Jump to content

Juv Macnair Hasani

Magos Expertos
  • Mensajes

    11.573
  • Ingresó

  • Última visita

  • Días ganados

    42
  • Oros

    4,400 [ Donate ]

Todo lo publicado por Juv Macnair Hasani

  1. Esos ojos los engañarán, los destruirán, les quitarán la inocencia, su orgullo y finalmente, su alma. Esos ojos no ven lo mismo que nosotros. Detrás de esos ojos solo hay oscuridad. Ausencia de luz y muerte... 

    1. Ericen

      Ericen

      "Hola, Georgie. Qué lindo barco. ¿Quieres que te lo devuelva?" (IT, Stephen King)

  2. No voy a morir porque conozco tu secreto. Tú no eres real... y esto es sólo una pesadilla...Freddy Krueger

    1. Ericen

      Ericen

      "Cada pueblo tiene una calle Elm."

  3. Cada uno de nosotros ahora está conectado electrónicamente al mundo y, sin embargo, nos sentimos completamente solos...

    1. Ericen

      Ericen

      Completamente cierto. Todo un mundo ahí fuera que nos aísla.

  4. — ¿Dónde demonios estás Selene?—elevaba los decibeles de su voz. No le toleraría que lo dejará como un perfecto idi.ota dentro de Holanda. Volvía abandonarle como lo hizo la primera vez, solamente porque le daba miedo admitir que sentía lo mismo que Kyle. Ese amor que se te desborda por los poros de la piel, miel que se desliza por los labios de la persona amada y sacia la sed de los propios. Apretando los puños lanzaba todo lo que le quedaba delante, floreros que pertenecían a su desaparecida abuela, fotos de cuando era un niño y jugaba a placer dentro de los jardines de su hogar. Macnair era un apellido que le pesaba demasiado, no acababa de asimilar que era hermano de una Líder de la Marca Tenebrosa. Aunado a ello la desaparición de Juv dentro de Londres, para rematar su anhelo de volver a toparse con esa mujer que le dejaba con menos que un palmo de narices. ¿Realmente le cautivo tanto con solo mirarla?. La promesa de una copa quedo en medio de la nada, flotando como lo hace una hoja al ser llevada por el viento. Nueva Zelanda era de momento su hogar permanente, al tener sobre sus hombros el peso de ser el Primer Ministro de ese país. Vaya lío en el que se había metido, pero no podía negar que tener entre sus brazos el cuerpo de la Nigromante, si que fue un placer imposible de encontrar en alguna otra parte del globo terráqueo. Ese contoneo de caderas que lo dejaron sin saber con claridad, cuál era su nombre de pila, el roce de sus labios sobre sus pectorales desnudos y hacer el amor con ella. Se ganó la lotería, sin siquiera haber comprado un boleto. — Señor Taylor, el avión esta listo—la voz del mayordomo le arrancó de su ensoñación de golpe. Selene y Juv eran lo opuesto en muchos sentidos, la primera era dulce y cálida. La segunda era una fuerza arrolladora de la naturaleza, huracán que destrozaba todo a su paso, le fascinaba la forma en que le tomo, la única noche que el se atrevió a verle como algo más que una protectora o buena amiga— ¿Señor Macnair?—el sujeto arrastró dolorosamente esas palabras. — Todo queda en manos del Viceministro, no deseo ninguna clase de sorpresa en mi ausencia. El viaje a Londres es de carácter político y deseo que se mantenga esa línea de información para con los medios—tomando una maleta con un par de mudas de ropa, salía disparado por la puerta hacia el hangar. Acomodándose en el asiento tras abordar el avión, volvía a perderse en esos ojos de dos tonalidades diferentes, se volvió adicto a la heterocromia que padecía Juv en sus gemas tan peculiares. El vuelo fue de lo más ligero y apacible, al sentir el aire viciado de Londres. No le quedaba más