Jump to content

Darla Potter Black

Alquimistas
  • Mensajes

    11.834
  • Ingresó

  • Última visita

  • Días ganados

    27
  • Oros

    5,800 [ Donate ]

Todo lo publicado por Darla Potter Black

  1. La voz del Lycan llenó el silencio en ese momento, al contrario de ella sí se ha topado con legeremantes con anterioridad. Aunque a fuerza de ser sincera, ella ¿cómo podría saberlo? No había visto su mente invadida en forma directa o al menos no que ella hubiera sido consciente, las barreras oclumánticas solo las había levantado para impedir que alguien supiera sus verdaderos pensamientos, como precaución. Sus pensamientos habían volado por unos segundos, pero luego se concentraron en la pregunta que hacía el Lycan. El alma se dividía por matar a alguien, eran pocos, sino contados con los dedos los que podían dividirla a gusto y piaccere, o al menos es lo que ella conocía, aunque sí reconocía que no conocía todas las mancias, pudiera haber alguna que no, pero más de siete partes ¿eso no es mucho Tom? Vino a su mente esa frase que había leído en un libro de historia. El siguiente comentario le heló un poco la sangre, pero fue consciente de la respuesta, muchos años atrás Sean había intentado modificar su memoria, sin saber que en ella vivía el alma de Scarlet. A su creadora no le había afectado el cambio de memoria que el mago había llevado a cabo y le había advertido sobre lo ocurrido. ¿Sería ella un caso especial? ¿Se referiría el Lycan a una persona convertida en un horrocrux como habían sido Harry Potter y como lo era ella? Miró a la arcana con expectación, esperando que diera respuesta a su compañero de clase. Pero no hubo tiempo, porque en cierta forma el recuerdo del Lycan llegó a los presentes. Un estremecimiento recorrió la espalda de la pelirroja, sorprendida por las escenas que podía sentir como vistas en primera persona. La voz de Cillian interrumpió sus pensamientos, ¿en qué castillo hubiera entrado? No quiso saberlo, había sido un compañero y era familia, las preguntas de él la sorprendieron, bueno, no tanto la última como la primera, aunque en realidad ¿no todos nos preguntamos por qué en la vida? Pensó en Scarlet y en ese momento también había querido saber por qué, ¿por qué ella? Eran parecidas físicamente, ambas eran brujas. ¿Por qué? Scarlet necesitaba ocultarse y sobrevivir, ante la traición que se avecinaba. Esa tarde en el cementerio mientras visitaba a sus padres adoptivos, Scarlet y Dimitri la habían acechado, Scarlet había puesto su alma dentro del cuerpo de Darla y antes que pudiera traspasarla por completo Dimitri y ella se habían asesinado, pero ya Scarlet había convertido en vampiro a Darla. Luego su “tía” de sangre la ayudo a pasar la etapa de neófita y la guió hacia su padre en la Potter Black. Y allí, sin quererlo ni esperarlo había conocido no solo una familia, sino dos, la familia de sangre y la que fue por varios años su familia de bando. Porque cuando ella se decidió a ingresar al bando tras cursar la Academia de Neutrales había sido el hecho de que en la Orden del Fénix fuera una verdadera familia, donde todos cuidaban de todos, lo que la había hecho optar cuando jamás antes había ni soñado con ello.
  2. Turno especial de buscadores 5. Velocidad incrementada por la Caida en picada - En reemplazo de Yagami Kenshin Gia observaba con atención a Yagami, el buscador de los Falcons llevaba algunos metros de ventaja a la rubia buscadora de las Serpientes. La velocidad de ambos tenía entendido que era similar pero el hábil Kenshin estaba demostrando tener mejor suerte o quizás mejores condiciones que la Dumbledore. En ese momento la ojimiel mirada de la Coppari notó un pequeño y ágil movimiento de su buscador, el mago había inclinado levemente su Twigger 98 hacia abajo consiguiendo una velocidad superior a su vuelo normal gracias a dicha maniobra de caída en picada. Una bludger pasó bastante lejos de él, en un vano intento de detenerlo en su vuelo y el buscador logró con ese movimiento adelantarse más de veinte metros a la buscadora del equipo rival, quien vio a su vez pasar cerca de ella la bludger que uno de los hermanos Ianello había golpeado contra ella. Gia ni se molestó en mirar cuál de ellos había sido, respetaba demasiado al par como para venir a reclamarles que dieran más duro, además, su buscador estaba a salvo e iba muy por delante de los rivales, con suerte podría atrapar la snitch en cualquier momento. O al menos eso es lo que esperaba la italiana.
  3. Darla lanzó un suspiro por nonagésima vez, si algo había hecho cuando habían emitido la orden de captura contra Nate había sido estar en desacuerdo con el Linmer por ello. Ahora, llevaba tres aurores jóvenes, ingresados en sus labores en época de Sagitas que protestaban por ello. Y era la tercera vez que tenía que repetir que todo lo anterior había sido una confusión y que el mago había podido demostrar su inocencia en aquel incidente, o más bien accidente. Los magos ponían mala cara pero luego de sus claros argumentos lograba que se marcharan felices e incluso alguno había hecho de filtro exponiendo los argumentos de la Potter Black a sus compañeros, ahorrándole el reclamo. Miró la hora, era demasiado temprano para tantos reclamos, se preguntó dónde estaría Lunita, no la veía desde el incidente en el Callejón Knocturn. Cosa que sentía que había marcado un quiebre en sus vidas, no solo por el compromiso y futuro matrimonio de la líder fenixiana con el director de la seguridad italiana, sino por su propia decisión de cazar por su cuenta y sola al mortífago cuyo nombre ya parecía grabado en su mente de tanto que aparecía en cada incidente relacionado con ese bando. ¿Acaso sería él el único hombre existente? Bueno, no, cuando había ido en busca del trío en la Riddle no había sido él quien la había interceptado precisamente. Y se había equivocado, no eran unos traidores aunque las apariencias los hubieran señalado erróneamente. Pero lo que ahora la preocupaba era un pequeño pero significativo reporte. ¿En qué momento aquello se había convertido una bola de nieve in crescendo? No podía creer que alguien fuera tan cruel de matar unicornios para solo obtener el polvo mágico que se estaba convirtiendo en la “droga de moda”. Si hubiera podido se hubiera largado a llorar pero debía mantener la compostura. Debía intentar tener más oídos en las calles, quizás tomar las calles ella misma, pensaba mientras re leía el memorando y una nota al pie le llamaba la atención. Habían llegado reportes meses antes al Ministerio pero habían sido clasificados, aunque no figuraba en ninguna parte por quién ni en dónde. —Misha —llamó la pelirroja y una bruja de cabellos cortos y rubios asomó la cabeza por la puerta, tomo nota en forma apresurada en una hoja de los datos que figuraban y se los tendió a la rubia —ve qué puedes averiguar sobre estos archivos clasificados por favor y quién ordeno se clasificaran de esta manera. —Sí señorita Potter Black —dijo la auror tomando el pergamino con los datos de los memorandos archivados. Volvió a los reportes, le molestaba que algo tan trascendente estuviera oculto, no era lógico, la actuación de Sagitas no había sido llevada por otra cosa que no fuera el bienestar familiar. ¿Por qué ocultarían esos reportes clasificándolos tan secretamente? El siguiente reporte, también escueto, daba cuenta de que los mayores damnificados eran en los países de la Europa continental, especialmente Italia y llegando incluso más lejos de lo que ella hubiera imaginado, el informe decía que habían comenzado a haber reportes desde Turquía. Sin ningún motivo vino a su mente la frase guerra del opio. Está cansada, sabe que su puesto no ha sido más que una fachada para el Linmer y que si bien ella ya ha tenido puestos de alta responsabilidad antes, el manejo del último tiempo ha sido más el de un puesto decorativo. No fue de ella que surgieron las órdenes contra Nate ni contra Aaron. Pero era ella quien debía poner la cara. Recordó en ese momento al hombre del interrogatorio, la expresión de Sean y Luna cuando ella bebió de su sangre. Sangre “Black Lestrange”, bufó y miró hacia la puerta. En algún momento tendría que enfrentarse al Despard, no cabía dudas que sus puestos los llevaban a encontrarse, pero la verdad es que se sentía como contaban las historias había sido la actuación de Dumbledore en el quinto año de Harry Potter… esquivo… y era consciente que en este caso la que venía evadiendo al mago era ella. Los sentimientos contradictorios que le provocaba el ministro eran algo que no lograba interpretar, o no quería hacerlo. No tiene mucho tiempo de seguir pensando, un avioncillo se desliza por bajo la puerta y va a parar sobre su escritorio, desplegándose. Muerde su labio al leerlo, se pregunta si el mago será legelemántico, dos de sus preocupaciones del momento se unen, Despard la cita en la sala de juntas del gabinete ministerial… y justamente para tratar el tema del polvo de unicornio. Maldice, cierra la carpeta con los escuetos informes y el comunicado dentro y los sella con un hechizo de seguridad. Cuando sale de su despacho se cruza a Misha. —¿Obtuviste algo? —inquiere ansiosa. —Me temo que aún nada —es la respuesta menos deseada que recibe. —Bien, sigue en ello, voy a una reunión en la sala de juntas del gabinete ministerial —repite casi como un mantra, para ir calmándose —¿sabes algo de Luna? —la mujer niega y ella bufa dirigiendo sus pasos hacia las escaleras, necesita tiempo para pensar. A cada paso sus botas hacen un suave eco mientras se dirige al piso del gabinete, la pollera apenas por encima de las rodillas que lleva ese día muestra un tajo coqueto en la parte trasera, dejando al descubierto parte de sus piernas. Acomoda el cinturón con broche de plata que lleva a la cintura y alisa su blusa blanca. Siente que últimamente luce muy formal, en el pecho, sobre la altura del corazón, lleva un prendedor de ópalo tornasolado, en la mañana se lo ha pasado dos veces por sobre su corazón antes de prenderlo en la blusa, no le ha parecido correcto usarlo para recoger sus cabellos, así que ha elegido un lazo color morado para ello. Su varita, como muchas veces, está en un bolsillo oculto en el lateral derecho de su pollera. Cuando llega a la sala ya hay varias personas reunidas allí, reconoce a algunas, a otras no, escucha en silencio sin denotar su presencia las palabras del Despard sobre las investigaciones. Mira a Rory pensativa, todo lo que tendrían que hablar ahora queda un poco relegado ante la urgencia, suspira… ya habrá tiempo. —No es el único que llega tarde Señor Malfoy… disculpe que interrumpiera su disertación —pronuncia la Potter Black en ese momento mientras se aleja de la puerta por la que ha ingresado discretamente, saludando al resto de los presentes con una inclinación de cabeza —buenos días, yo también me disculpo, —manifiesta mientras se acerca a una de las sillas a la derecha del Despard, pero deja un par de ellas entre ambos, dando lugar a la cercanía de su gente de confianza. @ Rory Despard @ Luna Gryffindor Delacour @ Ludwig Malfoy Haughton @todes
  4. Turno especial de buscadores 5. Dado de velocidad + caida en picada - En reemplazo de Yagami Kenshin 6+7=13
  5. Martes. 😄 sábado 😅 lunes 🙃 martes again 🥲 cómo pasa el tiempo y uno no lo ve...

    1. Ericen

      Ericen

      ¿Hoy no es viernes? Pues me levanté tan cansada como si lo fuera... Necesito un apagón de esos que no funcione nada en 24 horas para obligarme a descansar.

    2. Darla Potter Black
  6. Kimberly con Uriel Luxure, su comitiva y los aurores @ Azrael Lycan Kimberly escucha al mago que responde al menos con su nombre, un Luxure, ha oído de parte de Darla algunas historias referidas a la familia, pero no ha tenido mucho contacto con ellos, al menos la Potter Black no les recuerda con certeza de aquella época de su pasado. Sí recuerda bien sin embargo al compañero de la Gala de San Valentín, Danny pertenece a la familia Luxure. —Un gusto pues, Señor Luxure, sabrá entender que si bien entendemos que es un diplomático, cuando el sistema de seguridad marca una alerta, en primera instancia debemos responder a la misma, luego, aclarada como ahora la situación, solo restaría darle la bienvenida y preguntarle qué podemos hacer por usted —la situación resultaba algo extraña pero la Black sintió que dado el título que el propio Luxure había manifestado quizás lo mejor sería explicarle el protocolo de seguridad. —Espero que entienda, que al representar a los muggles, que estuvieron en una época vedados al ministerio inglés, las alarmas nos han marcado su presencia y por eso los aurores han venido a usted —agregó Kimberly y ante la participación de la escolta del egipcio apuntando a los aurores la bruja elevó su voz —caballeros por favor… —llamando la atención de la Potter Black en las chimeneas próximas a salir. —Lo que es absurdo Señor Regente es que espere que me quede de brazos cruzados mientras apunta a mis hombres, usted sabe que la magia que se maneja en este lugar es poderosa y que además se le ha ofrecido una mediación diplomática ¿por qué mejor no bajamos las varitas antes de que alguien salga lastimado por una situación completamente manejable diplomáticamente —la rubia mantenía su zurda elevada y la derecha en la cintura, y sus mirada se cruzó por breves segundos con la Potter Black en el momento que esta se volvió hacia ella. Estaba hecho… Darla con el Anarquista y Sean @ Rory Despard @ Sean -Ojo Loco- Linmer Darla negó con la cabeza, el café negro no era su fuerte, le agradaba pero se había acostumbrado demasiado al té y toda la vida había preferido lo que en su país de origen se conocía como lágrima, nombre que le agradaba más, de hecho, para una de sus bebidas favoritas. Disimuló una sonrisa al escuchar la respuesta de Sean sobre los funcionarios en actividad, pues sí que sería una labor complicada, si lo había sido antes con él como jefe, ahora con Despard se sentía más indefensa o no sabía bien cómo definir la situación en realidad, gracias que no debía plantearlo ante nadie. —Demasiado libre a veces —murmuró la Potter Black mientras que las voces a sus espaldas la mantenían algo nerviosa, pasó su mano al bolsillo y tomando el amuleto caudex se lo pasó por su corazón, un par de veces y lo prendió con fuerza sobre su pecho, mientras escuchaba con no demasiada atención a Sean —El regente egipcio —respondió con tono distraído y luego se giró —Egipto contra Rumania —agregó varita en mano y apuntando hacia los magos egipcios que acompañaban a Uriel Luxure, no le gustó para nada lo que vio y su mirada se cruzó con la de Kimberly en ese momento. —Disculpen —masculló mientras Sean daba un paso hacia la salida y ella uno hacia el lado contrario —Caudex —pronunció apuntando a los magos egipcios que apuntaban a los aurores, la magia del amuleto bastó para dejarlos sin magia gracias a la cúpula que levantaba a su alrededor, era algo que a la Potter Black no le gustaba para nada utilizar, viendo la palidez de los hombres excepto el regente y el Luxure. Su mirada se cruzó con la de Kimberly y acercándose al grupo dijo en voz alta. —Sean, no sé si no debería ayudar a Kimberly —gruñó sosteniendo el brazo del mago para verse arrastrada en el torbellino de la red flú que él ya había activado.
  7. La verdad que esta gala siempre he dicho que no es de mis favoritas, el miedito escapa de mis preferencias, aunque reconozco que he ganado un par de veces un par de galeones con algunos cuentos, incluso dentro de concursos de la Marca, y tal vez alguno aquí fuera, por eso ni planeaba participar, ya agoté el stock de ideas terroríficas, o eso pensaba. Hoy ha sido un día curioso, pedí permiso para faltar y luego, por una emergencia perruna heme aquí, respondiendo varias cosas y hasta dejando constancia de mi participación en los cuentos tenebrosos ¿quién lo diría no?
  8. Les deseo suerte a los tres de arriba y le comento a Marce que las medidas que dan para mi no son tan pequeñas para animaciones, de hecho se pueden aprovechar más que las medidas de un blinkie común y corriente, que generalmente, al menos yo los hago de 15 x 150, acá son más del doble la medida, y sé que Marce capaz que no me lee pero yo rellené las dos líneas tratando del tema que se debe hablar acá y comentándoles que casi me olvido de pasar a avisar que mandé mis blinkies para participar, no me convencen, pero es lo que hay.
  9. Si mi día tuviera más contratiempos estaría para escribir un libro.

