no habían hecho un solo libro juntos y había quedado pendiente la animagia, no sabía si algún día se atrevería a compartir criatura con alguien más aparte de que su criatura era tan única y especial para ambos, resopló, obligándose a dejarle ir. Las palabras de la Potter Blue la arrancaron de sus pensamientos y abrió la boca, el amuleto estaba en el cuello de ambas seguramente, era la forma más cómoda de llevarlo. Pasó su mano sobre el ópalo que lucía colgando junto a otros amuletos de una cadena al cuello y dio un respingo, aunque no sabía si Sagitas había pasado el ópalo dos veces por sobre su corazón, el pronunciar el hechizo fue como si la galaxia se revolviera. En ese momento sintió una tristeza como de ensueño, como si despertara de un sueño tan triste pero que le costara recordarlo, la sensación de que algo había pasado, como si una marca de Caín hubiera sido puesta sobre su frente o como si una cúpula hubiera descendido sobre su ser, bloqueándole la magia. —Expavescerent —pronunció moviendo la varita como queriendo deshacer con una chispa el efecto del hechizo que acababa de pronunciar Sagitas, pero el libro no lo decía ¿desaparecía el efecto de un Caudex si no se le intercalaba el expavescerent? Pero precisamente se trataba deshacer el hechizo anterior ¿era tan poderoso el Expavescerent para deshacer el hechizo que te convertía en squib una vez lanzado? Eso era algo que tendría que preguntarle a la arcana —me siento extraña —dijo la pelirroja a su compañera mientras seguían avanzando llegando al inicio del bosque que cubría parte de la montaña en que estaban y encima, sentía que no estaban solas.
  14. La Potter Black se sentía algo confusa mientras veía el vestido extendido sobre la cama, acababa de salir de la ducha, aún con la rojiza cabellera húmeda. Se sentó en la piecera, envuelta en un mullido toallón, pensativa. El vestido era, según le habían dicho, de Zuharir Murad, de gasa tornasolada de un tono azul agrisado, a ella se le antojaba verdoso. No podía negar que adoraba las perlas y lentejuelas con que estaba bordado el corset del escote y le encantaba la caída y el corte sirena del entallado. Lo que no le agradaba demasiado era una cola que tenía el vestido y que estaba segura terminaría enganchada en absolutamente todo, si bien lo había modificado con magia para ocultar en él su varita, mejor no preguntar cómo ni dónde y seguro terminaría haciendo algo similar con la pobre cola. Finalmente la bruja se puso en pie y tras secar sus cabellos, dejándolo suelto con delicadas ondas, se puso el vestido y completó el look, con unas altas sandalias verde agua metalizada y un anillo en el que encapsuló con magia todos los de las habilidades y libros que tenía, lucir collar le parecía inadecuado, no quería atraer más la atención a su escote, ya bastante incómoda se sentía por tener que cumplir con la invitación. Darla se sentía obligada a cumplir con Ada, la Ministra Francesa, miembro de la Familia Dumbledore, familia a la que ella se había unido ayudando a su prometido quien en su momento había sido el patriarca. La bruja no sentía que tuviera la misma relación con la hija de su sobrina del corazón, la madre de Seba, que con su hija la Ministra, pero no podía dejar de agradecerle cómo la había acogido en su mansión tras la muerte de Seba. Por eso tenía ahora en su mano aquella invitación marrón y dorada que parecía picarle en la mano al no poder negarse a asistir. No lo hacía obligada, del todo, pero ella detestaba los eventos sociales tan burocráticos, el tener que asistir con traje de cóctel. ¿Qué demonios era eso? Había dudado y revuelto su placard eligiendo vestidos utilizados en otras ocasiones y revisado revistas con vestidos cortos y largos sin saber cuál sería el correcto. Esa fue la única vez que su elfina reaccionó y puso el grito en el cielo, la ropa parecía ser lo único que sacaba a Lualú de su trance sufriente por Dash. Por eso, tras una discusión que había ido desde que no quería parecer una astronauta con un vestido gris plata ni una golfa con un corto vestido rojo, había elegido ese, aún a regañadientes por la cola. Cuando al fin se decidió a partir, se despidió de sus elfos cuya mirada aprobatoria y sus deseos de buena suerte agradeció, para luego desaparecer con un crac que se replicó en las afueras del castillo inglés elegido por los franceses para ser su nueva embajada. Todo a lo grande, pensó mientras se acercaba a la entrada, con un sobre coqueto en la mano, que odiaba, aunque venía bien para tener las manos ocupadas, lo único que hacía que entrara algo allí era el hechizo extensor, aunque lo más valioso estaba oculto en su ropa. Como miembro de la Seguridad Inglesa había enviado filas de aurores a acompañar a la Ministra Inglesa, no le importaba que Sagitas protestara por todo, si la debían acompañar al baño, iría ella misma si fuere necesario y con los vestidos que usaban las mujeres estaba segura que sería necesario, ¿cómo demonios podía moverse cómodas con tantos tules o tan estrechos pliegues o falta de ellos que cedieran? —Allá vamos —murmuró resignada, caminando elegantemente hacia la entrada dejando a su paso una estela de perfume frutado con toques de vainilla y azahar.
  15. Se entretenía en girar su copa, había probado un poco y se dedicaba a escuchar el discurso del Black cuando la joven Mosquito se acercó a ella. Le sonrió, admirando la elegancia y sencillez de su vestido. —No he visto a nadie aún, salvo a la buscadora de los Vultures ¿te he contado que es hija de una sobrina del corazón? Debería ir a la Dumbledore al regreso a casa, no sé qué está ocurriendo allí desde que... —se quedó en silencio y miró hacia donde lo había dicho Aedis poniéndose en puntillas —no, no es él —agregó alegrándose de poder cambiar de tema sin darse cuenta de lo que le hacía sentir el hecho de que la Dumbledore poco a poco iba cerrándole también las puertas. Se giró hacia Aedis y se alejó un paso para apreciarla, observándola de pies a cabeza, siempre había creído que a las pelirrojas les quedaba genial el azul, de hecho ese era su color favorito y más para vestidos. Había elegido el verde desde que se había puesto de novia con el Granger, ya que era su color favorito, pero esa noche había elegido el vestido de un tono más claro, al contrario de su compañera. —¿Te han dicho que te ves genial con ese vestido? Creo que las túnicas del Quidditch no le hacen justicia a nuestros cuerpos —dijo encogiéndose de hombros, aunque no podía negar que ella las prefería a los vestidos, los cuales solo usaba en ocasiones como esas. En ese momento hizo un gesto hacia una de las damas de túnica negra y dorada que pasaba con una bandeja llena de copas con diversa variedad de bebidas para ofrecer a los comensales. —Vamos Aedis, no seas tímida, nos merecemos un brindis, tú lo hiciste más que genial —dijo guiñándole un ojo a la pelirroja mientras terminaba su copa y tomaba otra más de la misma bebida que antes, champagne rosada.

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.