que ir en busca de la mujer que consideraba el amor de su vida o eso le hacia creer el destino. ¿Por qué todas las féminas solían crearle esa clase de conflicto?, no lo entendía y era mejor no intentar darle lógica a lo que tenía pinta de puzzle imposible de concretar con éxito. Deambulando por las calles sin rumbo fijo, se topaba sin quererlo con un sitio que tenía el nombre de un vino que le fascinaba beberse delante de una chispeante chimenea. — Veamos que tienen para ofrecer—tras cruzar el umbral de la puerta, se quedó de una pieza. Estaba ahí a pocos metros de su alcance la mujer que le causará una profunda herida, no encontraba mejor manera para cobrarse esa deuda que bebiéndose todo el alcohol que tuviera dentro de las barricas de vino— Esto si que es toda una sorpresa, debo confesar que bastante grata—sonreía con galanura, esperando la reacción de la fémina. @ Ada Camille Dumbledore
  5. — ¿Un ladrón?—dejaba escapar esa interrogante contrariada. Le hubiera resultado más sencillo dar un asesino o un espía. Pero un ladrón era algo de poca monta a su parecer, pero si ese era el camino que deseaba que andará la Nigromante, no le negaría eso a la Arcana Rosalía. Indagando con cuidado en la mente de cada uno de los presentes, silenciosa reptaba como lo hace una cobra real, deslizándose por la cálida arena del desierto—Ojos de color castaño claro, puede decirse que son delicados y deliciosos como la miel—saboreaba ese néctar que brotaba del rostro del criminal. Lo que hurtará debía de ser de gran valor para alguien en particular. — ¿Qué ha robado?—miraba por el rabillo del ojo a la mujer que le acompañaba. Sintiendo esa barrera mental que poseía elevarse en el acto. Oclumens paso por su cabeza, no tuvo ni siquiera que mover los labios para protegerse como solía hacerlo. La mano de Sauda sujetaba la de la Vidente. Sajag llegaba como un golpe inesperado en el estomago, quizás dándole a entender que no era necesario reaccionar de esa forma. Legilimancia esa palabra jugaba con su cabeza, agitando la misma como si se tratará de una sonaja. — Parece que ha tomado un valioso horrocrux o eso es lo que puedo ver a simple vista—le dedicaba una lóbrega sonrisa a su profesora. Remeciendo las aguas como lo hace un remo, jalando y lanzando un golpe contra el liquido cristalino. Esa era la forma más adecuada para ver todo lo que tenían para ofrecerle, parecía estar dentro de una joyería donde los pensamientos destellaban igual que piedras preciosas. Alargaba la mano para tomar el más cercano a su tacto, la luz que desprendía por un breve instante la encegueció. — Veo una gota roja dentro de esa urna dorada, pero no me dice nada en concreto—la sangre arrancada de forma forzada de alguna victima recientemente caída. Le sonaba a fabula de terror para amedrentar a los pequeños, se los podía imaginar afianzando con fuerza la manta con ambas manos sobre su pecho. El bullicio la hizo concentrarse mucho más en la petición de la mujer hibrido, tal vez deseaba que tuviera contacto con sus plantas o las raíces que se decía que cada uno traía consigo del hogar que le vio nacer, crecer y desarrollarse. Esperaba estarlo haciendo bien, porque le quedaba solo esa habilidad para terminar su adiestramiento y hacerse con la única alianza que se había negado fervientemente a llegar a su poder. Poco a poco su respiración comenzaba a regularse, volviendo a colarse por los pensamientos de los magos, brujas y muggles que pululaban por esa abarrotada plaza. Le recordaba vagamente el interior del Ministerio de Magia, exactamente donde la fuente les daba la bienvenida a todos los trabajadores o visitantes a dicho recinto mágico. @ Rosália Pereira
  6. — ¿Tomados de la mano?—escupió aquella interrogante. Como si se tratará del hueso del alguna fruta o una pelusa que se quedará pegada a sus labios— Lamento cortarle la ilusión, pero no creo que sea posible saltar de ese modo—Macnair analizaba con lujo de detalles las acciones de Luna y Thanatos. Ambos magos estaban siendo bastante osados y astutos al mismo tiempo, tomando en cuenta que el miedo era un factor que no podían descartar así como así. Ladeando la cabeza tomaba el impulso necesario, abriendo sus brazos como si se tratará de alas, se lanzaba al vacío. Sintiendo el aire golpear su gallardo rostro, cortando por momentos su piel como si de tratará de finas cuchillas que laceraban con la destreza de un cirujano esa zona de su anatomía— Cuidado al caer, no tengo intenciones de curar a más de uno—bromeaba recordando que el tiempo apremiaba. La prueba de los chicos que estaban sobrevolando a sus anchas en esos momentos, quedaba a la vuelta de la esquina. —Salvaguarda mágica—pensó volviéndose intangible al traspasar una rama que amenazaba con complicar su vuelo. El efecto fue inmediato en su cuerpo, impidiendo de ese modo que pudiera sufrir cualquier clase de daño— Curación—pensó sanando el rasguño que tenía cerca de su mejilla derecha. Caía sobre sus pies tomando con firmeza el libro que descendiera sobre sus manos, observando a sus alumnos satisfecho por su proeza— Anillo de salvaguarda contra oídos indiscretos, bloquea una zona de 50m2. De este modo todo lo que se hable queda resguardado de las personas indeseables que desean enterarse de lo que no es de su incumbencia—explicaba notando como el hechizo de plasmaba dentro del tomo. — Anillo de escucha, permite que ustedes tengan conocimiento detallado de una charla que no ha sido debidamente protegida por el anillo antes mencionado—terció una media sonrisa. Imaginándose todas las travesuras que podría realizar sin que nadie lo pillará, ahí radicaba su verdadero agrado por dar esa clase sobre el libro de la fortaleza— El anillo detector de enemigos, tal y como lo enuncia su nombre, le permite al que lo porta ser avisado de un ataque inminente que viene contra el o alguna persona que pertenezca a su circulo más cercano, amigos o familia—la sonrisa en sus labios se desvaneció en el acto. Detrás del grupo estaba una horda furiosa de Erumpents acompañados por una quimera. Las sorpresas no terminaban de llegar, al cercar todo lo que les rodeaba Kyle, estaba poniendo a prueba a los chicos que le acompañaban— Recuerden lo que vimos al inicio de la clase, aquel hechizo que les puede echar una mano momentáneamente—les aconsejaba sacando del bolsillo de su pantalón un amuleto de curación— Si se posee el conocimiento de primeros auxilios, puede curarse a una persona con una imposición de manos. La curación de efectuará de manera inmediata, siempre y cuando el mago o bruja que quiera ser sanado, no haya partido de este mundo—aquel colgante con forma de topacio amarillo reflejaba la luz del astro rey en un destello de diversos colores. El llevarlo en el cuello era la forma adecuada, para poder realizar el efecto de curación deseado. @ Illidan Black Lestrange @ Luna Gryffindor Delacour @ Thanatos L. Lestrange
  7. — Todo lo que se jacta de ser exacto, no siempre lo es. No para las personas escépticas e incrédulas de que la magia y la ciencia, si son capaces de revelar los secretos de la sociedad que desean investigar—respondía Taylor a las palabras de Mael. Le resultaba curioso como el joven buscaba un sentido para cada cosa, encontrarle la quinta pata al gato, aunque el mismo no la tuviera. Pero ahí radicaba lo realmente hermoso de la Aritmancia y las ciencias que le acompañaban como fieles seguidoras— Buena elección, creo que ha dado justo en la diana que tenían dispuesta para su persona, Señor Blackfyre—continuaba el profesor con su perorata. El otro alumno se unió a la interesante interacción entre el par de caballeros— ¿Cómo sabe que el ser es lo que lo representa fielmente, Señor Blackner?—la duda estaba implícita en la mención del Holandés. No percibía la misma seguridad que brotaba de la personalidad del mortifago. — Le aconsejo que no de todo por sentado, ahora pasando al tema de su fecha de nacimiento—analizaba con cuidado el día citado por el hombre. El 21 de enero, curiosa fecha para arribar al mundo mágico en medio de una tormenta— Lamento decirle que su vida, no será del todo prospera o exitosa. No estará plagada de fortuna o buena estrella, pero tampoco será una obra dramática estilo Hamlet—asentía echándole una ojeada a la joven que se quedo sumida en sus pensamientos. — Parece que solo seremos tres caballeros los que continuemos con su enseñanza. Me agrada la idea, no deseo que las cosas queden en pares, suelen ser un poco más complicadas de manejar—tomando una profunda bocanada de aire exhalaba con tranquilidad— El flujo mágico es aquello que se mantiene constante, puede sufrir toda clase de cambios o alteraciones. Véanlo como un ciclo que se abre y cierra con cada luna nueva—percibiendo como la vida de ambos jóvenes cambiaría al salir de la torre de Astronomía. Para el Macnair era el mismo trajín, verse desde otra perspectiva tras elegir a la naturaleza, todo aquello que regía a las otras dos entidades. — Los números son la base del estudio, pero existen personas que emplean las hojas de té. Esos son los que practican las artes adivinatorias, yo solo me dedico a descifrar lo que me dice la fecha del natalicio de cada alumno que pasa por mis manos—las figuras se conjuntaron en una misma adoptando una forma poderosa que era capaz de emanar energía que rodeo a los tres hombres. — El circulo es la unidad de la materia y la armonía universal. Junto con el cuadrado son considerados los simbolos más antiguos, empleados por los egipcios para ejemplificar a todas las ciencias—trazando un circulo alrededor del trío los protegía de energías ajenas a las que estaba controlando el Holandés— Si se traza un circulo entorno a si mismo, usando las herramientas adecuadas se crea un escudo efectivo contra la magia negra o energías negativas—jugaba con la tiza que apareciera en su surda. — Un triangulo con la punta hacia arriba simboliza el fuego. Un triangulo con la punta hacia abajo representa el agua. Si el primero esta atravesado por una línea, representa el aire y el que esta hacia abajo también se encuentra dividido de la misma forma, representa la tierra—cruzándose de brazos le ordenaba al cuadrado levitar en el centro quedando delante de sus acompañantes y su persona. — Es el que ejemplifica de la mejor manera o mejor dicho, la más adecuada a los cuatro elementos, los cuatro puntos cardinales, etc...—concluía dejando que ellos sacaran las últimas resoluciones. Les había proporcionado material más que suficiente para ello, esperaba que fueran capaces de generarse un juicio adecuado teniendo como base lo aprendido dentro de la clase. @ Mael Blackfyre @ Matt Blackner
  8. Vivir en el mundo sin percatarse del significado del mismo, es como deambular por una gran biblioteca sin tocar sus libros...

    1. Ericen

      Ericen

      Para mi, imposible. Yo amor tocar los lomos de los libros, oler las hojas, rebuscar palabras entre los párrafos...

    2. Juv Macnair Hasani

      Juv Macnair Hasani

      Jefa, no diga que ando de viciosa con la rueda del tiempo T__T

  9. Escuchar a Arya le hizo recordar las pocas veces que solía seguir ordenes, siempre se destacó por ser una mujer que iba a su ritmo y sin darle cuentas a nadie de sus atroces acciones. Debía reconocer el tesón que poseía la Líder actual de la marca tenebrosa, plantarse como una roca de guía que los haría llegar hasta los confines de la tierra de ser preciso. Hysy era mala para dejarse llevar por lo que establecían los cánones, pero eso no daba pie a que pasará por alto el respeto y lealtad al tatuaje que llevaba impreso en la zona de la nuca, rodeado por enredaderas que lo mantenían resguardado de las miradas indiscretas. — Parece una invitación sin membrete de por medio—sonrió sintiendo su varita vibrar en su surda— Creo que mi regreso deja bastante claras mis intenciones para con el bando, pero eso no quiere decir que suceda lo mismo con los miembros que lo componen—se revelaba en cierto modo ante algunas reacciones o menciones que llegaron hasta sus oídos. Ella no pondría un correctivo, ya que no estaba lidiando con chiquillos que experimentaban una rabieta pasajera. Sus objetivos estaban centrados en peces mucho más gordos, realizando movimientos que serían indetectables para sus enemigos. — Levantar nuestras varitas en contra de nuestros rivales, puede dictarse como el primer paso. Aunque se me viene a la mente otro método menos invasivo y más letal, solo falta que encuentre la pieza que completa mi obra maestra—recordaba aquel viejo amigo que era su compañero de matanzas. Años gloriosos enmarcados por matanzas que trascendieron a través de los tiempos— Iré a buscarlo, puede que esté más cerca de lo que imagino—sintiendo un pinchazo en la zona de su costilla izquierda, recordó la ofrenda de sangre que le obsequiará a la mansión Riddle. Aquel sitio jamás dejaría de sorprenderle, justo se tomo el tiempo para estudiar la historia de la gloriosa mansión Riddle. Aunque ante sus ojos toda esa ostentosidad estaba sepultada bajo el recuerdo roído de Tom Riddle. La caída del sitio que lo vio nacer fue inminente, dejando solo un cascarón vacío que llenaron nuevas generaciones con sus aspiraciones de dominar al mundo mágico. Ella no era de ese tipo de personas cegadas por una línea de sangre que debía defenderse basándose únicamente en el linaje de las personas que habitaban dentro de la comunidad mágica. — Cuentas con mi apoyo incondicional, ya sabes como puedes contactarme y donde habitamos ambas—la seriedad en las palabras de Hysy era real. Pocas veces expresaba lo que sentía o pensaba abiertamente, pero con Arya las medias tintas no tenían cabida a decir verdad. Ericen y Mael estaban a su lado, contaba con dos personas más que capacitadas para darle buenos consejos y llevar por la senda del éxito al bando tenebroso. El lienzo blanco se mantendría expectante en todo momento, dando las pinceladas justas cuando lo creyera necesario. Ahora solo necesitaba recordar la forma exacta de salir de la mansión sin romperse una pierna, tal y como recitaba una parte del escrito que mantenía en su poder. Columnas de gran tamaño, adecuadas para ser hurtadas por la Nigromante y luego de eso darles un uso poco sensato una vez que estuvieran en sus manos. Le encantaba la idea de hacer una que otra travesura, jugándose el todo por el todo, sabiendo que se ganaría un regaño por parte de la Macnair.
  10. @ Ericen @ Mackenzie Malfoy Hola chicas :3. Agradezco mucho que se hayan tomando el tiempo para revisar mi caso, sobre la reclamación de mi prueba del libro de los Ancestros. Ha valido la pena la misma, estoy más que satisfecha con en resultado. Gracias de antemano nuevamente, saludos ❤️
  11. Los que luchan contra monstruos deben cuidarse de no acabar convertidos en uno de ellos... 

    1. Ericen

      Ericen

      A veces, es imposible no convertirte en uno de ellos.

    2. Juv Macnair Hasani

      Juv Macnair Hasani

      Jefa ni lo diga, soy la prueba viviente de ello...😌 

  12. Estás en el límite entre la genialidad y la locura. Conoces bien ese límite... 

    1. Ericen

      Ericen

      Yo no conozco el límite, creo que ya me incliné a la locura.

    2. Juv Macnair Hasani

      Juv Macnair Hasani

      Jefa, yo la perdí hace tiempo y no me interesa recuperarla *-*

  13. Holi hermani *-* Vengo a pedir mi baja de la familia, podes dejarme como hermano no reconocido o algo así. Me pasaré a visitarte pronto, espero pillarte en la mansión ❤️. Saludos
  14. @ Arya Macnair Holi :3 Volvi, espero que me den asilo. Dejaré los links a la ficha y bóveda, ya te dije quien andará habitando en la mansión ❤️. Ficha de Juv Macnair Hasani Bóveda de Juv Macnair Hasani Saludos :3
  15. Dejo reporte de la visita que la marca hizo a la Gala de Beneficiencia - Consulado Italiano Marca Tenebrosa Arya Macnair Juv Macnair Hasani Ericen Rhiann Macnair R. Lisa Weasley Delacour Ada Camille Dumbledore Altaira Ashryver Delacour Kamra Ashryver D. Malum Luxure Saludines
  16. El mal está aquí, caminando entre nosotros...

  17. @ Cillian Ya veras que pronto las cosa se normaliza, además ya se acercan las vacaciones de fin de año y podrás estar un poco más en el foro. Si ojalá sea dentro de un asalto o redada, aunque puede ser en cualquier clase de rol a decir verdad. Ten un buen miércoles, saludos
  18. Holi @ Cillian Todo guay, poniéndome al dia con el foro y descansando del laburo muggle xD. Hoy fue un día pesado y bueno, ya toba relájarse con el foro y sacar un poco de estrés. Me da gusto que hayas regresado al foro, lastima que nos hemos coincidido en algún rol. Salvo en el de la habilidad. Saludos :3
  19. Kyle Mason Taylor — Señor Lestrange, permítame decirle que la magia o al menos acceder a conocimientos más avanzados de los que se poseen. No siempre resulta ser una tarea sencilla de concretar, lamento que sus zapatos paguen el déficit que el libro de la fortaleza demanda. Pero las cosas suelen costar más de lo que nos gustaría a decir verdad—le dedicaba esas palabras al recién llegado. Luna e Illidan, ascendieron sin demasiados problemas en su trayecto. — Mantengan los ojos bien abiertos, no podemos dar por sentado que estemos solos. Quizás en un pestañeo puedan verse atacados por una pantera u otra clase de criatura—echándole una ojeada a la pagina de su libro de la fortaleza que estaba en blanco, deslizaba con firmeza su dedo sobre el papel— Espejo de Niebla, este conjuro le permite al mago por medio de un poderoso estado hipnótico, hacer creer a los que están con el dentro del campo de batalla que es sumamente poderoso—explicaba agregando un dato importante y que debía ser considerado por sus alumnos — Su voz se vuelve embelesadora, posee gran carisma y su estampa infunde temor—les miraba con seriedad— Permitiéndole usar hechizos de rango Mago Oscuro, Templario o Neutrales. El nivel que debe tenerse es el 36, puede ser usado una sola vez dentro del duelo, si ya se posee alguno de los rangos anteriores. El espejo de Niebla, no aumentará de rango sus poderes, solo les da más poder a los que ostentan un rango mejor. En caso de que el mago sea más poderoso sin tener que emplear este conjuro, el mismo les resulta irrelevante dentro de su arsenal—se estaba extendiendo un poco de detallar cosas que debían ser tomadas en cuenta por ellos una vez que quedaran vinculados al libro de la fortaleza. — ¿Dudas?—sonreía dedicándoles esas palabras— Deberán saltar por parejas, consideren a su compañero su otra mitad. Una extensión de su cuerpo, si resulta herido será su responsabilidad prestarle atención y sanar las heridas que pueda generarle ser descuidado a la hora de lanzarse al vacío—observaba a los tres hechiceros— Luna irá con Thanatos y el Señor Illidan quedará bajo mi supervisión. Si alguno tiene algo que objetar al respecto, puede hablar ahora o callar para siempre—sujetando con fuerza su amuleto volador, confiaba en sus habilidades para caer con firmeza sobre sus pies. @ Illidan Black Lestrange @ Luna Gryffindor Delacour @ Thanatos L. Lestrange
  20. Kyle Mason Taylor — Claro que puede unirse señorita Moody, no hay nada que excusar. El tiempo suele ser escaso en estos días, sobre todo si se intenta hacer más de una cosa a la vez. Confío en que el que empleemos dentro de esta clase, sea más que suficiente y puede que hasta nos sobre un poco—respondió dedicándole una media sonrisa a la mujer. Otro estudiante llegaba con retraso, pero el no estaba en posición de negarle nada a ninguno de ellos. Se le contrato para administrar conocimientos en las mentes que lo requieran, no para negarlo o mantenerlo a buen resguardo. — Interesante fecha de nacimiento, Señor Blackfyre. Su signo es capricornio o ¿me equivoco?—la mirada de Kyle estaba fija en un punto. No observaba a nadie en particular, pero estaba atento a todo lo que acontecía dentro de la torre de Astronomía— Señorita, Kaori. Sería tan amable de proporcionarme su fecha de nacimiento, el mismo pedido se extiende a usted Señor Blackner—escuchando con atención la duda expuesta por el primero en asistir a la clase. — Suele ser bastante exacta, tal y como los son los cálculos que determinan las coordenadas que debe seguir un misil teledirigido—explicaba apareciendo en el aire varias figuras— Si usted desea conocer el momento exacto en que se dio el origen de la magia que manipulamos dentro del mundo que habitamos. Puede recurrir a esta ciencia, recuerde emplear a las otras dos que van de la mano con ella, la aritmomancia y la alquimia—agregaba leyendo con cuidado la fecha que le proporcionará Mael. — La Aritmomancia me dice que usted conoce datos que darán un vuelco interesante a la comunidad mágica. Que su pasado ha estado lleno de huecos y sin sabores, pero su presente es mucho más alentador y su futuro será por demás glorioso y gratificante para su persona—la predicción del Holandés era exacta y sin cabida para ninguna clase de error. Las fechas jamás mentían y si se ponía en tela de juicio la eficacia de dicho conocimiento, no les deseaba intentar conocer las consecuencias que eso acarrearía. — Les aconsejo tener siempre en cuenta la base principal de la Aritmancia, la misma esta compuesta por la Trinidad Mágica Armónica. La magia es la naturaleza, el ser es el hombre y el espíritu es el flujo mágico—delineado con la punta de su varita una pirámide perfecta, dándole los toques finales colocando en cada escalón los nombres antes citados. Un circulo acompañado por un triangulo y un cuadrado, serían las figuras que jugarían un papel importante dentro de la elección de cada uno de los hechiceros. — Cada uno debe elegir la que consideré se acopla más a su personalidad o tiene un nexo con ustedes con solo verla—les daba el espacio necesario para hacer la elección adecuada. De ello dependía su futuro dentro de la clase y por el resto de sus vidas. @ Mael Blackfyre @ Kaori Moody @ Matt Blackner
  21. — Puede significar muchas cosas, Alex. Todo depende del contexto que quieras darle, yo te lo deje muy claro con ese beso o ¿no?—la voz de Kyle era como una ligera caricia sobre el rostro del joven. El estaba claro con respecto a sus intenciones, aunque no podía negar su debilidad por el sexo femenino, siempre prefería tener delante de él a un hombre con quien pasar algo más que el rato. Sus ojos delineaban el borde de la copa, abrazando la misma con sus labios, bebía de golpe el contenido de esta. — Tu y yo, nos vimos por primera vez dentro de un campo de quidditch y ahora estamos dentro de una celebración que se relaciona con el mismo deporte. No creo que sea una casualidad y tampoco soy fanático de las coincidencias, porque para mi las cosas son como son por algo—dejando de lado el cuerpo de cristal. Se aventuraba a mirarlo a los ojos, aquel verde hipnotizante que chocaba con sus gemas azul eléctrico. Le agradaba como cambiaban de color, asentándose un poco más la oscuridad en ellos. — Lo creas o no, el tiempo me ayudó a mediar con está clase de personas. No siempre puede uno esconderse de los medios y tampoco vivir detrás de una cortina de humo—le susurraba cercano a sus labios. El tenerle tan cerca provocaba una extraña, pero agradable sensación en el Holandés. Salir de ahí a hurtadillas, le sonaba a portarse mal como un par de críos malcriados. Aunque Taylor era joven, no se imaginaba volver a los momentos de ocio que disfrutaba dentro de la residencia de sus abuelos. — Si vas a empezar algo, espero que decidas terminarlo—deslizaba su surda por la mejilla del joven. El tacto con la misma era agradable semejándose al pétalo del capullo de una rosa, no dejaba de lado ese romanticismo que poseía. No cuando se trataba de una persona que había captado su interés de forma innegable, sentirse íntimamente atraído por el caballero, si que le descolocaba por momentos— Tu madre me matará, si me atrevo a secuestrarte. ¿No has considerado esa posibilidad?—sonrió acortando por completo la distancia que los separaba. — Si salimos por esa puerta, no puedo asegurarte que regresemos sanos y salvos a esta recepción—la advertencia por parte del buscador de los MM estaba hecha. Hacerse responsable de su actos, no era algo racional estando preso del deseo y el calor del momento. Tomando la mano de Alex, depositaba un beso sobre el dorso de la misma, dejandole en claro sus intenciones. Era capaz de mirar a cualquier mujer o hombre dentro de esa fiesta, pero sus sentimientos y pensamientos, estaban enfocados hacia una sola persona en particular. Esperaba que comprendiera el mensaje, evitándole dar explicaciones que eran innecesarias entre ellos dos. @ Malum Luxure
  22. — Perder el anonimato no es una opción, creo que todos los presentes sabemos lo que eso implicaría—la voz de Hysy se dejaba sentir como un lienzo gélido sobre la piel. Inmaculado y listo para sentir sobre el finos trazos, delineando el cuerpo de cada uno de los caídos— No pienso ceder tan fácil el Ministerio, aquel religioso solo va a leer oraciones gastadas con promesas huecas—la sinceridad estaba impresa en sus palabras como si la ponzoña de una serpiente emergiera de sus colmillos. No se andaría con jueguitos, no cuando el destino de los magos pendía de un hilo. El sentirse como en casa, le resultaba un poco extraño a decir verdad. Aspirar ese aroma a muerte y desolación, el ardor al sentir la marca y apropiarse de esa esencia que Hysy depositaba en ella cada vez que usaba la máscara. Era como tener un alma gemela adherida a ella, lastima que no podía hablar de lealtad por algunas personas que pululaban dentro del bando. Eso era algo que no era sencillo de debatir o poner sobre la mesa, argumentar ser leal a algo distaba mucho de ser algo tácito a sus ojos. Hysy era de las mortifagas que no se andaba por las ramas, no acababan de cuadrarle ciertas actitudes. Ya se daría el tiempo para analizar cada una de ellas a detalle, pero el tema central que le llevo ahí era ver a Arya en la cima de la montaña. Incontables batallas les colocaron dentro del ojo del huracán, algunas veces la muerte abrazaba a la pelirroja, dándole la victoria a la rubia. El destino solía ser demasiado caprichoso, pero ahora estaban dentro del mismo barco, jalando las riendas de un bando que se mantendría como el único dominante dentro de la comunidad mágica. — Las fuerzas oscuras son imbatibles, creo que todos sabemos y conocemos a detalle, el dominio que posee la Marca dentro del mundo mágico—actuaba como toda una estratega. Deseaba no tener que ser demasiado cerebral en algunas cuestiones, pero las estrategias eran su campo de desarrollo principal— Dejen que suban más allá del cielo y la caída les dolerá más de lo que les dolió perder su primer diente o ver como la victoria, no esta hecha para los que atacan a los que nacieron para dominar—destostaba ponerse en modo filosófico. — Volví al bando para poner algunas cosas en su sitio y quizás algunas personas. Cabos sueltos, pero no deseo acaparar el espacio de nuestra líder—continuaba hablando desde las sombras— Lo creas o no, siento mucho orgullo de verte como mandamás. Son pocos los que tienen el tesón para dar la cara ante la adversidad que nos aqueja, pero vos lo harás de forma por demás magistral—saliendo de su resguardo, le dedicaba una ligera reverencia. Existía respeto entre ambas féminas y ante todo cierta complicidad, aunque jamás se sacaría de la cabeza las pesadillas que le generaba a la Líder de la Marca Tenebrosa. Ver a Nemétona y Goldor como las manos derechas de Arya, no hizo más que reforzar su creencia de que el bando estaba en excelentes manos. Apretando su surda invocaba su varita oscura como el ala de un cuervo—¡¡¡ Sempeir Fidelis !!!—elevando su varita miraba a todos los presentes. Kreston se haría cargo de devorar a todo aquel que osará convertirse en un obstáculo entre la marca tenebrosa y la victoria. Su Vipertooth peruano, estaba para tomar cartas en el asunto sin esperar una orden de la Nigromante.

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo