Jump to content
  • entries
    14
  • comments
    6
  • views
    3.943

Me dijeron toma el word y empieza a escribir... lo que te salga... y así salió...


Darla G Dumbledore

163 views

¿Cuándo había sido la última vez que se había sentido satisfecha con su trabajo? No podía recordarlo, el banco le atraía, trabajar con Seba era lo mejor que tenía, poder hacer un trabajo relajado, y con la mejor compañía. Pero el tema estaba en que aunque amaba los libros, la última vez que había blandido una varita a su gusto y piaccere había sido… ¿un torneo? ¿un duelo quizás? Ahhhh, esa maldita sensación de correr y no correr a la vez. Recordaba un asalto y no lograba ni recordar quien era el joven al que habían matado, quiso rescatarlo, pensó en un kiorke y es lo mejor que hubiera usado, pero no lo hizo. Dicen que el que no se equivoca es porque no hace nada, pero ella sentía que se equivocaba y le faltaba confianza. Sí, mucha confianza para ello, se había negado a dirigir asaltos y redadas toda su vida. Y no hablemos de negociar, si conocía demasiado bien la calaña.

 

Se dejó caer tranquilamente bajo el árbol mientras observaba lo que había a su alrededor, paz. Eso era bueno, mucha paz. Había descubierto que no había nada de malo en ese bosque, las criaturas habituales, muggles o mágicas. Nada del otro mundo. Por eso su siguiente tarea había sido investigar sobre los dueños de la tierra, y oh, maravilla, sabía que podía extorsionar o simplemente ofrecer una suma no tan cuantiosa a su dueño y se la cedería. El mago le debía algunos favores en el pasado, a Scarlet, a Kimberly y oh, sorpresa, a su viejo amigo Gabriel. ¿Qué más podía pedir? Era todo perfecto en realidad, y estaba segura que a Seba y Eros les encantaría tener más terrenos.

 

Extendió su mano y miró los anillos que había en ella, el mejor, el más bello y el que tenía más valor para ella era el de compromiso, luego estaba el de su madre, que junto con unos hechizos lograban que ella fuera un caminante diurno como le decían algunos. Después, unidos en forma mágica, había 3 anillos de cristal, que representaban las tres habilidades que ella tenía y que planeaba que fueran cuatro junto con el de Seba. Algún día, si lo convencía. Los otros eran algunos anillos de los libros, los amuletos estaban engarzados dentro de un guardapelo pequeño, en cuyo interior cabían más cosas de lo que cualquiera pensaría, las iniciales S y D estaban labradas y entrelazadas en su tapa.

 

Siempre se preguntó qué es lo que la atraía allí, recordaba como las palabras de Maheba la habían llevado en su juventud a la Orden. Las mentiras. Las verdades. Recordó las palabras de la líder que la tenía que aceptar en la Marca, “nos encantaría tenerte en el bando pero acabas de salir de la Orden, hay ciertas políticas que seguir”. Obvio, no fue difícil convencerlas de que no era espía, pero le costó su buen tiempo la confianza. “Si fuera por mí nadie entraría sangre sucia”. Lo había oído no una, ni dos, mil veces, y había puesto su mejor cara de nada. Si fuera por ella ellos estarían muertos hace tiempo ¿Y? Nada.

 

Cerró los ojos, bajando una vez más su mano y tapándose con ella los párpados, estaba cansada, agobiada, desanimada, un camino que no llevaba a ninguna parte. Bueno, sí, solo a su hogar, el lugar en que se sentía segura y era feliz. Una vez más.

 

A su mente vinieron dos lugares, no, tres, en todos ellos había vivido, en uno de ellos, o, eran cuatro, había visto ceremonias. Se asombró de sus ideas, más bien de sus recuerdos. Eso le trajo a la memoria que debía ir a la Gaunt, había quedado en presentarle su hogar a Seba, pero ese no era su hogar, House of Books lo era. Esa era una de las casas en que podía vivir, como lo era ahora la Potter Black, tenía sangre ancestral allí, pero la mentira de la Karwright y el recuerdo de la Ricklaud de La Hoya le hacían sonreír. No tanto como el decirle a un mortífago que se colgara un cartelito en su cuello que seguro le quedaría mejor ahí. Recordó a la rubia que los observaba, había sido un fiel reflejo, o lo había intentado ser de ella.

 

¿Qué hacía ahí? ¿Por qué le venían a su mente tantos recuerdos y solo muy pocos eran…? Mordió su labio y sacudió la cabeza como queriendo alejar los fantasmas, pero vinieron dos más, otra rubia y un demonio, recordó su manejo de las esferas de oscuridad, era la mejor en eso le pesara a quién le pesara. Tenía cada libro, cada grimorio de la O.O y si hubiera sido menos tonta podría tener el diario, estaba segura que si lo hubiera guardado en el cajón de ella y no en el de Saya. “Alguien tiene que hacer el trabajo sucio”.

 

Abrió los ojos, no quería vivir en el pasado. Eso había sido historia, había sido borrado, que tuviera recuerdos y que muchos de ellos los hubiera podido recuperar con ayuda de su alter ego y con las prácticas de oclumancia… tanto practicar encerrar tus recuerdos y tus ideas te hace encontrar el lugar dónde las encerraron sin que tú supieras, seguro que con legilimancia podría acceder a todos sus recuerdos pasados, pero los que tenía le resultaban suficiente, no quería matar a otra Zahil, una falsa, ya que decían que la verdadera estaba viva, ni enfrentarse a otro Dalixian. Se preguntó con qué derecho la habían hecho pasar por el trauma de hacerle creer que mataba a su mejor amiga. Debería saberlo, nadie permanece muerto para siempre, ella no lo había hecho, había muerto más veces de las que podía recordar, solo una por ella misma, las otras salvando a los demás. Si no fuera una dama escupiría el suelo por esos falsos recuerdos.

 

dZfzMuX.gif

0 Comentarios


Comentarios recomendados

No hay comentarios para mostrar

Guest
Add a comment...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.