Jump to content

Matt Blackner

Magos Expertos
  • Mensajes

    2.424
  • Ingresó

  • Última visita

  • Días ganados

    10

Matt Blackner ganó por última vez el día 1 Julio

¡Matt Blackner tenía el contenido más querido!

Acerca de Matt Blackner

  • Cumpleaños 25/01/1992

Profile Information

  • Género
    Male
  • Location
    Invernalia
  • Casa de Hogwarts
    Gryffindor

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    26
  • Rango Social
    Orden de la Cruz Dorada
  • Galeones
    418443
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Neutral
  • Libros de Hechizos
    Libro del Equilibrio (N.10)
  • Familia
    Potter Black
  • Trabajo
    Director del Departamento de Accidentes Mágicos y
  • Escalafón laboral
    T1
  • Raza
    Humano
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    1030
  • Puntos de Poder en Criaturas
    50
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    210 a 1100
  • Rango de Criaturas
    10 a 200
  • Conocimientos
    Encantamientos
    Conocimiento de Maldiciones
    Cuidado de Criaturas Mágicas
    Herbología
    Meteorología
    Transformaciones
    Estudios Muggles
    Defensa Contra las Artes Oscuras
    Artes Oscuras
    Adivinación
  • Habilidades Mágicas
    Videncia
    Nigromancia
  • Medallas
    20000

Campos para Gringotts

  • Escalafón último mes cerrado
    T1
  • Posteos acumulados último mes cerrado CMI
    89
  • Posteos último mes cerrado CMI
    1

Visitantes recientes al perfil

19.853 visitas al perfil

Logros de Matt Blackner

Proficient

Proficient (10/14)

  • Reacting Well Raro
  • Very Popular Raro
  • Great Support Raro
  • Conversation Starter Raro
  • Dedicated Raro