     

    1. Ericen

      Ericen

      Siempre lo he pensado, mis anécdotas diarias generaría un libro de esos gruesos. Hay días que son para olvidar, aunque otros son divertidos recordarlos.

  10. Kimberly lanzó un grito, si se prestaba atención era una extraña mezcla entre el dolor por el corte producido en su brazo y el hecho de que su alumno acababa de silenciarla justo antes de que pronunciara el encantamiento del immolo oppugnare, la herida estaba en su brazo al haber movido la daga pero no en la de Cubias, que había sido listo. ¿Cómo no sentir satisfacción porque había entendido cómo detener su magia? No es que fuera masoquista, al contrario, pero aquello era una muestra de que sí había prestado atención y en cierta forma la hacía sentir orgullosa, considerando que era la primera clase del libro que impartía. —Bien jugado, me debes algo… —gruñó mientras que pensaba en un curación con el cual sanó las heridas que se había producido en su propio brazo, la sangre dejó de brotar y al menos ahora, no sentiría deseos de morder al hombre frente a ella, sobre todo porque él a su vez había sanado la herida que se produjera al principio en su costado. La siguiente jugada del mago parecía ser bastante poco convencional y la rubia lanzó un silbido, vaya que iba derecho hacia los hechos, quería ver correr sangre, no solo con el oppugnare. Kimberly pensó en una Salvaguarda Mágica que la volvió intangible, aunque su intención no era traspasar paredes o materia sólida, sino que el hechizo que le acababan de lanzar, el rayo, no le causara ningún daño, de hecho la atravesó limpiamente haciendo el efecto esperado de mantenerla a salvo y sin un rasguño. Lo siguiente era un poco de revancha de su parte porque se sentía algo ofendida, aunque no demasiado ante el hechizo que utilizara el mago. Por unos segundos el mago pareció haberse perdido mientras ella lograba evitar salir herida, incluso hubiera jurado que había pronunciado un hechizo de protección, pero ahora le veía de nuevo atento a la acción entre ellos dos. —¿Recuerdas que te toqué verdad? —preguntó, recordándole que antes de empezar el duelo, al tocarle, le había grabado una marca de sangre que le permitía controlarlo por completo durante una acción, por lo que agregó —obedire… no puedes causar otra herida con tu daga del sacrificio… —había dos alternativas de acción en estos casos y ella lo sabía. —No eres digna de enseñar el libro, pagarás por tu osadía —la repentina aparición de un Uzza frente a ella la sorprendió, aunque no tanto como que arrojara al suelo a la niña que traía con él. —¡Cat! —gritó Kimberly, reconociendo a su sobrina, aunque no así al Uzza, quien en ese momento lanzó un sectusempra hacia la pequeña —¡no! —Kim presionó la daga del sacrificio con fuerza mientras pronunciaba en voz alta —Immolo ad protegendum! —inmediatamente las heridas que hubieran cubierto el pecho de su sobrina cubrieron el suyo, haciendo que lanzara un suave gemido y en el momento que iba a atacar al uzza para luego curarse todo se desvaneció, incluyendo sus heridas. Kim lanzó un insulto, ¿acaso se trataba de una prueba también para ella? ¿o era el sol del África que los estaba afectando? PV: 70+30=100 PP= 6 @ Lord Cubias
  11. A veces la gente puede estar atenta a los detalles y otras veces simplemente todo puede estar pasando frente a sus narices y no lo nota. Muchas veces dependerá de lo atenta o lista que sea la persona, otras veces simplemente dependerá de su estado de ánimo, porque seamos sinceros, puedes ser el ser más hábil de universo, detallista y astuto, pero tu ánimo, un hecho inesperado, algo que afecte tu equilibrio natural, pierdes todo. Pero éste no parecía ser el caso de la Malfoy, algo podría haber notado del traslador que le había dado a ella y a Ludwig, pero la magia que había utilizado para llevarla a aquel templo podría haberse sentido como un simple cosquilleo. Seguramente la transición entre uno y otro destino habría sido para ella casi imperceptible. La rubia sonrió, había en ella una conciencia clara que la daga del sacrificio que invocara en ese momento ya brillaba con los rayos del sol que las iluminaba en la mano de su alumna. Jadeo ante la sensación de ardor en su brazo en el momento que la pelirroja realizó el immolo oppgnare y cruzó su zurda por debajo del antebrazo derecho, ayudándose a mantener la firmeza y el agarre de la varita mientras achicaba un metro la distancia que las separaba dando varios pasos al frente tras lo cual, sopesó por unos breves momentos lo que iba a hacer. —Bien jugado pero… supongo que en un duelo así siempre seremos clásicas ¿verdad? —preguntó Kimberly a su oponente tras lo cual pensó en el hechizo Maldición, el efecto caería sobre su próximo intento de hechizo, ya fuera verbal o no, el cual resultaría en una versión ridícula del que pretendiera hacer la Malfoy. Dubitativa, por unos segundos dio un par más de pasos al frente hacia su rival, si antes, estaba a la distancia óptima ahora era un poco menor en el momento en que pensó en un Fuego Púrpura generando una llamarada violeta que no quemaría a Mónica pero que de alcanzarla la dejaría inconsciente durante medio turno. Acto seguido, para sanar la herida que le había causado el immolo oppugnare, pensó en una curación, mientras retrocedía agrandando a la distancia original los metros que las separaban, el aroma de la sangre ya la estaba entusiasmando y no quería terminar a los mordiscos con la vampiresa que estaba enfrente de ella, aunque no sería la primera vez que tuviera un “divertido” duelo a dentelladas con otra vampiresa. PV= 100 – 30(IO) + 30(C)=100 PP: 5+2 (5+1PP por cada 10 niveles ”enteros”) nota: utilizo los mismos que tienes tú, @ Monica Malfoy Haughton
  12. me rindo, se me parte la cabeza al medio, al que le quedé debiendo algo mañana en la noche si sigo viva le respondo T_T

    1. Ericen

      Ericen

      Te lo dije antes, has de dormir más o no llegarás viva a la noche.

  13. ni un hola mujer?

    1. Ericen

      Ericen

      Cissy no saluda, es una mujer dura. 🤡

  14. Algo había pasado, chispas o no sabía muy bien si había sido otra cosa, pero ahora se daba cuenta que el hechizo que había realizado antes, la maldición no había producido efecto, lo supo al darse cuenta que Ludwig seguramente había intercalado una maldición entre su morphos y su propio intento de maldición. Que mala suerte, pero quizás no todo estaba perdido. —Accio pantalón de Ludwig —dijo apuntando a la prenda que tras morir la avispa marina por falta de su ambiente natural había vuelto a su forma original. Segundos después tenía en sus manos la prenda del mago, con lo cual se producían un par de pequeños sucesos, unos más divertidos que el otro. Antes de que ella tocara la prenda de Ludwig, su pantalón, teniendo el poder de poder hacerle una marca de sangre, éste se había arrancado un botón de su no muy habitual vestimenta y creado un bezoar que consumía. Luego de ello la Black notó que algo similar a lo que le había ocurrido a ella estaba ocurriendo con él, juraría que había mencionado a un amor. Ella había pasado por algo similar solo que con su sobrina. Pero no era momento de ponerse a jugar o especular ya que el tiempo era poco. La pelirroja y falsa Mónica dejó caer el pantalón de Ludwig al suelo mientras movía con agilidad la daga del sacrificio. —Creo que es mi turno de jugar a las cortaditas Ludwig… immolo oppugnare —dijo la bruja mientras se hacía un corte en la región carpal anterior del brazo derecho, gimiendo un quejido al sentir el profundo corte que se había hecho, miró al mago y sonrió con un dejo de dolor e ironía. —¿Cómo te sientes ahora querido? ¿Te sigue pareciendo divertido el concepto de ojo por ojo que planteaste en la clase? —los ojos de la bruja brillaban con un gesto algo perturbador, el aroma de la sangre causaba un cierto deseo en sus instintos más primitivos, pero se mantenía firme, no por nada había sido la mejor en su entrenamiento como neófita. PV: 100-30 = 70 PP: 5+2=7
  15. Por favor, pacienciaaa... soy una solita y estoy medio (bastante) dormida... *mira los roles y llora*

    1. Ericen

      Ericen

      Ea, amiga, ea, vete a descansar y mañana (ya hoy) harás más y mejor.

  16. respondí pero olvidé etiquetarte :3

  17. Una sonrisa se dibujó en los labios de la Black al escuchar las primeras palabras del mago enfrente de ella. No había nada que hiciera reaccionar más a un hombre, a todo ser humano en realidad, que le tocaran un poquito su orgullo. Y Kim tenía esa mala costumbre, aunque el último tiempo no había tenido oportunidad de hacer uso de ello, lo cual quizás había sido algo positivo. De igual manera, el moreno parecía dispuesto a que sus palabras no fueran de un tono agresivo, ni mucho menos, agregando que le despertaba interés lo que oía, o más bien a quién oía, y lo reafirmó con un guiño que arrancó una suave risa de los labios de la rubia. —Cuidado Señor Ministro —río y le guiñó un ojo a su vez —sí, sé quién eres, tengo una amiga que sabe de ti y me ha contado… pero como dije… cuidado, podría considerar que me coquetea y podría no disgustarme… Apreció como el mago analizaba con rapidez una vez más el lugar del duelo, lo cual le valió la tácita aprobación de la vampiresa. Aunque el mago le apuntaba con su varita no pasó desapercibido para la bruja el suave destello del sol sobre su mano izquierda, sin dudas había invocado la daga del sacrifio, y ella le imitó pensando a su vez daga del sacrificio, ambos tenían en sus zurdas ahora las dagas. Y algo más… Kim lanzó un suave gemido cuando un dolor intenso atravesó su lado derecho a la altura de las costillas, observó el cuerpo del Malfoy y asintió en silencio, el aroma de la sangre llenó sus fosas nasales, la de ella y la del humano. —Ahh… en verdad podría darme un festín contigo y no solo en el duelo ni con mis colmillos —dijo la rubia algo embriagada por el aroma para luego lanzar una risa ante la queja del mago mientras pensaba en algo realmente absurdo, pero su idea era probar la eficacia del mago en los duelos y no vencerlo sin más así que se curó la herida causada en su costado pensando en un episkey para instantes después, con su costado curado pero su ropa empapada en sangre mirar al mago y sonreírle. —Ojo por ojo dijeron hoy… immolo oppugnare —dijo la rubia mientras se causaba en un corte en los tendones sobre su brazo derecho, en el cual ambos sostenían la varita… aquello era doloroso… pero valía la pena intentarlo y que los cortes produjeran el efecto deseado en ambos. PV=100-30+30-30 = 70 PP= 5+1= 6 nota: utilizaré el mismo PP que tú.
  18. Darla Potter Black con @ Sean -Ojo Loco- Linmer y el "Anarquista" ( @ Rory Despard ) Las palabras del anarquista le producían una cierta gracia, aunque no tanta como su notoriamente fingida indignación, ella apenas esbozó una sonrisa burlona, pero simplemente se encogió de hombros. En realidad terminaba perdida con ambos hombres, al no saber con exactitud qué es lo que esperaban de ella. Casi lanza una carcajada ante el comentario de que le gustaba incomodar pero en ese momento su mirada se cruzó a lo lejos con una figura arto familiar, se trataba de su primo Matt. Abrió los labios e iba a hacerle un gesto en señal de saludo cuando notó el gesto de desagrado del mago. Pero ¿qué le había hecho… o qué había dejado de hacer? De pronto se dio cuenta que su situación, siendo hijo de la ex Ministra, no debía ser la más cómoda, sin embargo sabía perfectamente el excelente y objetivo trabajo que era capaz de hacer Matt. Mordió su labio, dolida en el fondo por la situación y lanzó un suspiro que quedó ahogado por un pequeño escándalo que surgió en ese momento en las chimeneas. —Por el amor de Merlín, ¿qué diantres? —un grupo de aurores discutía con un mago cuyo aspecto denotaba su origen extranjero y pudo notar que de inmediato eran interpelados por el mago que expresa su inmunidad diplomática y que eviten un incidente internacional. La Potter Black está a punto de lanzarse hacia ellos, ha escuchado al hombre hablando en Pársel y ha reconocido su mención al nuevo gabinete. ¿Es un peligro o no lo es? En ese momento sacude su varita y un pequeño pergamino aparece, con velocidad garabatea unas notas en él y tras un toque con [Edelweiss] la nota vuela cual mariposa en busca de Kimberly. La preocupación la invade pero ya el anarquista le hace una pregunta que le hace mirarlo con expresión desorientada mientras comienza a caminar sin saber muy bien en cuál cafetería terminarán. —En realidad depende del momento del día y las circunstancias, pero si debo elegir ahora prefiero un macchiato —respondió Darla mientras por sobre el hombro veía los ascensores de los cuales salía velozmente una mujer de cabellera rubia. Kimberly Black con Uriel ( @ Azrael Lycan ) Kim apenas había tenido tiempo de llegar a la oficina auror y estaba acomodando los papeles sobre su escritorio, la parte que ni a ella ni a Darla le agradaba, el papeleo, una por ser más de lucha y la otra porque sabía que se volvía en exceso meticulosa. En ello estaba cuando una pequeña mariposa de pergamino llegó hasta donde estaba y se posó sobre el escritorio, abriéndose. De inmediato reconoció la letra de la Potter Black y leyó el mensaje, por lo cual dejando todo salió disparada hacia el ascensor. Minutos después llegaba al Atrio, cuando llegó alcanzó a ver como la pelirroja estaba ahora en compañía no solo del anarquista sino también de otro hombre, que reconoció como Sean Linmer. Una sonrisa burlona se dibujó en sus labios pero rápidamente se dirigió hacia donde un grupo de aurores se negaban a dejar circular libremente a un hombre de vestimentas típicas de otra región. —Buenos días caballero… aurores —saludó la rubia y uno de los aurores de mayor rango se volvió hacia ella e hizo un gesto de reconocimiento. —El caballero esgrime inmunidad diplomática egipcia, pero ha ingresado sin que le revisen la varita y según las alarmas ha llegado desde un origen no definido. —Entiendo… caballero, mi nombre es Kimberly Black, soy la mano derecha de la Directora del Departamento de Seguridad Mágica, ¿podría informarme su nombre y los motivos de una visita diplomática al Ministerio Inglés? Así como su origen por favor. ¿Ha llegado usted desde Egipto directamente o ha hecho escala en otra parte? —con una mano hizo un gesto hacia los aurores para que se relajaran y mantuvieran cierta distancia mientras ella se ocupaba del desconocido. Los hombres quedaron en guardia, a un par de metros de la rubia, conocían bien la fama de la vampiresa y sabían que no se dejaría pasar por encima y si lo intentaban, diplomático o no, defenderían a su compañera de armas.
  19. Turno 19. Dado de Reacción de Gia. Tras los penales que ellos habían lanzado les había tocado el turno a las serpientes y la italiana, al ver la actuación de su guardiana, recordó una hermosa sarta e insultos en italiano y otros idiomas internacionales al ver ingresar tres veces la quaffle. Pero ya vendría su revancha y de eso estaba segura la Coppari. Cuando Schmid puso nuevamente en juego la esfera la joven cazadora se lanzó con toda su energía y utilizando su rápida reacción fue tras de la quaffle, por delante de sus rivales e incluso muy por delante de sus propios compañeros. Atrapándola con la mano izquierda, jugándose a una jugad a de zurda a la que no estaba acostumbrada, salió a toda velocidad pelota en mano. Cuando creía que estaba ya a salvo alcanzó a ver una bludger lanzada por una de las golpeadores del equipo rival, una sonrisa se dibujó en su rostro al notar que le habían pasado más lejos de lo que deseaban y los hermanos Ianello ni necesitaron defenderla ni ella evadir nada. Levantó su cálida mirada y con una satisfacción vio a unos metros de ella a Mordred Deschain, a quien dedicó un coqueto guiño antes de lanzarle con todas sus fuerzas y su máxima seguridad la quaffle para que él se ocupara de marcar un gol más para los Firenze.
  20. necesito ponerme las pilas y rolear porque mañana no existo...

    1. Ericen

      Ericen

      ¿A dónde te vas?

    2. Darla Potter Black

      Darla Potter Black

      Los martes doy catequesis y encima con el trabajo presencial se me va a complicar el día 

  21. Nick: Darla Potter Black ID: 34050 Link a Ficha: http://www.harrylatino.org/index.php?showtopic=78108 Link a Bóveda Trastero: https://www.harrylatino.org/index.php?showtopic=105746 Producto: Colas de Rata - Coste en Llaves: - 4 Llaves HL
  22. Turno especial de penales de entretiempo. Había llegado el turno de los penales de entretiempo y los tres cazadores se fueron preparando para hacer sus jugadas. Gia, con cierto nerviosismo poco habitual en ella se preparó de primero. Frente a ella el mago egipcio que fungía de guardián de los Black Serpents esperó por unos segundos pacientemente y de pronto cuando ella se preparó para lanzar la quaffle comenzó a realizar molinetes alrededor de los aros a gran velocidad, haciendo gala de un buen manejo de su Cometa 290. Gia nunca supo si fueron los nervios la que la traicionaron o si solo se trató de la eficacia del Doublé Eight Loop para bloquear la quaffle, la cuestión es que el Azrael atajó su penal. La bruja bufó y dejó su lugar a sus compañeros, primero el guapo y veterano español, Francisco, esta vez no hubo molinetes y el guardián de los Black Serpents hizo su volada lateral, nada, le faltó media carrera para llegar a tiempo, los gritos de ¡García! ¡García! Se entremezclaban con los de ¡Tornados! ¡Tornados! Indicando la eficacia del gol. Luego le llegó el turno al nuevo, Gia no conocía mucho a Mordred Deschain, pero el cazador tenía buena mano, o eso había oído de él, solo faltaba comprobarlo. Al igual que con Francisco, esta vez el Lycan no hizo ninguna pirueta, ¿tanto lo había cansado ella? Como fuere, Mordred lanzó su quaffle y la volada lateral de Azrael ni llegó a un tercio del camino cuando todos gritaron el gol de los Tornados. —Fantástico —dijo la castaña mientras se alejaba volando en su Twigger. Quería ver qué tal lo hacía Gianna, ellos habían elevado la parcialidad a 70-20, ¿podría la bruja mantenerlo así o los Black Serpents elevarían su marcador?
  23. PV: 100-30 (IO)+30(C) post pasado >.< PP: 5+2 (5+1PP por cada 10 niveles ”enteros”) nota: utilizo los de Mónica La mirada de la bruja devenida en pelirroja reflejó su molestia, como lo hubiera hecho su hermana seguramente, Ludwig frente a ella había sido “atravesado” por el rayo del sectusempra sin sufrir ningún daño. De sus labios no había salido palabra alguna lo que hacía sentir un cierto orgullo a Kimberly, porque había utilizado un hechizo de libros no verbal para salvaguardarse, seguramente había [pensado] dicho hechizo y eso había hecho el efecto correspondiente salvándolo de las heridas. Y hablando de heridas, vio como del muslo del mago dejaba de brotar sangre, cosa que en el fondo agradeció, el apetito que aquel reguero le había estado despertando era bastante interesante. No sabía si le mordería o qué, pero mejor seguir con el duelo. Si se preguntaba qué hechizo utilizó para curarse en cierta forma lo supo luego cuando él aprovecho a utilizar el juramento de sangre. —¡Por Merlín! ¿Estás loco? —preguntó al rubio, es verdad que en un duelo uno a uno sería solo por un turno, ella aún no hacía nada, una sonrisa fría se dibujó en sus labios, no quería ganar ese duelo, pero si debía mostrarle lo errado que podía ser esa estrategia en un duelo individual, al menos para su gusto, debía intentar algo que les demostrara a ambos si era o no buena idea. —Tú lo quisiste… morphos —dijo mientras apuntaba al pantalón azul de Ludwig, el cual por el efecto lanzado se transformó en una avispa marina que dejó su veneno en la pierna del mago a la cual se había adherido unos momentos al transformarse, mientras que la pelirroja sonreía con un dejo de maldad y pensaba en un Maldición, el próximo hechizo de Ludwig derivaría en una versión ridícula del original al ser mal pronunciado o pensado, no teniendo ningún efecto real sobre nada ni nadie. En ese momento algo que no esperaba ver la bruja aconteció, una de las estatuas, la del más joven de los hombres, dio un salto apareciendo delante de ella con su sobrina Cat entre sus brazos, la echó al piso y mirando primero a la pequeña y luego a Kimberly la estatua pronunció unas palabras que no esperaba la bruja saliera de una piedra, aunque ahora parecía haber cobrado vida real. —Pagaréis la insolencia de utilizar nuestro pueblo para vuestros juegos… —la estatua desvió su mirada de Kimberly a Cat y un rayo verde rojizo surgió de la varita de la estatua en el momento que esta gritó —¡sectusempra! —haciendo que la bruja abriera los ojos con terror presionando su varita y su daga en la mano. —¡Immolo ad protegendum! —la herida que hubiera recibido su sobrina la recibió ella en el pecho y quedó respirando agitada, con el pecho herido y la blusa empapada de sangre mientras veía con asombro como la niña desaparecía del lugar y una carcajada escapaba de la estatua que desapareciendo volvió a ocupar su lugar en el pedestal. Iba a utilizar un episkey, para curar su pecho, pero en ese momento notó que nada había en él, ya no chorreaba sangre como segundos antes, ni sus ropas se veían manchadas, no al menos en el pecho como segundos antes. Miró con desconcierto a Ludwig, preguntándose si él también habría visto lo ocurrido o no, pero al no haber hecho nada ni dicho nada el mago, seguramente solo ella había alucinado. ¿Le habría costado algo? No lo creía, su varita se elevó una vez más hacia el pecho del rubio. Igualmente, no creía que él dejaría pasar que la persona amada estuviera en peligro frente a él sin hacer nada. @ Ludwig Malfoy Haughton

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo