Jump to content

Xell Vladimir Potter Black

Magos Expertos
  • Mensajes

    3.642
  • Ingresó

  • Última visita

  • Días ganados

    44
  • Oros

    1,965 [ Donate ]

Xell Vladimir Potter Black ganó por última vez el día 23 Octubre

¡Xell Vladimir Potter Black tenía el contenido más querido!

Acerca de Xell Vladimir Potter Black

  • Cumpleaños 15 Agosto

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    31
  • Rango Social
    Orden del Caduceo
  • Galeones
    24273
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Marca Tenebrosa
  • Libros de Hechizos
    Libro de la Sangre (N.7)
  • Familia
    Vladimir
  • Trabajo
    Druidesa de Origen Celta
  • Escalafón laboral
    T1
  • Raza
    Humana
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    4400
  • Puntos de Poder en Criaturas
    2550
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    Más de 3000
  • Rango de Criaturas
    2010 a 3000
  • Conocimientos
    Defensa contra las Artes Oscuras
    Conocimiento de Maldiciones
    Estudios Muggles
    Metereología Mágica
    Herbología
    Idiomas
    Astronomía
    Maestría en Escobas
    Primeros Auxilios
    Runas Antiguas
    Cuidado de Criaturas Mágicas
    Sanación y Purificación
    Conexión espiritual
    Señor de las Almas
    Temporis
  • Habilidades Mágicas
    Animagia
    Videncia
    Metamorfomagia
  • Medallas
    10000

Profile Information

  • Casa de Hogwarts
    Hufflepuff

Campos para Gringotts

  • Escalafón último mes cerrado
    T1
  • Posteos acumulados último mes cerrado CMI
    96
  • Posteos último mes cerrado CMI
    0

Visitantes recientes al perfil

19.325 visitas al perfil

Logros de Xell Vladimir Potter Black

Experienced

Experienced (11/17)

  • Great Support Raro
  • Great Support Raro
  • Superstar Raro
  • Superstar Raro
  • Great Content Raro

Insignias recientes

4,8k

Reputación

  1. Aprobados: Kamra Ashryver D. (Discípulos de Nosferatu 1) Azrael Licaón (Senescales de Caronte 4) Xell Vladimir Potter Black (Senescales de Caronte 2) Ericen (Senescales de Caronte 4) Suspendidos: Matthew Black Triviani
  2. Aquello era un puro caos, todo era demasiado confuso, sin saber qué es lo que sucedía. Entendí que alguien había atentado contra la nueva líder, algo que no podíamos consentir. Nunca el "Siempre Fidelis" fue tan claro y lógico para mí. No sabíamos quién atacaba, no sabíamos quién están en contra de la líder ni si ese era realmente el motivo para atacar la Torre Negra. Pero quién fuera, debía de ser un mortifago para llegar tan lejos dentro de la Fortaleza Oscura. Y un mal mortifago si no sabía que aquél era un lugar inquebrantable. Aún funcionaba el hechizo del Círculo Astral cuando la tía Sagis abrió la ventana y usó su varita. ¿He dicho que me parece una bruja de gran poder con hechizos de nombre impronunciable? La Torre Negra era un edificio impresionante, aunque a mí, lo que realmente me preocupaba era otra cosa, reconocer al traidor. - Si tiene la Marca tatuada, es traición atacar a sus compañeros de bando, aquel que hiriere a un miembro de La Marca ha de saber que se paga con la expulsión, persecución y Muerte. Hablaba de oídas, de leyendas de los antiguos miembros del hall de la fama, intransigentes y nombrados mortifagos que no hubieran dejado sin pagar ninguna traición. Después, giré mis ojos azules hacia Kamra. ¡Cómo son las cosas! Había empezado la aventura odiándola y acababa confiando en ella como compañera de bando. Y solo en un par de horas a lo sumo. - Creo que tienes razón. los líderes se fueron porque no necesitábamos encontrar la reliquia sino encontrarnos a nosotros mismos, unir lo que se había roto con anterioridad. Y teníamos que conseguirlo por nosotros mismos, no por orden de ellos. Me sentía tan orgullosa de haber adivinado aquello que sonreí. El Jorobado nos sorprendió entonces tocando de nuevo el laud, con elegancia, con suavidad, como dándonos la razón a las tres.
  3. Nadie se movió para entrar en el círculo creado por la tía Sagitas. Aún estaba algo conmocionada por aquel poder inmenso al que yo aspiraba llegar algún día. Pero no había servido de nada puesto que ningún mortifago presente había sido capaz de entrar para hablar. Sin embargo, sí hablaban desde fuera. Aquella mujer del clan Nosferatu con la que me había enfrentado antes, seguía enfadada conmigo y contestó de forma arrogante que no conocía a aquella Agatha. - Pues existe, no nos inventamos estas cosas. Esa chica era Nosferatu - afirmé muy deprisa, airada con ella. Creo que nunca olvidaría el mal que me había hecho el estar arrodillada delante de todo a pesar de ser inocente. Creo que de no ser por la tía Sagitas, me hubiera peleado con todos los que me llamaban mentirosa. Yo también lo sentí, se me puso la piel de gallina al sentir que el tatuaje del clan de los Senescales se movía, aunque no lo supe interpretar. La tía Sagis sí que lo entendió al instante y gritó que nos atacaban. No vi el peligro aunque seguía con la piel de gallina, algo pasaba. Vi a Sagis usar un terrible hechizo y vi a la mujer llamada @ Kamra Ashryver D. , que decia algo sobre un titiritero. Recordé qué hechizo era aunque aún no tenía la pericia para poder hacerlo. Me pareció que levantaba la varita de forma amenazadora contra la tía, algo que me extrañó. Sin pensarlo, conjuré un Círculo Astral para acelerar el tiempo dentro de él y poder ver con más calma el exterior, para ver a nuestro enemigo. - Al final sí era un discípulo de Caronte el que era un traidor... ¿Ha querido atentar contra la Líder Arya Macnair?-le pregunté a la tía Sagitas, aún muy confusa por lo sucedido.
  4. Aquel día decidí que pasaría la tarde en la mansión, para que mi hermanito Akira jugará con su primo Ithilion. A ver si así, se cansaba y me dejaba ir a dormir temprano, pues quería salir de noche a una fiesta del bando. Las cosas no salieron como la planeaba. Akira e Ithilion estuvieron juntos, pero no se durmieron tan temprano como me.hubiera gustado. Cuando conseguido nos que los dos dejarán de jugar hasta en la cama, era yo la agotada y la hora imposible para salir. Ni tiempo ni ganas de volver a la Vladimir, por lo que me quedé en la mansión a dormir. Pensé que en la Potter Black descansaría, pero no fue así. En algún momento de la noche, alguien gritó. Me frote la Marca por si era una llamada del bando, pero el gritó se repitió y me di cuenta que era la voz de la tía Sagitas. Salté de la cama y me puse una batita encima del camisón de encaje. Corría primero hacia la habitación de los niños para cerciorarme que seguían dormidos. ¡Benditas criaturas! Nada podría despertarla de aquel sueño profundo que tenían. Cerré la puerta con cuidado y corrí hacia la habitación de la tía. Por el camino, me encontré a Harpo, quién llevaba una bandejita de plata con varias pociones. Se ve que no era la primera vez que tenía pesadillas. Pregunté qué pasaba pues ya había llegado el primo Matt. Puse la bandeja en la mesita y esperé respuesta.
  5. No, no quería que sonara a acusación, aunque no podíamos negarlo, si no había nadie presente, ¿cómo defenderse o demostrar que ellos no estaban implicados en el robo, o para decirlo más suave, en la desaparición del cofre con las lágrimas de las sacerdotisas. Como la vez anterior, Sagitas volvió a lucir una calma que yo no conseguía; aún me perseguía el bochorno de verme atada y arrodillada delante del resto de mortifagos, algo que me había generado mucha rabia porque yo era inocente. A regañadientes, repetí y asentí sus palabras: - Somos un mismo bando, no deberíamos olvidarlo antes de atacarnos entre nosotros. Ahora me tocó sorprenderme ante el poder de la tía. Sabía que era una hechicera de gran nivel, pero ver aquel fuego esmeralda que salía de su mano, sentí su gran poder al estar a su lado. Ella no lo dijo, pero yo sí me atreví: -Hacer caso a la Lugarteniente del bando. A Sagis no le gustaba alardear de su alto cargo, pero yo estaba muy orgullosa de ella y de su poder. Era lo más... Hizo un círculo quemando el suelo, diciendo que todos habláramos. Nadie parecía moverse, o con miedo o con respeto reflejado en su rostros. No me fiaba y, aunque sabía que le tía era autosuficiente para defenderse, me preparé para usar el conocimiento TEMPORIS que había estado practicando últimamente, tanto fuera con la Parálisis Temporal como con el hechizo Círculo Astral. Ambos impedirían que la atacasen a traición. - Debe de ser una broma, ¿crees que alguien entrará a confesar que ha robado el cofre? - se lo dije muy bajito porque no quería que nadie oyera que contradecía a Sagis. Delante de todos, yo la defendería y apoyaría en lo que fuera necesario. Esperé a su lado. Si nadie se decidía, daría inicio yo misma del uso de aquel imponente círculo quemando. **** LLamado a todos los participantes **** El tópico de aventura quedará cerrado el 20 de octubre. Aún hay tiempo de que os paséis y os unáis a la trama del rol. Recordar que son mínimo de 5 roles para aprobar, siempre que sigáis el rol y uséis los hechizos que os pertocan. @ Matthew Black Triviani @ Kamra Ashryver D. @ Azrael Lycan @ Ericen
  6. Hacía tiempo que no pasaba por la Residencia de Ancianos para ver a mis seres queridos. En cierta manera, yo sabía que, en algún momento, acabaría por allá, así que ir a verlos preparaba mi forma de ver qué podía mejorarse en aquel ambiente para cuando a mí me tocara. La tía Sagitas ya era muy mayor, pero yo aún tenía como mil años para prepararme cuando me tocara estar allá. Mi pelo, rubio amarillento como el sol, empezaba a mostrar reflejos platinos que indicaban que la edad pasaba años tras año y me acercaba, de forma inexorable, hasta el estado en que se encontraba ella. Llevaba una réplica de las flores de la Tía Cye, por la época en que estábamos en la tercera planta, en Accidentes. Eran artificiales, puesto que la tía se había vuelto alérgica al polen, a las flores, a todo (?), así que esperaba que le gustaran. Me acerqué con cuidado a la mesa en la que tomaba el aire cálido de aquel hermoso día cuando reconocí a quienes le acompañaban. El primo Matt también había ido a ver a su madre, además también estaba el primo Sean, bastante mayorcito. Creo que roncaba algo cuando me acerqué. - No soy la enfermera, tía Sagitas, pero puedo ir a por agua, tiita. Mira te traje flores. Me incliné a darle un beso al primo Sean, a quien se le veía bastante ajado. Me pregunté si él notaría ya mis arrugas incipientes y lo poco tersas que tenía las... mejillas. - Hola, Matt, voy a buscarle agua a tu madre. Después te ayudo a sacarla a pasear, y a Sean, si se despierta a tiempo. 🤣
  7. ¿Cómo es que nadie se ha atrevido a dejar nada purpurita por aquí? Somos malos socios del club. Pues yo vengo a ser la primera, aunque esperaba que hubiera mucha más participación. ¿No podrías dejar más tiempo abierto? Supongo que la gente está con la gala y no se ha dado cuenta que hay este concurso que es mucho más fácil que un puzzle, pues sólo es buscar una imagen y ponerla por aquí. ¿Te imaginas que todos lleváramos esta camiseta? Es la de "Fear the Walking Dead", al fin y al cabo, somos peligrosos miembros púrpuras, así que esta camiseta nos vendría muy bien a todos.
  8. ¡¡No hay anuncios!! ¿Ya no son necesarios?

    1. Ericen

      Ericen

      Eres la tercera que me dice que no se ven los anuncios. ¡Y yo pagando porque me estorban, jajajaj!

    2. Helike R V PB

      Helike R V PB

      me alegra no ser la única, que se ha dao cuenta de ese detalle jajaja ¡oye, por mí bien! xDD

      Sagis, aunque pagues por no tenerlos, piensa que con tu nivel de membresía tienes cosas chulas por ahí jejejeje 

    3. Ericen

      Ericen

      Síii, amo mi "Ojo Loco" legendario, a ver si sé para qué sirve, espero que para algo más que llevarlo como collar, jajajaja...

  9. Hacía frío a pesar que no hacía ni una semana que había entrado el otoño. Decidí ponerme una capa gruesa porque el camino sería largo, se notaría mucho el bajón de la temperatura. Sin embargo, lucía un sencillo jersey de color café, pues otras veces había pasado calor en el interior de la Mansión Riddle. Eso, unos pantalones marrones oscuros y unos zapatos planos sería lo único que luciría aquel día tan especial. La entrada a los alrededores de la mansión la hice de forma muy discreta. Cerca, la tía Sagis hablaba con dos compañeras de bando. No la saludé aún, sabía que hoy era un día importante, pues sería la primera vez que aparecería como Lugarteniente del bando, junto a la nueva líder. Por ello, aceleré el paso para no perderme nada de la reunión. Cómo había previsto, en la mansión hacía calor, fuera por las chimeneas encendidas o por la acumulación de mortifagos en la sala. Me deshice de la capa, colgándola en un perchero de forma sospechosamente similar a una espina dorsal humana. Había caras conocidas, pero otras no. De repente, el ruido de mil cristales rompiéndose impuso un silencio poco acostumbrado. Menos mal, yo no llevaba ninguna copa encima, pero algunos se quejaban de la explosión que había dado paso a la líder. Me agaché, sorprendida por el dolor de la serpiente y la calavera en el brazo, haciendo una especie de saludo ante los tres miembros que se erguían en la sala. Nadie se atrevía a hablar. Yo menos, por respeto, aunque noté que la tía parecía mirar hacia Cissy y un hombre desconocido. Bajé la cabeza esperando que alguien dijera algo y que el dolor de La Marca desapareciera.
  10. Sí, me habían oído. En medio del silencio que se había producido después de las palabras de El Jorobado, el nombre del clan de los Nosferatu había sonado demasiado alto, como una declaración en contra de aquella desconocida. Yo misma me di cuenta que no había sonado bien, por lo que entendí que aquella chica se sintiera atacada. ¿Cómo hubiera reaccionado yo en su caso? Sin embargo, la rabia de haber si atada y arrodillada delante del grupo no se iba a ir por una reflexión acertada. - No sé a qué os rebajáis los Nosferatu, pero no ayudasteis mucho en encontrar aquel... cofre. Ahora que lo pensaba, no estaba segura del contenido de aquel cofre. ¿Por qué sería tan importante? Últimamente, entre la tía y yo no había tanta comunicación, ella se movía en un círculo de gran privacidad, mucha más incluso que cuando era Ministra de Magia. - ¿Cómo te atreves a insinuar que yo...? - Por mucho que la tía Sagitas intentaba mantener la calma, yo estaba totalmente desbordada por la acusación que acababa de recibir, por el mal trato al estar atadas, por haber sido juzgadas culpable de forma tan falsa. ¿Cómo podía mantenerse firme y no la mataba allá mismo? Me había dicho que me callara y a duras penas conseguí frenar mi lengua, aunque no mi enfado contra la acusadora. No sabía reconocerme en aquella mujer que rabiaba por dentro; hacía un año, nunca hubiera pensado que pudiera reaccionar de forma violenta ante situaciones estresantes. Si hubiera tenido una varita, algo prohibidísimo en la reunión, estoy segura que la hubiera atacado. A falta de ella, bien servía la magia del clan. Estuve a punto de volver a usar el Círculo Astral contra ella, a un tris de enfrentarme a una compañera de bando. Las palabras de la tía Sagis lo impidieron; parecía que buscaba una paz entre los Nosferatu y los Senescales, o al menos una tregua. En esa fracción de segundo en la que invocaba el hechizo, desistí. Nunca sabré lo que pasa por la mente de la tía, pero, si algo había aprendido durante los años en los que había vivido a su lado, es que sabía lo que hacía mucho mejor que yo. Lancé una especie de silbido-gruñido que mostraba mi enfado antes de ceder a no atacar, aunque mis labios seguían fruncidos. Después, miré alrededor. - ¿Es que no hay nadie presente del otro clan? - No quería que sonara a acusación, como había sucedido con la malai nterpretación de aquella mujer (Kamra), pero... Si no estaban presentes, tal vez era po algo.
  11. Jajaja, buenas noches a todos. Me extrañaba que no dijeras el 69 como el primer número que te saliera a la cabeza. Yo odio los números y no me fijo en ellos, al menos qué sea en los dineritos que ganó, que cada vez son más bajos. Tengo una idea para la violetera. Un concurso de imágenes en púrpura, como el nombre del club, el posteo que tenga más likes, que gane un premio. Como aún no ha puesto el puzzle... No soy Malfoy, creo que la primis Perenela lo es, o lo era antiguamente. Sigo en el bus, espero que esto no sea spam, desde el móvil no puedo calcularlo.
  12. Me sentí muy mal cuando nos ataron las manos a la espalda. La cuestión es que confíe en la tía Sagitas, esperaba que ella no lo permitiera, que se enfrentará a la muchedumbre que nos acusaba de ladronas, de traidoras al bando. Pero nos llevaron atadas a la Torre Oscura, en un trato vejatorio que tardaría en olvidar Allá, nada mejoró; lo contrario, los ataques, los gritos furibundos contra dos mujeres indefensas, arrodilladas en el suelo, parecieron sonar más fuerte haciendo eco contra el alto techo de la Torre. Miré de reojo a la tía Sagis, intentando no echarle en cara que no me hubiera dejado defenderme. Sin embargo, su cara de odio y la mirada de soslayo a alguien, me sorprendió; parecía estar acatando alguna orden a mala leche, haciendo de tripas corazón, algo que sabía que le estaría costando horrores. Era Asra Boswell, alguien a quien yo no conocía casi nada. Sabía quién era, la más sabía del clan de los Senescales, quién lo dirigía. Fruncí levemente la frente y una de arrugas aparecieron en ella. Sagitas solo obedecería una orden directa de ella, sólo esa mujer la haría tragarse el orgullo y permitir ser maltratada por los miembros del bando. Bajé un poco la cabeza, pensativa, mientras ella levantaba la cabeza de forma altiva. Era una situación de muy mal gusto que se estaba cargando mi deseo de seguir en el bando. Si así nos trataban siendo inocentes, no me mantendría muy fiel a... La voz de la tía Sagitas, de pie, me sacó de mis pensamientos. El jorobado tocaba el instrumento de tres cuerdas y murmuraba frases que yo no entendía. Escuché sus palabras y asentí. Apreté los dientes mientras me esforzaba en un hechizo nuevo que había aprendido, el Círculo Astral. El tiempo pareció pararse fuera de nosotras dos, ralentizándose para todos los que estaban fuera de nuestro radio. - ¿Estás loca? - me levanté para estar a su altura, pateando las cuerdas que habían caído al suelo. - ¿Te quieres unir a quienes nos han insultado? No pienso dejar que me acusen de ladronas, ni de traidora. Nadie nos acompañó cuando las encontramos, la Luz de las Sacerdotisas, nadie se jugó la vida por ella. ¿Ahora nos acusan de robarlas? Sabía que los otros no podrían entender lo que decíamos en el interior protegido del círculo. Sagitas se había convertido en la Lugarteniente de la nueva líder y, tal vez, se sintiera obligada a una unión de grupo. Yo, sin embargo, les odiaba por haberme humillado de aquella manera. Pero entonces caí en lo que acababa de decir. Me desconcentré y el círculo Astral desapareció. - Es cierto, había una tercera persona cuando encontramos la Luz. Del clan de Nosferatu... Eso lo oyeron todos.
  13. Ya eres Ericen. ¡¡Felicidades!!

  14. Muchos amamos a esta payasa. La evolución que ha tenido este año tiene su propio mérito, salió de un lugar de donde no la querían y se sentía insignificante y culpable de ser una cerrada para el mundo social hacia un bando en el que ha sido aceptada y valorada, sin sentir ninguna infravaloración de su persona, reconocida por su trabajo y dedicación al bando y al foro en general. Abrió roles para todos aunque algunos disconformes siguieron diciendo que solo roles para su grupito. Pues aquí está la prueba que no es así, muchos más que los de su grupito de accidentados han participado en sus roles y la están votando, neutrales y bandistas. Quienes no creen en ella para este puesto son los que realmente están cerrados a ella; los que le acusan de que sus roles solo son para unos pocos, son los que no quieren participar con ella, los que no valoran lo que vale sino que se basan en factores nada objetivos que aún perduran y por los que tuvo que abandonar el bando al que siempre había pertenecido. Se adaptó a un cambio de personaje y a conocer a gente grande que la ha acogido sin rencores ni preocuparse por habladurías. La han conocido y la han aceptado sin reservas. El foro ha ganado este año con ella como Ministra, ¿por qué no repetir? Voto por Sagitas.
  15. Espero que esta sea la última vez que tengamos que votar, deberíamos aprender de los miembros de la Orden, que lo o han arreglado al instante. De igual manera que hace dos días voté por ella, repito el nombre de Arya, pues estoy segura que será una buena líder. Ha sido apoyo de Aarón, así que ha aprendido del mejor y ahora lo va a demostrar. Arya Macnair para líder.

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.

La publicidad es necesaria para mantener esta Comunidad. Procuramos que sea una publicidad no agresiva y de calidad, pero resulta necesaria para ayudar a costear los costes de mantenimiento. Si quieres navegar por nuestro sitio web, por favor, desactiva el bloqueador de anuncios.

Muchas gracias por tu colaboración.

De acuerdo