Jump to content

Annick McKinnon

Magos Expertos
  • Contenido

    1.421
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    11

Annick McKinnon ganó por última vez el día 27 Septiembre 2018

¡Annick McKinnon tenía el contenido más querido!

Reputación comunidad

1.448 Normal

Acerca de Annick McKinnon

  • Rango
    Mago novato
  • Cumpleaños 17 Julio

Contact Methods

  • MSN
    pgabrielasz@hotmail.com
  • Website URL
    http://semejantealanoche.tumblr.com/
  • Skype
    pgabrielasz@hotmail.com

Profile Information

  • Género
    Female
  • Location
    México
  • Casa de Hogwarts
    Gryffindor

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    4
  • Rango Social
    Unicornios de Plata
  • Galeones
    53939
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Neutral
  • Familia
    Gryffindor
  • Trabajo
    0
  • Raza
    Humana
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    220
  • Puntos de Poder en Criaturas
    40
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    210 a 1100
  • Rango de Criaturas
    10 a 200
  • Conocimientos
    Defensa Contra las Artes Oscuras
    Encantamientos.
  • Medallas
    0

Visitantes recientes al perfil

17.185 visitas al perfil
  1. Hacía tiempo que la pelirroja no visitaba su propio negocio. Durante su ausencia sólo había mantenido correspondencia con el gerente del hotel, y sabía que era momento de retomar la rutina a pesar de la tristeza que llevaría a cuestas. Aunque era muy temprano, no le sorprendió ver a Otto en la recepción. El gerente era el empleado más responsable y también era el más prudente de todos; por eso, aunque la llegada de Annick había sido inesperada, controló su tendencia a informar con detalle la situación del hotel; e incluso tuvo mucho tacto al darle el pésame a la pelirroja por la muerte de
  2. Annick se olvidó momentáneamente de sus dudas acerca de la lealtad de Shelle y su posible participación en la muerte de Elvis. Por una parte la distrajo el hecho de que Mael hubiese tenido en sus manos el testamento a pesar de que la familia apenas lo conocía; y, por otra, no había esperado la respuesta que recibió de parte de Mica, Arabella y Luna. La pelirroja se conmovió ante las palabras de esas mujeres a las que ella consideraba las únicas con el derecho de tomar el testamento, y poco a poco sus ojos comenzaron a humedecerse. Ella creía que había perdido cierto derecho sobre la familia
  3. Fueron demasiadas cosas las que ocurrieron en pocos segundos. Si bien Annick nunca antes había empleado el hechizo cruciatus, le sorprendió percatarse de que no había tenido ni un mínimo efecto. ¿Acaso había algún problema con su varita? Incluso se preguntó si no tenía la habilidad suficiente para utilizar una maldición como esa… Las palabras de Shelle la hicieron apartar la mirada del trozo de madera que sostenía, pero no tuvo tiempo de responder a los impertinentes comentarios de la joven porque su prima Sophia intervino. A Annick comenzó a formársele un pequeño nudo en la garganta al es
  4. Annick despegó la mirada de la vasija cuando escuchó la voz de Natasha a su lado. La castaña le tendió la mano para que entraran juntas al pensadero, y ella se dejó guiar porque, aunque necesitaba conocer la verdad, estaba segura de que no sería sencillo experimentar de primera mano los últimos momentos de vida de su esposo. Y no se equivocaba. Ver a Elvis en el recuerdo fue más difícil de lo que había imaginado, sobre todo porque sabía lo que ocurriría al final… Observarlo mientras estaba rodeado de mortífagos y sin la posibilidad de defenderse, le provocó un dolor similar al que había ex
  5. Saber que Luna y Sophia habían estado a lado de Elvis durante sus últimos momentos de vida, conmovió el alma de la pelirroja; pero al mismo tiempo le provocaba una sensación de profundo desconsuelo ser consciente de que ella no había estado también junto a él. Annick no había considerado la idea de ver los recuerdos de su hija y prima, pero sin duda serían más exactos que las simples palabras aunque también más crudos y desgarradores, porque sería como estar ahí justo en el momento fatal sin la posibilidad de poder hacer algo para impedir lo ocurrido. ¿En verdad estaba preparada para exper
  6. Annick había esperado a que Elros despertara y lo llevó a desayunar. Nadie había ocupado el asiento de Elvis. Quizá por inercia o quizá por respeto, pero intuía que ese sitio no volvería a ser ocupado nunca más… Por su parte, ella apenas había probado bocado, y notó que Luna se encontraba en la misma situación. La ojiverde deseaba decir algo reconfortante a sus hijas, pero no encontraba las palabras adecuadas. Quizá ni siquiera existían. Parecía que el pequeño Gryffindor era el único que, en medio de su inocencia, se desenvolvía con naturalidad, y su alegre voz era lo único que impidió que
  7. La pelirroja dejó que Sophia se hiciera cargo de Arabella. Quizá la bruja deseaba descansar luego de haberse esforzado tanto durante la ceremonia, o quizá prefería permanecer cerca de la pira hasta que el fuego se consumiera. Por su parte, ella no sabía qué hacer. Durante un momento permaneció en silencio pensando qué era peor: esperar a que todo quedara reducido a cenizas o ingresar a la mansión donde cada espacio tendría la esencia de Elvis. Vio a Elros, quien se había quedado cerca de Luna y de Natasha. Hasta ese momento no había pensado en que era hora de que el pequeño comiera algo y
  8. Cuando Arabella y Sophia hablaron acerca de lo grandes que estaban sus hijos, Annick sonrió débilmente al imaginarlos. Hacía mucho tiempo que no los veía, y era probable que en ese periodo los cuatro hubiesen cambiado demasiado. No pudo evitar pensar en Elros, e intentó imaginar cómo sería de grande. Quizá se parecería mucho a Elvis, o al menos eso era lo que ella había deseado desde el momento en que supo que estaba embarazada. ―Ha pasado mucho tiempo de eso ―respondió a su prima Granger en relación a sus épocas de estudiantes, y esbozó una leve sonrisa, más de nostalgia que de alegrí
  9. Mientras la ceremonia continuaba, Annick fijó la mirada en Arabella y descubrió que parecía cansada, como si la tristeza representara un gran peso para ella. También observó a sus hijas: Natasha acariciaba su vientre y parecía perdida entre sus propios pensamientos, y lamentó que hubiera regresado a casa justo en un momento como ese. Luna parecía no saber qué decir, contrario a su carácter parlanchín. Sophia estaba más callada de lo normal; y su cuñada se había apartado un poco. Incluso el chico de cabello oscuro (Mael) parecía no saber cómo encajar en aquella situación; sin embargo ninguno se
  10. De un momento a otro aumentó un poco el número de asistentes al funeral. La pelirroja lo agradeció en silencio a pesar de que a la mitad de ellos no los conocía. Desde su punto de vista, Elvis merecía ser despedido por varias decenas más; no por sus hazañas, que habían sido muchas, sino simplemente por ser una de las mejores personas que ella había conocido; y estaba segura de que él había influido de manera positiva en muchísima gente. Entre los recién llegados hubo un rostro que le alegró ver: su hija @. No recordaba cuándo había sido la última vez que se habían visto, pero su presencia
  11. «La muerte es más dura asumirla que padecerla». Esa frase nunca antes había sido tan significativa para Annick como en ese momento, ni siquiera luego de ser plenamente consciente de la muerte de sus padres y hermano. Perder a Elvis representaba un dolor que no tenía comparación, porque había visualizado toda su vida junto a él desde el día en que se habían casado. Sin embargo esa vida se había derrumbado de un momento a otro, y eso la hacía sentir vacía, despojada, e inmersa en una oscuridad de la que no podría salir. Con el corazón apesadumbrado, tanto ella como el pequeño Elros se uniero
  12. Mientras su prima Sophia se despedía de Elvis, Annick fijó la mirada en la estructura de madera que Arabella había formado. La ceremonia aún no comenzaba, pero la pelirroja había deducido que tendría elementos celtas y que culminaría con la incineración del cuerpo de su esposo. No se arrepentía de haberle pedido a Bella que se encargara del asunto, porque sabía que haría una ceremonia digna de ese noble hombre que yacía ante ellos. Durante la espera, poco a poco los pensamientos de Annick se arremolinaron como una neblina que le ofuscaba los sentidos. Sabía que toda la familia estaba expe
  13. Elros Gryffindor Annick aún cargaba en brazos a su hijo, quien aprovechó para rodear el cuello de su madre y posar la cabecita sobre su hombro. Comenzaba a sentirse triste. No entendía por qué su mamá lloraba y por qué su papá no despertaba para abrazarlo y jugar con él. De pronto algo llamó la atención del niño: un búho negro descendió sobre los terrenos de la mansión, pero pronto desapareció y en su lugar emergió un muchacho. Eso le recordó que su papá, Elvis, podía hacer lo mismo. Hacía tiempo, en el interior de la mansión, Elvis le había mostrado a su hijo su habilidad de anima
  14. Al estar reunidas las cuatro, Annick supo, por los sombríos rostros que las acompañaban, que todas intentaban sobrellevar la pérdida de Elvis. Por eso no se sintió fuera de lugar; al contrario. Quizá la compañía de ellas era el único sitio en el que podía encajar en ese momento. Disfrutó ver las reacciones de cada una de sus acompañantes. Eran tan propias de ellas: Arabella con sus acciones de dama refinada; Mica con la sencillez de una mujer que había pasado por mucho pero que había aprendido a salir adelante; y Sophie con una actitud alegre que lograba arrancar una sonrisa aún durante un
  15. Mientras Annick intentaba explicar a Elros algo que a ella misma le costaba trabajo asimilar, se percató de que Arabella se acercaba a alguien que hasta ese momento al parecer nadie más había visto: Agatha. ―Tranquila, Bella ―dijo reincorporándose nuevamente ante la sorpresiva reacción de su prima―. Dice que viene simplemente a presentar sus respetos a Elvis. Permítele hacerlo. Si viene solo a eso, no provocará problemas ―la pelirroja lanzó una mirada a Agatha como advirtiéndole «si no»―. Mica debe estar por regresar. Sophie la ha llamado ―informó a ambas. Annick observaba a Arabella,

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.