Jump to content
Foros de HarryLatino

Katsumoto Kobayashi

Magos
  • Contenido

    25
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

33 Poor

Acerca de Katsumoto Kobayashi

  • Rango
    Muggle

Profile Information

  • Género
    Male
  • Casa de Hogwarts
    Slytherin

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    0
  • Rango Social
    Aprendiz
  • Galeones
    1100
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Trabajo
    0
  • Raza
    Humano
  • Puntos de Poder en Objetos
    20
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    10 a 200

Visitantes recientes al perfil

2.312 visitas al perfil
  1. El agua era uno de los elementos que más le gustaban al japonés, a más de que era muy hábil nadando, así que el adentrarse en el famoso Lago Negro de Hogwarts fue la idea más fantástica que sus maestros pudieron tener para iniciar clases, había escuchado infinidad de leyendas con respecto a todas las criaturas que se albergaban es esas oscuras aguas y el nipón quería comprobar cada una de ellas si fuese posible. Ingresó poco a poco dentro de aquellas frías aguas, pero la verdad casi ni sintió el contacto y el cambio de temperatura, una vez dentro saco su varita aproximándola a su rostro e
  2. El oriental sonrió confundido por un momento, pesaba que manejaba bien el idioma pero habían palabras que el prácticamente jamás había escuchado, "mortios" "Fenixianos", seguramente se refería a algo importante ya que el solo pronunciarlo le producía paranoia a mi nueva amiga, los vapores del alcohol poco a poco estaba empezando a surtir su efecto, el ánimo alicaído del japonés fue cosa del pasado transformándose en algarabía, sintiendo como sus mejillas empezaban a calentarse y cambiando aquel pálido amarillo en rosado. -La verdad es que necesitaba un momento como estos, sé que eres práct
  3. El clima de Londres definitivamente estaba loco. A tempranas horas el astro rey brillaba y todo daba a parecer que aquel día sería en extremo caluroso, por lo cual al salir de casa el nipón no tomó ningún tipo de precaución. Vestía unos pantalones negros de tela y unos zapatos de igual color, su camisa de un blanco impecable cuyas mangas siempre las llevaba remangadas hasta casi los codos, en resumen, una parada de vestir de verano con la cual pensaba tranquilamente resistir hasta muy entrada la tarde, no contaba con el impredecible tiempo que cambió de un momento a otro convirtiendo el celest
  4. Su historia era muy interesante pero existían muchos vacíos en ella, omitidos intencionalmente por parte Saori, la costumbre de Katsumoto fue ser siempre muy discreto, se acababan de conocer y no podía forzar más allá las cosas, a pesar que la familiaridad con la que hablaban parecía conocerse desde hace mucho tiempo, el oriental disfrutaba sobremanera aquella charla. El también se reservaba alguna que otra parte de su historia pero no por ocultarla, sino porque incluso él tenía cualquier cantidad de vacíos en su propia vida, hoyos que pensaba irlos llenando durante el tiempo que este en L
  5. El hielo se acaba de romper y mucho ayudó también el aguamiel que llegó a buen momento, la pregunta del origen del japonés siempre le causaba un poco de nostalgia. A pesar del tiempo que había pasado desde la muerte de su padre no dejaba de extrañarlo, al igual que su pueblo y sus costumbres, pero si quería llegar a superarse en la vida tenía que realizar ciertos sacrificios los cuales estaba dispuesto a realizarlos. Le acercó el vaso de aguamiel a sus manos y levantando ligeramente el suyo hizo un pequeño brindis. -Quien bebe no sabe lo peligroso del vino, quien no lo bebe no sabe de
  6. El tener contacto con otra persona le trajo paz al agitada y confundida alma del Kobayashi, necesitaba con urgencia el compartir con alguien a si sea la conversación mas efímera, si no la bestia negra de la soledad poco a poco iba apagando su ímpetu y sus ganas de seguir adelante. La bruja a más de ser atractiva se le notaba un aire alegre y que se tenía confianza en sí misma, esa era la inyección que Katsumoto necesitaba para ser el de antes, poco a poco tenía que empezar a soltar su carácter y recuperar el temple y la fuerza que lo caracterizaba a él y a su familia por generaciones. Fue
  7. El joven Kobayashi estaba sumido en sus pensamientos, parecía petrificado ante el ir venir de la gente, sonrió para sí mismo, era como un triunfo sobre su pesimista sentir, negó con su cabeza. -Eres un terco Kobayashi, reacciona y mira que puede que la fortuna te sonría, no nos dejemos abatir por lo problemas, todo se solucionará ya verás amigo, todo a su tiempo tendrá un sentido, animo...ANIMO-... De pronto el oriental sintió una mirada, una fugaz mirada y casi automáticamente miró hacia la barra para encontrase con una grata sorpresa. Una persona oriental, seguramente de Japón igual
  8. Parece que fue ayer cuando el joven Katsumoto recorría los prados de aquel campus universitario al cual muchas veces anheló ir. Desde el olor de la hierba recién cortada le parecía algo tan agradable pero a la vez el corazón del nipón lo trasladaba a su pequeño pueblo incrustado en las montañas japonesas. Tuvo que sacudir su cabeza dos veces como para reaccionar y darse cuenta la gran cantidad de camino que había recorrido, sus pies lo habían llevado por donde habían querido y él les dio carta libre para que lo llevasen para donde más gusten. Estaba a los pies de la Taberna del Loro Tartam
  9. konnichiwa: Vengo a inscribirme para inciar las clases Nick en hl.org: Katsumoto Kobayashi Nombre: Katsumoto Kobayashi Casa de Hogwarts: Slytherin! País: Japón Sayounara!
  10. El japonés escuchó con atención cada palabra que su anfitriona le decía, sin siquiera pestañar, ya que aquella mujer que acababa de conocer, sabía mucho más de su padre que él mismo, eso le confundía y a la vez le molestaba. ¿Cómo es posible que su padre, su sensei, haya ocultado sus miedos y lo que más le impactó, sus miedos a alguien fuera de la familia? Seguramente, pensó el nipón, que ella definitivamente era alguien especial, debe tener definitivamente algún don para haber hecho que la roca impenetrable que cubría el corazón del viejo se abriese dejando todos sus sentimientos sobre la
  11. Algo que Katsumoto siempre supo dominar es su carácter y el de mostrarse siempre impávido ante cualquier acontecimiento en su vida, esta vez el oriental se sentía nervioso, y aquel sentimiento que le recorría el cuerpo de pies a cabeza no le gustaba y le hacía sentirse incomodo, débil y vulnerable. Mientras recorría los serpenteantes pasillos del castillo en su mente se iban tejiendo innumerables escenas sobre tramas y aventuras que tal vez viviría dentro de aquel recinto educativo, a pesar de que su experiencia no era nueva ya que había terminado sus estudios en Mahoutokoro, el hecho de r
  12. Una de las tutoras se presentó, lo cual tranquilizó en algo al japonés ya que a pesar de estar la mayoría ahí reunidos, todo era un caos y las informaciones con respecto a lo que pasaban iban y venían. Tres estudiantes habían desaparecido. Era algo preocupante ya que a pesar de las grandes seguridades que deben existir, según el modo de pensar del oriental, en una Universidad como en la que estaba, debía ser de las mejores, sin embargo alguien las había vulnerado, aunque seguramente podía ser una broma entre estudiantes, pero de todos modos cualquier precaución que se tomará sería poca par
  13. A pesar de que el tiempo había pasado, la muerte de su padre estaba tan fresca como el primer día, nunca fue un padre amoroso, cariñoso y tierno, pero a su manera demostró cuanto lo amaba, muchas veces no necesitas palabras lindas, regalos o caricias para saber que alguien te quiere, Takashi enseñó a su hijo que para expresar el amor se necesitaban acciones, actos, como una vez le dijo. - Las palabras son como el viento, ligeras, cambiantes, las sientes muchas veces así no las veas, son sutiles, pero impredecibles y variables, te engañan y te envuelven. Las acciones son como las rocas, due
  14. El frio empezó a castigar el rostro del japonés, la tarde se estaba algo gélida, a pesar de soportar fríos mucho más fuertes es su tierra natal, el frio de Londres tenía algo especial que no podía identificar, tal vez el sentirse extraño hacía que el frio exterior estremezca más con el vacío en su estómago. No tuvo Katsumoto que esperar mucho tiempo que un elfo se aproximaba a las verjas de hierro haciendo que estas se convirtiese en un vapor. Los elfos domésticos en occidente son mucho más feos y para nada sociables, su mirada de desconfianza lo intimidó un poco, sentía que cada paso que
  15. Perdido y prácticamente sin rumbo, solo con un trozo de pergamino en la mano, se encontraba el confundido nippon mientras recorría la frías calles de Ottery St. Catchpole, todas casas, mansiones y castillos reflejaban el poderío y la nobleza de cada una de las casas, aunque él sabía perfectamente que por la roca no se mide la grandeza del hombre. Ya había casi aprendido de memoria lo que en aquel pedazo de papel decía, y la orden que había recibido, la cual sin razonar, por respeto a su padre, obedeció al pie de la letra, simplemente con cerrar sus ojo también llegaban a mente los recuerdo

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.