Insignias recientes

2,8k

Reputación

  1. hey! Última votación, aquí estoy de nuevo para votar a Sagitas Ericen Potter Blue, mis motivos ya los expuse. Creo que aun tiene mucho recorrido en el puesto, no para de abrir roles y generar tramas para que podamos rolear. Es una persona muy creativa y constante, y muchas cosas más que yo, y otros muchos hemos expuesto en nuestras votaciones.
  2. Definitivamente, Mael y yo no íbamos a ser buenos amigos. Desde luego no nos imaginaba tomándonos una cerveza de mantequilla después de una larga jornada ministerial. Sentía su aversión hacia mi, seguramente un sentimiento parecido al que yo podía tener por él, ya que no me gustaba desde que lo había visto entrar en el despacho de Sagitas para la entrevista gracias a la cual había conseguido su puesto. Parece que optó por dirigirse a mi, seguramente porque era el que más hostil se mostraba hacia él, aunqeu según dijo, solo quería comprobar qeu todo era correcto en la PB para poder administrar de forma adecuada donde debería estudiar cada miembro de la comunidad. Al final, optó por irse, ya que no éramos los únicos a los que debía visitar. Seguí su movimiento con la mirada, hasta quedarme mirando la puerta. De forma inconsciente mis dedos se rozaron, y de nuevo sentí la viscosidad del alcohol que poco antes se había derramado del vaso, en el jardín. Estaba a solas con Sagitas y Helike en la misma habitación, y el silencio me zumbaba en los oidos. Apreté el puño y simplemente, utilicé la aparición para salir de la sala. El pobre Harpo se sobresaltó, poruqe aparecí detrás de él. Traté de disculparme con él, diciéndole que ya no había visitantes en la PB, mientras me acercaba hasta Elentari. Solo Sagitas y yo podíamos aparecernos cerca de ella, o con ella en brazos. La niña me miró, asustada. Ella también había sentido a Mael y tampoco le gustaba. Por su cara, me di cuenta que estaba a punto de llorar, mientras Freyja mantenía el pelaje erizado, probablemente alerta por el miedo de la niña. - Ya...ya está...no pasa nada... - murmuré mientras la tomaba en brazos. Los pucheros se hicieron más intensos, y antes de qeu comenzara a llorar empecé a mecerla, creando esferas brillantes a nuestro alrededor, que cambiaban poco a poco de color, para que desviara su atención hacia ellas.
  3. En cuanto sentí los pasos en la hierba, me erguí, volviendo a quedar sentado sobre el escritorio. Observé a la figura que se acercaba, pelo blanco, y ropa sencilla, compuesta por pantalones de cuero y una camisa blanca. Me gustaba, pues optaba por vestir de manera sencilla, no con las (a veces) rimbombantes túnicas que utilizaban magos y brujas, ahora más abiertamente gracias a los edictos que eliminaron el estatuto del secreto. Ladeé ligeramente la cabeza y sonreí. - Matt Blackner. - contesté, abriendo los brazos y señalando las gradas. - pues donde quieras, este espacio es para nosotros - dije. Miré un momento hacia arriba, las pocas nubes parecían haberse desplazado, y el sol brillaba con un poco más de intensidad que a mi llegada. - perdona, voy a... - simplemente agité la varita, y el techo se desplegó, dejando el espacio de clases bajo una sombre agradable, que impediría el impacto directo del sol, mientras @ Kamra Ashryver D. elegía donde sentarse. - Bien...básicamente todos los hechizos son encantamientos, siempre que no impliquen cambiar la materia, porque entonces hablaríamos de transformaciones... - alcé mi varita - el encantamiento conforma la base de los hechizos que solemos utilizar, y aunque de forma más compleja se dividen en maldiciones, ataques y defensas, nosotros nos enfocaremos en la base de los encantamientos. Para empezar El movimiento y la pronunciación son esenciales. Asi como en transformaciones debes tener muy claro en tu mente qué quieres obtener, sin una buena pronunciación y el movimiento preciso, nunca conseguirás buenos resultados. Rebusqué en mi mochila hasta dar con un vaso. Me levanté y dejé el objeto, alargado, con dibujos de ondas azules que recorrían el cristal, frente a ella. - Como lo llenarías?
  4. No pude evitar sonreir de medio lado, a pesar del dolor que suponía saber que mataría a Ithilion, y verlo cada noche. Sagitas parecía cada vez más entusiasmada, y había comenzado a dar pequeños saltitos, mientras aplaudía de forma inaudible, feliz con la idea. Pero claro, mi mención a la chica la detuvo. Metí las manos en los bolsillos, pensativo, mientras me encogía de hombros. Recordaba los sueños, como habían vuelto a cambiar...era sutil, pero sabía que al final de cada pesadilla escuchaba la voz de una chica. No la reconocía, ni podía recordar que decía, pero si sabía que me dejaba una sensación triste. - Creo...me parece qeu cuando te lo mostré en el pensadero la oiste. No lo se. - dije - unos días antes de mostrarte las visiones el sueño había cambiado de nuevo. Escuchaba la voz de una chica al final, pero no se de quien es. Tampoco recuerdo qeu dice, pero la siento triste. Desvié la mirada hacia el jardín descuidado, pensativo. - No se si es una pista, si puede ser importante, o si solo es mi imaginación. Pero si de verdad hay una voz, a lo mejor puede ser una pista. - esperaba que Sagitas no pensara en la idea de emparejarme con nadie. No era lo que buscaba, ni en lo que pensaba. Pero, por más que lo intentaba, no podía recordar que decía la voz.
  5. Ladeé la cabeza hacia la coralillo. No podía culparle por haberme mordido, supongo que lo hacía para proteger el hogar del profesor @ Lawan Nguyen Thanh o siguiendo algún tipo de directriz que le habían dado. Comprendí que mi idea inicial, qeu debían de alimentarse de roedores y pequeños mamíferos únicamente era un poco simple. No tardó en seguir la voz del maestro a la del colorido ofidio. SU relación era muy estrecha, convivían, se ayudaban y se tenían cierto cariño. Aquello me recordó a Fenrir, a los días largos y las frías noches que habíamos pasado juntos desde que tenía memoria. Su relación, o lo que describía, me llevó a pensar en mi lobo, y comprendí un poco más la relación que parecía unirles. - Claro, no me lo tomo a mal. A los ocho años aprendí que nadie vive eternamente...ni es invencible. Todo el mundo muere. - dije, quitando de mi mente el recuerdo de Jack en la nieve, instantes antes de que lo mataran. Al sonido del agua fluyendo me distrajo. Al fin, el camino entre árboles se abría en un claro, atravesado por un río. No me costó detectar la cesta y la caña de pesar. - Vale, veamos...que preferís? - pregunté, mirándolas a las tres (aunque al basilisco solo hacia la cola, para evitar su mirada) - gusanos, un clásico. También hay camarones, escarabajos, saltamontes, babosas...y esta cosa - comenté, tocando con el dedo una especie de pasta de color verde anaranjado. Su tacto era viscoso, aunque ligeramente arenoso, con trozos de algo duro, como si fueran pequeños pedacitos de carne o verdura mezclados en aquella masa. - A Fenrir, mi lobo, le gusta el pescado...aunqeu prefería la carne, a veces se tiraba de cabeza al río más cercano y aparecía con algún pobre pez atrapado entre los dientes. - comenté, sonriendo al recordar el pelo blanco del lobo soltando agua sobre el suelo de la tienda de campaña.
  6. hey! Vengo a dejar el voto de nuevo, y una vez más, va para Sagitas Ericen Potter Blue porque sigo creyendo en la reelección y quiero ver como termina el rol global qeu ha empezado y que, si no termina, parece que se queda todo un poco a medias, además de todas las razones que ya expuse en la primera votación, sigo apostando por la buena re elección
  7. Me llegaban las quejas de Sagitas acerca de la calidad de los materiales que estábamos recogiendo de las estanterías, pero no podía fijarme en lo que trataba de enseñarme porque mis ojos no dejaban de llorar. Era una sensación de ardor que, para colmo, las lágrimas intensificaban. Era contradictorio pero doloroso, y no podía evitarlo. - Ya, pero algunos de los antiguos proveedores cerraron porque se jubilaban, y otros cerraron por las dificultades para conseguir buenos materiales tras la gestión de Aaron en su etapa como ministro... - dije - algunos de esos materiales son de nuevos proveedores y otros son tan antiguos que ni siquiera recuerdo a quien se las compramos... Me froté los ojos, era involuntario y solo conseguía que la piel alrededor de los ojos se enrojeciera también. - No solo hay que hacer limpieza, también hay que encontrar nuevos proveedores - murmuré. Fue en ese momento cuando supongo que se dio cuenta de que estaba llorando, porque noté sus manos tratando de peinarme, y su voz pasó de enfadada a preocupada. El mismo tono que utilizaba cuando estaba preocupada. Dejé de frotarme los ojos, auqneu era difícil. Por instinto intentaba rascarme, aunque ya había notado qeu no era buena idea. - No...no me pasa nada... - murmuré. Abrí los ojos durante un segundo, viendo la cara de Sagitas borrosa por culpa de las lágrimas. Seguramente tenía los ojos bastante enrojecidos por aquel ataque de alergia - es que me arden los ojos.
  8. hey! Yo también quiero dejar mis postulaciones por aquí, asi que al lío... Primero: Como no, a Sagitas Ericen Potter Blue: yo creo en la reelección. Sagitas ha sido una pedazo de ministra durante este año, no solo porque es una gran rolera, sino porque crea tramas, mueve roles, creo que maneja bastante bien la integración del rol de bando con el rol del CMI y hacía mucho tiempo qeu no veía el rol ministerial asi de animado. Por eso, Sagitas 4President (descubre su camiseta del #PurpleTeam Segundo: A Darla Potter Black porque siempre está ahí, porque creo que podría ser una evolución muy buena para su personaje (aunqeu a lo mejor no le gustara al comienzo xD) y creo que sería lo contrario a Sagitas, y por eso, podría ser muy interesante. Mi segundo voto, para ella Tercero: A Luna Gryffindor Delacour, porque sería interesante ver a su personaje ejercer el cargo, ha demostrado mucho poder en el rol del CMI, y no era nada raro verla roleando por todas partes, con buenas aportaciones.
  9. hey! aquí estoy yo de nuevo, como no, hice el puzzle de 300 piezas, tardé menos que en el anterior. Aquí está la captura con mis resultados para que quede constancia...ahora mismo soy tercero en la clasificación (algún día lo conseguiré) mira que los de las piezas estas redondeadas nunca los hago pq me cuesta diferenciarlos, de hecho empecé bastante mal (40 minutos, un 10% solo) y de pronto, remonté xD
  10. Aquel Hodag me sonaba...lo pensaba desde hacía rato, aquel animal me sonaba de algo. Se encaró hacia mi, dispuesto a cumplir su tarea, y dejar de embestir los vehículos de muggles para embestirme a mi. Supongo que era más divertido para él, pero Drago no le iba a permitir acercarse demasiado. Además, el dragón estaba más irritado. En medio de todo aquello, vi que alguien más llegaba. Alcé la ceja, pensando en detenerlo, pero el desconocido @ Ludwig Malfoy Triviani parecía dispuesto a ayudar a rescatar a los muggles que aun pudiéramos sacar de alli. - Eh! - le llamé desde arriba. Señalé hacia donde estaban los muggles. - Saca a los que puedas! yo me encargaré de entretenerles mientras! - dije, mientras Dragon caminaba hacia delante, agitando las alas, como si quisiera mostrar su envergadura para imponer respeto. Era un gran dragón, criado por Antara, orgulloso y testarudo. Algo desvió la atención del Hodag, y al oir su nombre, tuve un flash.... Alcé la mirada, encontrándome con la calavera de lechuza, blanca, reluciente. Apreté la mandíbula, notando de nuevo el dolor en la cicatriz del costado, mientras me aferraba aun con más fuerza a Drago, que al fin había encontrado al que parecía ponerle de mal humor. Alcé la cabeza, irguiéndome todo lo que podía sobre el dragón, como si, imitándole, quisiera imponerme usando el físico. - Yo no estoy con ningún grupo. - contesté gruñendo a Sagitas, mientras la varita comenzaba a soltar chispas. No dije nada a Drago...como si me comprendiera, o supiera que pensaba, el dragón comenzó a avanzar. POr la cabeza me pasaban muchos pensamientos, demasiadas ideas. El callejón del ministerio. La estación ardiendo. Los dragones en Egipto. No quería que acabáramos igual. Pero no iba a dejar que siguieran matando sin más.
  11. hey! jajaj pues yo tengo una que me gusta bastante. Es un libro cortito, qeu te lo lees en un par de tardes en verano (de hecho lo suelo releer en verano) y que lo descubrí porque en su época era yo muy fan de la serie de House...y por casualidad me enteré de que Hugh Laurie había escrito una novela, que por la época de emisión de la tercera temporada editaron en España. Divertido y sencillito, no es el cielo literario, pero bueno, ahí dejo la cita: Una Noche de Perros (The Gun Seller) de Hugh Laurie Imagínate que tienes que romperle el brazo a alguien. El derecho o el izquierdo, da lo mismo. La cuestión es que tienes que rompérselo, porque si no lo haces...bueno, eso tampoco importa mucho. Digamos que ocurrirán cosas peores si no lo haces. Mi pregunta es la siguiente: ¿le rompes el brazo de prisa - crac, vaya, lo siento, deje que lo ayude con este cabestrillo de emergencia - o alargas todo el proceso durante sus buenos ocho minutos y vas aumentando la presión poquito a poco, hasta que el dolor se convierte en algo rojo y verde y caliente y frío y, en su conjunto, absolutamente insoportable?
  12. Me crucé de brazos, observando las estanterías vacías, después de tirar los frascos de tinta y retirar los pergaminos, que podríamos aprovechar para manualidades o artículos de regalo, o tal vez, trabajos especiales para los pequeños. Lástima que no podríamos aprovechar los apestosos frascos de tinta. Usando la varita, cerré aquella caja para que dejase de apestar. Pero lo malo eran los estantes. El polvo no era un problema, las manchas resecas si que lo eran. Asi que utilicé la varita para intentar eliminarlas, mientras Sagitas me contaba la propuesta del zar ruso. - Ya...no, no me parece buena idea. Los rusos y sus aliados no suelen salir bien parados. - caí en algo - el pacto implica matrimonio? Sabe que estás casada con un fantasma? Mejor. Lo sabe tu fantasma? Me froté la barbilla, pensativo. - Es septiembre, pronto volverá a empezar el curso, supongo qeu es buen momento para abrir de nuevo. Tal vez algunas ofertas para atraer a nuevos alumnos o algo asi. - me froté los ojos, suspirando - he pensado que podríamos decir a los padres de los niños que acuden a la guardería que podrían comprar sus materiales aqui. Tenemos lo que normalmente utilizan, y además, les podríamos ofrecer descuentos por ser estudiantes del Hipogrifo Asustado. Que te parece? Traté de mirarla, pero no pude. Los ojos me ardían, me escocían y era incapaz de abrirlos. Noté que comenzaba a llorar, y eso acrecentó el escozor. Demonios...no había caido en que tenía las manos muy manchadas y llenas de polvo, y eso siempre me causaba alergia.
  13. Giré sobre mis pies, observando las gradas. El lago estaba en calma, y aunque preveía una mañana soleada, seguramente la temperatura sería agradable. Me senté sobre mi escritorio, dando un sobro a la taza de café, pensativo. Hacía tiempo desde mi última clase, pero tenía la esperanza de que, si las cosas iban bien, terminaríamos con una clase práctica bastante divertida, relacionada con el portal de piedra que permanecía al sol, a la izquierda del escritorio, como si enmarcara una fotografía del lago. Con las prisas por prepararlo todo, había salido demasiado temprano de la Potter Black, sin casi pararme a desayunar, pero siempre había utilizado las gradas para mis clases. Prefería el aire libre, aunque claro, tenía sus desventajas...si llovía, siempre podía extender el la tela que ejercía como techo improvisado, encantada para no dejar pasar la humedad. El otro gran problema era que, por la falta de uso, el polvo y las hojas secas se acumulaban, asi que mis prisas se debían más bien a querer asegurarme de que todo estaba preparado para las clases. - Solo me falta tener aquí a mi alumno - dije para mi, mientras me echaba sobre el escritorio, cerrando los ojos para evitar deslumbrarme con la luz del sol. Todo el material que necesitaba se encontraba en el interior de mi mochila, y la carta informando del lugar y la hora del comienzo de la clase debería haber llegado a mi alumno @ Kamra Ashryver D. el día anterior. Tenía curiosidad...qué tipo de alumno encontraría? Activo? tímido? curioso y con ganas de preguntar, o esperaría que llevara yo el ritmo de la clase? Supongo que no tardaría en tener mi respuesta.
  14. Holi 🙋‍♀️

    1. Matt Blackner

      Matt Blackner

      Cuanto tiempoooo como estas? 

    2. Lillian Potter Evans

      Lillian Potter Evans

      Ya sé 🤭🤭 muy bien... Visitando el foro, again hehe

  15. Como imaginaba, @ Darla Potter Black no tenía información sobre lo qeu podría estar pasando con aquellas torres...me hubiera extrañado que, de tenerla, no informase a Sagitas. Estábamos todos a cero, asi que no me parecía mala idea qeu trabajásemos juntos para esclarecer que ocurría. Sonreí ligeramente, encogiéndome de hombros mientras me apoyaba en la pared tras mi escritorio. - Lo imaginaba, pero prefería asegurarme. - contesté - ni siquiera sabía que Sagitas estaba construyendo esas torres hasta que me lo ha dicho, en su despacho. Sonreí de medio lado, entendiendo como...quería convencerme? para que nos acompañara. Sostuve su mirada, pero no tardó en desviarla, dejándome sentir cierta intranquilidad en ella. No quise meterme, aunqeu ver pasar a @ Xell Vladimir Potter Black dejando un pequeño rastro de agua a su paso desvió un momento mi atención. - Claro! no te preocupes Xell, dos minutos para salir! - exclamé, mientras ella se escondía en los cubícul0s para buscar su ropa de recambio. - tenemos trabajo en el exterior! Ahora si, giré la vista hacia Darla. - Voy a ir con Xell. Es la única accidentosa con la que cuento. - dije, agachando la cabeza. - Pasé de dirigir un departamento fantasma a tener una empleada sin nada que hacer. - murmuré. - Va, prima...eres más que bienvenida en nuestra expedición. No solo por seguridad, tu experiencia es más que bienvenida, y un par de manos extra no nos vendrían nada mal. Matt salió del despacho, y ahí estaba Fenrir. Obedientemente, el lobo se sentó junto al escritorio de Sagitas, ofreciendo una imagen imponente mientras recibía empleados y visitas. Pero poco a poco, el animal se fue relajando y, aprovechando que no aparecía nadie, le dio un lametón en la pierna para llamar su atención. Le gustaba que le rascasen tras las orejas, y Sagitas le agradaba. Matt estaba triste, pero ella...ella también lo estaba a veces. El lobo lo sabía, y por eso intentaba animarla. Oliqueé la visita antes de que alcanzara la puerta, pero no reaccioné como si fuera un ataque, ya que por el olor, entendí que era la hermana del chico, @ Perenela Arya Grindewald Potter Blue . Gruñí por lo bajo, dándole a entender que no había peligro, pero cuando entró ella, Sagitas dejó de acariciarme. Eso no me gustó, pero en lugar de exigir mimos, me tumbé a su lado, observando atentamente que hacían. Las dos mujeres comenzaron a comer. El olor del chocolate era agradable, pero un lobo no debe comer esas cosas. Oir la mención a Matt hizo qeu levantara la cabeza y comenzase a gruñir. No iba a permitir que nadie se metiera con él. Pero Sagitas parecía nerviosa de nuevo, como si algo la preocupara. Asiq eu me levanté y me senté de nuevo a su lado, poniéndole una de mis patas encima de la pierna para consolarla.

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo