Jump to content

Luna Gryffindor Delacour

Magos Expertos
  • Contenido

    1.244
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    7

Luna Gryffindor Delacour ganó por última vez el día 28 Mayo

¡Luna Gryffindor Delacour tenía el contenido más querido!

Acerca de Luna Gryffindor Delacour

Contact Methods

  • MSN
    florenciabelenvaira@gmail.com
  • Skype
    florencia.vaira1

Profile Information

  • Género
    Femenino
  • Location
    En los brazos de Sirius Black y Remus Lupin.
  • Interests
    Leer y escribir, salir con mis amigas. ir a las paginas de harry potter.
  • Casa de Hogwarts
    Hufflepuff

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    8
  • Rango Social
    Dragones de Bronce
  • Rango en el Bando
    Initie
  • Galeones
    143784
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Orden del Fénix
  • Libros de Hechizos
    Libro del Aprendiz de Brujo (N.1)
  • Familia
    Gryffindor
  • Trabajo
    Empleada en el Departamento Auror de Gran Bretaña/Detective Privada/Activista de La Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos Obreros (P.E.D.D.O.)/Adivina y Pocionista
  • Escalafón laboral
    T1
  • Raza
    Vampira
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    150
  • Puntos de Poder en Criaturas
    100
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    10 a 200
  • Rango de Criaturas
    10 a 200
  • Conocimientos
    - Transformaciones
    - Cuidado de Criaturas Mágicas
    - Defensa contra las Artes Oscuras
    - Pociones
    - Sanación y Purificación
    - Conexión Espiritual
    - Conexión Natural

Campos para Gringotts

  • Escalafón último mes cerrado
    T1
  • Posteos acumulados último mes cerrado CMI
    85
  • Posteos último mes cerrado CMI
    10
  • Posteos en subforo CMI
    85

Visitantes recientes al perfil

7.425 visitas al perfil

Luna Gryffindor Delacour's Achievements

Enthusiast

Enthusiast (6/14)

  • Conversation Starter Rare
  • Reacting Well Rare
  • Very Popular Rare
  • Dedicated Rare
  • First Post Rare

Recent Badges

1,4k

Reputación comunidad

  1. Luego de ordenar los papeles para apresar definitivamente a Aaron, me dirigía hacía mi hogar, la Mansión Gryffindor, tenía mis cabellos pelirrojos más despeinados de la cuenta y mis ojos azules claros parecían más tristes de lo que nunca antes los había visto, me faltaba el brillo y la luz que solía tener siempre, aun así sonreí al entrar en mi casa, no tarde mucho en pasar por la sala de estar y dirigirme hacía la cocina, no llame a nadie porque no estaba segura de a quien quería ver en esos momentos, sentía que había crecido y envejecido mil años, aunque en apariencia estaba igual de siempre, aún recordaba cuanto había luchado por estar libre y lo poco que nos había costado con Darla el reunir pruebas para llevarlo a juicio y ponerlo tras las rejas al fin, pero tenía miedo, uno que no le diría a nadie, ¿realmente estaría en la cárcel? ¿se lo habían llevado allí o las pruebas en su contra no eran suficientes? mi cabeza era un revoltijo de información que iba y venía, además de que necesitaba un Wizengamont que se encargará de todo o un juez supremo en algún lado, ¿existía la justicia en el mundo mágico? ¿papá al fin podría descansar en paz de una buena vez? Esas eran preguntas que lamentablemente aún no tenían una respuesta certera de mi parte, parecía que cada minuto que pasaba me alejaba más de mi objetivo y sentía que la obsesión que antes tenía Elvis me la había transferido de algún modo, ¿eso era posible? ¿cuanto más lucharía por esto? suspire sentándome al fin en la silla de la cocina, mirando fijo a la nada y preguntándome si no habré llegado mil años tardes la mentada justicia que necesitábamos todos, sobretodo para poder re-construirnos de una vez y para siempre. Recordé cuando era papá el que se encargaba de todo, cuando sus consejos eran moneda corriente y temí estar haciéndolo todo mal, ¿había alguna forma de hacer justicia sin implicarme del todo? ¿podría ser objetiva o mi deseo de verlo preso me nublaba el juicio? suspiré cansada de que mi vida se convirtiera en una mera caricatura de lo que era en su tiempo, pero pensándolo bien, ¿qué no les hubiera hecho a los asesinos de Jasper y Alice? de haberlos encontrado ellos nunca hubieran salido de la cárcel, gruñí por lo bajo, porque mis ideas eran clara, el asesino de papá merecía estar preso al menos y privado de su libertad cuanto antes mejor, no tenía muy claro como lo lograría al fin, porque una parte mía, no confiaba en que ese juicio fuera legitimo y aún necesitaba presentar sus pruebas en su contra, Darla tenía que ayudarme a re-construirlo todo y también debía explicar porque no defendí a papá, lo cierto era que me había quedado en blanco y no recordaba que hechizos utilizar, suspiré cansada de darle la vuelta al asunto, estaba en casa y debía de dejar de pensar en eso, solo que no podía hacerlo y una parte mía se sentía inútil, no sabia como ayudar a mamá y tampoco sabia como seguir adelante, ¿alguna vez podría hacerlo si quiera? por más que Aaron estuviera preso o algo así, nunca podría olvidarme de lo que hizo él y de lo que no hice yo, fui una completa cobarde y no me salieron los hechizos, así que dejé que él lo matara, ¿acaso estaba consciente de lo que sucedió? dejé a su suerte a papá y eso era algo que nunca podría perdonarme mientras viviera, de nuevo cuenta mis miedos me jugaron una mala pasada y dejé que me ganaran, algo que no podía volverme a pasar, así que tendría que buscar la manera de que Yaxley se pudriera en la cárcel, solo esperaba no haber llegado demasiado tarde cuando realmente eso sucediera al fin. Intente tomar coraje para contarles a todos que estábamos ahí de que Aaron Yaxley fuera preso, pero aún no podía hacerlo, no sabía como explicarlo o si quiera como decirles lo que estaba por hacer, era esperar que Darla, mi jefa y amiga, mandara los papeles y ese señor estaría privado de su libertad por un largo tiempo, suspiré porque por dentro estaba muerta de miedo, tenía miedo que tomarán represarías contra nosotros y hasta había pensado en reforzar la seguridad de la mansión, pero eso lo haría luego de comer algo, ciertamente hacía siglos que no comíamos todos juntos y lamente tener a la familia tan dividida, las cenas familiares era lo mejor del mundo cuando Elvis aún vivió por allí y si bien no necesitaba comer, puesto que era vampiro, siempre me había gustado formar parte de eso, no le comenté a nadie que extrañaba la unidad que teníamos y tampoco les dije que haría algo para unirnos del todo, por lo pronto, busque un pedazo de torta de chocolate y me dispuse a comer, mientras me preguntaba cuanto tiempo pasaría antes de que la mansión Gryffindor se llenara de voces de nuevo, no estaba de humor para sonreír como antes y me había vuelto más taciturna de la cuenta, mis ojos azules claros no brillaban y me faltaba la sonrisa que solía portar siempre, había cambiado demasiado y las perdidas en mi vida, me habían vuelto menos risueña y alegre que antes, como si una parte mía se hubiera ido el día que papá se fue y si seguía prefiriendo decir se fue a se murió, porque esa era una forma de decir que nunca se iría de aquí y que siempre permanecería entre todos nosotros, eramos su legado y ayudaríamos a que su muerte no fuera en vano, de alguna u otra forma, papá tendría la justicia que tanto se le había negado años atrás. Corté un pedazo de la torta, mientras comía silenciosamente, mi cabeza era un torbellino de pensar y pensar como lograr mi objetivo final, porque ahora sola y sin nadie que me diga que: "todo saldrá bien Luna, él se pudrirá en la cárcel ya lo veras" podría enfocarme en lo que realmente quería conseguir, repasé en mi mente los cargos por los que lo acusábamos e intenté no sentirme enojada, pero no pude evitarlo, gruñí más alto de lo habitual, y golpee la mesa con tanta fuerza que se abrió en un costado, parpadee asombrada y me dispuse a arreglarlo antes de que alguien lo pudiera ver, a veces olvidaba que al ser vampiresa tenía más fuerzas de lo habitual y que tenía que tener cuidado con la misma cada vez que manipulaba o hacía algo. - Reparo - Dije viendo como la mesa dejaba de estar abollada al instante -- Me reí por primera vez en meses, mi repique de campana se escucho fuerte y claro en la vacía cocina, pero me apresuré a calmarme al instante, ¿que hacía riéndome? negué con la cabeza asombrada, aún estaba triste pero haber visto la fuerza que tenía me había hecho reír como antes, como cuando todos eramos una familia, suspiré porque ahora eso recaería en mí, no podría ser muy difícil, sabía que todos estábamos rotos por su muerte, pero haría lo que fuera por volvernos a unir como antaño, me propuse que haría algo para que todos fuéramos felices de nuevo, no sabía bien el que pero intentaría hacerlo a como diera lugar, ya que sabía que papá nos hubiera querido ver alegres de nuevo, esa sería la mejor forma de honrar su memoria, pero no sabía ni como empezar a procesarlo todo, aún dolía su muerte, aunque intentaba aparentar que no, su ausencia se sentía en cada parte de la casa y me pregunté si algún día podría dejar de dolerme tanto o si se haría al menos más soportable, solo eso necesitaba que fuera más fácil de soportar. Sus consejos pasaban por mi mente una y otra vez, él me había pedido que mantuviera a todos juntos, aún recordaba haberlo visto por ultima vez, sentado en esos sillones del living y sus palabras se reproducían una y otra vez, gruñí enfadada conmigo misma, ¿por qué no lo detuve? ¿por qué confié en que lo vería de nuevo? el dijo que arreglaría algunas cosas y volvería ¿o no había dicho eso? por momentos, sentía que mi cerebro me jugaba malas pasadas y no podía recordar bien sus palabras, ¿me había olvidado incluso de su voz? ¿eso era posible? me lleve las manos a la frente intentando pensar bien, no podía acordarme de su risa si quiera, ¿eso podía pasar? ¿acaso me había vuelto loca? jamás pensé estar en esa situación, pero si era cierto que apenas recordaba su voz, ¿como podría enjuiciar a su asesino? ¿podría si quiera conseguirlo al fin o no? mi miedo palpable y lógico se apodero de mí, uno que nunca antes había tenido, el miedo de que papá jamás tuviera la justicia que él se merecía. - Papá por dios, ¿qué quieres que haga? ¿Crees que Aaron estará preso al fin? espero lograrlo pronto, ¿sabes una cosa? intentaré mantenernos a todos unidos, ahora cada uno esta por su lado y ya no se siente como una familia, pero volveremos a hacerlo, te lo prometo, tan solo déjame que piense como lograrlo ¿si? quizás una cena familiar funcione, pero bueno ahora es tarde, quizás mañana podremos desayunar todos juntos ¿qué dices? por Merlín Santo, te hablo como si tu fueras a responder, veamos quizás pueda lograrlo ¿no lo crees? - Dije al aire a sabiendas que él nunca más me respondería a tantas preguntas que iba haciéndole - ¿Quien era Luna Gryffindor sin Elvis Gryffindor? ¿podría haber llegado a donde llegué sin él? la respuesta a la primer pregunta era nadie sinceramente sin él era prácticamente la nada misma, y la respuesta a lo segundo era claramente que no, sin el y sin Annick Poulan nunca en mi vida hubiera podido llegar a donde estaba hoy en día, no hablaba de la mansión, si no de la jefatura de Aurores, era la nueva Jefa y no lo había comentado con nadie, porque no sabía como se lo tomarían, era una noticia linda, Darla me había dado la sorpresa y Sean me había nombrado improvisadamente, yo había llevado esta vez el pedido directamente y esperaba que se hiciera efectivo, prontamente seria la nueva jefa de Aurores y eso se lo debía a papá, era la mejor noticia del mundo, tenía que estar feliz, pero me sentía triste sin poderlo compartir con él, me pregunté cuanto tiempo pasaría hasta que me acostumbrara y me dije que nunca, nunca podría acostumbrarme a no contarle nada de nuevo, ¿como se le ocurrió inmolarse así con Aaron? a veces no sabía ni como pedirle perdón a mamá, no había hecho nada por ayudarlo y eso era una culpa que me perseguiría por el resto de mi vida, porque quizás si no me hubiera asustado, hubiera podido ayudarlo ¿no? pero ahora no había hubieras que nos salvaran y tendría que empezar a pensar como seguir sin él, cosa que no sabía si quería hacer en esos momentos. Seguí allí en la cocina, comiendo lo que quedaba de la torta de chocolate y recordando tiempos mejores y más felices, pensando en el día que vine a contarle que había entrado en Aurores y que me habían dado el permiso de examen para volar, sonreí porque él lo había firmado, esos papeles que estaban en el ministerio tenían su firma, lo mismo pasaba con el de vuelo, pero claro yo no tenía esos papeles en mi haber y lamenté no haberles sacado una fotocopia si quiera, era pura burocracia para el mundo entero, pero para mi en esos momentos era importante, porque tenían la firma de Elvis, algo que nunca más vería en ningún lado para desgracia mía, él se había ido dejándome un vacío difícil de llenarse con algo, sabía que el dolor de su perdida me perseguiría por siempre y que no habría cosa que pudiera llenarla por nada del mundo.
  2. Hola a todos, vengo por aquí a hacer un cambio tanto en mi nombre como en mi empleo, espero que me lo acepten, si no me avisan y cambio todo de vuelta, solo espero que esté todo bien, saludos y besos, Lunita Gryffindor Delacour. Nick: (Con link a la ficha): Luna Gryffindor Delacour https://www.harrylatino.org/forums/topic/104614-ficha-de-luna-gryffindor-delacour/ Link a la Bóveda: https://www.harrylatino.org/forums/topic/104623-bóveda-de-luna-gryffindor-delacour Rol del Personaje: Jefa del Departamento Auror de Gran Bretaña/ Detective Privada/ Activista de la Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos Obreros (P.E.D.D.O)/ Adivina y Pocionista. Información Adicional: Jefa de la Seguridad del Mundo Mágico/Defensora de la Liberación por los Elfos Domésticos/Adivina mediante la Tesomancia, la Cartomancia y el Arte de las Bolas de Cristal/Pocionista Experta en Zumo de Mandrágora, Filtro de Muertos en Vida y Herbovitalizante, entre muchas otras/ Detective de casos de muerte de familiares, deudas de los clientes, encuentro de joyas y deteniendo a maleantes en el mundo muggle y mágico.
  3. Por el rabillo del ojo había visto a mi amiga detenerse en seco y había ido a su encuentro, lo cierto era que su vestido verde le quedaba hermoso y se preguntó a quien iba a saludar Darla, aunque dicho sea de paso poco le importo en ese momento, estaba feliz de haberla visto, aunque si tenía algo que hacer, ella no la inrerrumperia por nada del mundo. - Darla, por Merlín, ten cuidado casi te tropiezas con el vestido, a quién ibas a ver? oh por Dios, Mael? De qué lo conoces? Lo siento, no quiero ser descortés, hola de nuevo Mael, qué hacen por aquí? - Dije a la carrera preguntándome si no estaría importunandoles un poco- Hice una mueca y suspiré pensando si no sería ridículo hablarle, más que en la Gryffindor no habíamos interactuado y no sabía que tanto podía charlar con él, era mi sobrino y lo adoraba pero no sabía si eso era recíproco o no, por ende no estaba muy cómoda con él en esos momentos y me pregunté si tendría que proteger a Darla del mago, rece internamente por no tener que hacer eso en lo absoluto. - Me alegro encontrarlos de veras que no conozco a nadie y me sentía, pues me sentía pérdida - Susurré para que sólo Mael y Darla me escucharan - Qué estaba haciendo? Sentía que estaba suicidándose en masa al hablarle al mago pero poco me importó, de repente mis alarmas se encendieron y me di cuenta que nunca dejaría a mi amiga sola con él, temia que le hiciera algo, aunque fuera ridículo mi miedo, no confiaba cien por ciento en Mael, pese a que me cuidaba mucho en decirlo, Rory me había hecho abrir los ojos con él y por eso intentaba tratarlo solo lo mínimo e indispensable. @ Darla Potter Black @ Ada Camille Dumbledore umbledoreDumbleDumDumbleDumbledoreum @ Mael Blackfyre
  4. Encontrarse con Garry la pone nerviosa, porque no está acostumbrada a hacer sociales fuera del ministerio y porque siempre admiro demasiado al mago con el que se reunirá en breve. Se pregunta si Hessenordwood sabrá algo que ella ignora, puesto que él fue el enlace para encontrarse con el mago a quien dicho sea de paso extrañaba ver desde su visita a su antigua mansión en Italia, aún recuerda lo preocupado que se veía por la comunidad mágica y se pregunta si estará al tanto de los cambios totalitarios que la ministra quiere poner a funcionar, por los cuales se semi rompió la amistad que tenía con Sagitas, siendo que nunca más volvió a visitarla o a querer saber de la payasa, pese a que ella siempre había sido su más querida amiga, en esos momentos estaban en veredas opuestas y eso en el fondo le duele demasiado, aunque no sabe bien porque piensa en esto mientras se cambia para ir a ver a su amigo en cuestión. No tarda nada en salir de la mansión Gryffindor, con su traje azul claro, su camisa blanca y su pantalón azul, sus zapatos azules con brillantes Fénix dorados le dan el toque más estrafalario a su atuendo de oficina, uno que le encanta y la hace ver entre elegante y rimbombante a partes iguales. Lleva su cabellera pelirroja en su prendedor del Fénix dorado y por si aún dudas que sea de la Orden del Fénix, su reloj rojo y dorado con un Fénix que se prende y se apaga, te puede dar una pista más evidente de a qué equipo apoya en realidad, todo esto completa su atuendo que la hace sentir feliz y contenta por cuánto estrenará su reloj que reluce apenas pasa por una farola con luz de una tienda. La razón por la que no se aparece directamente en el Bratva es evidente, por más que sonría feliz, sus ojos azules ya no brillan con su alegría habitual, cualquiera que la vea sabe que le falta algo a su mirada, una alegría que antes estaba allí y que ahora se esfuma por completo de sus ojos, no importa cuánto simule y sonría, cualquiera puede notar que no está bien en absoluto por más esfuerzos que haga en ocultarlo del todo. Llegar al local ni le cuesta tanto, entra al Bratva preguntándose qué le dirá a su amigo y si podrá explicarle que sucede en la comunidad mágica, no tardan tanto en explicarle que su amigo está en la planta más alta, ella solo lo agradece y sube más rápido de la cuenta, no quiere hacer sociales, tan solo quiere encontrarse con el mago y se pregunta que tanto habrá cambiado en los meses que hace que no lo ve en lo absoluto. Lo ve y se acerca a él pensando de que hablaran y si podrá ayudarlo en lo que necesite, mientras lo hace se va sintiendo más nerviosa cada vez, pero aún así esta feliz de encontrarlo y le agradece a Hessen haberlos reunido, extrañaba bastante al mago y aunque no lo dice se siente a salvo y en paz por primera vez en meses. - Hola Garry corazón, te acuerdas de mí? Siento llegar tarde es que vine caminando esta vez y me puse a ver vidrieras en fin... Qué tal estás? Qué te cuentas? No te veo desde.... Bueno desde hace mucho tiempo, tú estás bien? - Le digo acercándome a la mesa y sonriendo feliz por verlo al fin, era como un sol en medio de un ejército de dementores o eso es lo que siento en aquel momento al verlo - No se lo digo pero realmente lo había extrañado demasiado y le agradezco por enésima vez a Hessenordwood el habernos hecho de enlace para poder volverlo a ver,lo había extrañado mucho y había necesitado sus consejos más de lo que podría decirle a nadie en realidad, estaba feliz porque al fin podría tener a alguien más de amigo y aliado para volver a poner en funcionamiento mi amado mundo mágico. @ Hessenordwood Crouch
  5. Se siente rara de ir a esa reunión, primero porque apenas conoce a la anfitriona y segundo porque festejar la liberación de los prisioneros tanto como la caida del rey monárquico Luis 16, le hace sentir entre feliz y extraña, pero aún así va porque reconoce que la toma de la Bastilla termino siendo algo bueno para el pueblo Francés y entiende que fue una liberación para todos de una monarquía no del todo adecuada para esa época en concreto. Mi vestido rojo con zapatos negro y blancos, me daba la elegancia que requería ese evento, di vuelta en el espejo por última vez mientras bajaba las escaleras de la mansión Gryffindor y me dirigía hacia la fiesta, esperando ser bien recibida allí y preguntándome que podría llegar a hablar en una fiesta como aquella. Al entrar al lugar me maravillo ver la mesa larga y hasta sonreí cuando vi a tantas personas allí, mi mirada se dirigió hacia Grell y hacia Hassenword preguntándome que hacía allí fumando solo, o si quiera veía mal? Me encogí de hombros preguntándome si no estaría del todo vestida mal o inadecuada para tal fiesta y si podría hablarles luego o si quiera me recordaría de algún lado. La vampiresa que llevaba el vestido rojo y los zapatos blancos con negro y su cabellera pelirroja en un Fénix dorado, se sentía rara de estar por ahí y sujetaba la invitación como si está se le fuera a ir de las manos, era demasiado protocolar para su propio bien así que tragó saliva nerviosa y rezo a todos los santos por no caerse o hacer lío por allí como siempre le sucedía cuando entraba a algún lugar nuevo. - Hola a todos, me alegro que conmemoren la liberación de la monarquía en que los tenía el famoso Luis 16 y pues aquí me tienen para festejarlo con ustedes, por cierto bonito lugar - Dije al aire sin dirigirme a nadie en particular y sintiéndome ridícula a cada minuto que pasaba - Qué hacía allí? Por qué había ido? Suspiré preguntándome donde estaría Darla y si podría encontrarla por algún lado, mis ojos azules claros volaban de un lado al otro ansiosa, cada minuto que pasaba me sentía más ridícula en mi vestido rojo y me preguntaba si no estaría demasiado formal para una cena de estado y si podría encontrarme con alguien conocido más temprano que tarde, porque odiaba aparecer en un lugar nuevo y no saber con quién contar allí, aunque fui porque verdaderamente lo consideraba todo un logro de los franceses, uno que merecía ser festejado y demás cuestiones, la realidad era que para ella solo era un mero formalismo y política, dos cosas con las que no estaba muy familiarizada que digamos, así que solo esperaría que un milagro la salvará de no saber que hacer en el lugar.
  6. Luna Gryffindor Delacour- Jefa del Departamento Auror de Gran Bretaña. No podía creer lo que estaba pasando realmente iban a reorganizar el wizengamot? No era que no estuviera de acuerdo con eso, de hecho yo misma pensaba que necesitaba un cambio, el problema era que me preocupaba que lo hicieran solo para el beneficio de Sagitas, cosa que no estaría del todo bien, puesto que ese lugar tenía que ser independiente de lo que pensará la Ministra de Magia y no podía ser influenciado por ella, bajo ningún termino ni punto de vista. Me apresuré a cambiarme, simplemente me puse mi camisa violeta clara, mi pantalón violeta oscuro y mis zapatos de tacón alto violeta, mi saco violeta lo llevaba en mi brazo y me miré en el espejo preocupada, no sonreí como antes, ahora solo estaba sería y mis ojos azules claros lucían cansados y para nada alegres, era como si me hubieran apagado la alegría que tenía antes, suspiré negando con la cabeza y con un simple gruñido fui en busca de Darla, para ver si podía ayudarla en todo este lío en el cual estaba metida de una forma u de otra. Camine rápido hasta llegar al ministerio y frunci el ceño confundida cuando vi el alboroto que había abajo, parecía que todos los habitantes habían querido ir a ver qué sucedía con el Wizengamot, suspiré y camine entre las pancartas de protesta, aliviada de llegar al fin a las puertas del ministerio y sintiendo los gritos de: "No a la reforma del Wizengamont" aún en mis oídos. Saludé como hacía siempre a las recepcionistas y baje en el ascensor hasta el piso señalado, suspirando aliviada cuando leí Departamento Auror, en el que me dirigí rápido hacia donde estaba Darla, necesitaba encontrarla con suma urgencia y entender cómo podíamos ayudar en todo lo que pasaba en la comunidad mágica en esos momentos. - Hola Darla y Kim, lamento llegar tarde, abajo hay pancartas de gente en contra de lo del Wizengamont, por Merlín santo, qué está pretendiente Sagitas? Acaso quiere tener a todos de su parte? El Wizengamont siempre fue independiente del ministro y ahora parece que ella quiere hacerlo a favor suyo, eso es legal? O eso dice en el diario pero no me fío del Profeta desde que decían que los del Departamento de Criaturas Mágicas tenían escondidos a Unicornios para investigarlos, cosa que era falsa así que vine a buscarte porque quiero ayudar y además no sé si lo que hace la ministra es legal, qué opinas? Puede hacer eso? Yo no entiendo de burocracias y todas esas cosas - Les dije hablando rápidamente y frunciendo el entrecejo en clara muestra de concentración absoluta, teníamos que hacer algo ya, solo que no sabía muy bien el que - Supuse que mi amiga y compañera Darla sabría que quería hacer algo, no podíamos permitir que hicieran un desastre con el Wizengamot y tampoco podíamos permitir que no siguiera siendo independiente a los demás poderes, así que esperaba que junto a Kim también podamos las 3 pensar en algo, porque no me quedaría quieta mientras haciendo estragos en mi amado mundo mágico, les plantaría cara pero con un plan de acción y con la ayuda de mis amigas por supuesto, no me inmolaria sola, así que esperaba ayudarlas de alguna manera y restaurar la paz en mi amado mundo mágico de una vez y para siempre. @ Darla Potter Black
  7. Como tantas otras veces la bruja no entendía ni pio de lo que decía Sean, de veras que apreciaba al mago con sus raros modos pero esta vez no entendía a que se refería en concreto, sabía que se podía hacer de todo aquí y estaba consciente por lo menos de que quien hablaba era su amigo, así de raro como era, Sean tenia las ideas más geniales y buenas del mundo, el único problema del mago es que siempre lo hacia por su beneficio, si tan solo pudiera hacerlo por el de todos y no solo por el del suyo propio, pero no tuvo tiempo de intentar entender de que hablaba, ¿acaso alguien lo había maltratado o algo así? porque lo de tirarle zapatos no estaba para nada bien, hubiera subido a protegerlo si es que mi buen amiga Darla no hubiera hablado, sin contar que de nuevo mire feo a Cillian, ¿qué no entendía que mi amigo Rory no era así? suspiré para calmarme y le sonreí alegremente a mi compañera de laburo y amiga, si ella no estuviera allí, realmente que Cillian sería mago hechizado indefectiblemente. - Darla amiga mía, pues Sean esta por allí hablando, de veras que no entiendo ni pio de lo que habla, dice que no se quien lo esta maltratando en fin... cuestión que Sean es un buen chico pero juega solo para sus intereses, si le conviene si va y si no le conviene pues no, lo quiero pesé a todo, creo que si se diera cuenta del potencial que tiene realmente sería y creo que es un gran mago en potencia, ¿no lo creen ustedes también? - Dije dirigiéndome a Rory, a Cillian y a Darla y señalándole a la misma vez a Darla para donde estaba el mago en cuestión del que había preguntado momentos antes - Aún así seguí protegiendo a mi amigo, no quería ser descortés con Cillian pero ya me estaba cansando, el insistía en llevarse a Rory y decía que el café o lo que sea podrá venir después, le gruñí intentando calmarme, no quería emplear ni la fuerza ni hechizos, pero la realidad era que si tenía que hacerlo lo haría, al menos para proteger la integridad de mi amigo más querido, además ¿quien se pensaba que era el pelirrojo? ¿un pedazo de carne y nada más? era el mago con el corazón más grande de aquí y no permitiría que lo hiriera bajo ningún punto de vista, verdaderamente pensaba que si quería llevárselo tendría que pasar por sobre mi cadaver, a menos claro que fuera Rory quien quiera ir con él y que de hecho no quería hacerlo por lo que iba entendiendo. - Mire señor, no quiero ser descortés pero mi amigo no ira a ningún lado, así que por favor, si puede irse por allá o a buscar a otra persona, primero el café y charlar, las mejores parejas que conocí en mi vida empezaron charlando, por cierto, soy Luna Gryffindor Delacour, la que te pateará las pompis si vuelves a intentar llevarte a Rory de aquí ¿fui clara? él no es una mercancía que buscas en un bazar, es una persona y tiene sentimientos como todo el mundo, así que si por favor puede retirarse se lo agradeceré mucho - Dije dando por zanjado el asunto, pero sin moverme de delante de él, tenía mi varita mágica bien sujeta y lista en mi mano derecha y le fruncí el entrecejo esperando que entendiera que no era bien recibido por aquí - Se que la idea era no ser descortés con el mago, pero me estaba cansando y mis pobres nervios estaban respondiendo a ello, había ido allí a escuchar un mitín para salvar a las escuelas mágicas de la tiranía de Sagitas, no estaba como para pelear o al menos no me había preparado para ello en aquellos momentos y dado que siempre era una persona que buscaba la paz, era evidente que el tal Cillian me estaba colmando la paciencia, así que por su bien, debería de dar media vuelta e irse por donde había venido o algunos hechizos saldrían de mi varita si no hacía lo que se supone que tendría que hacer. Estaba a cargo de todo o eso entendía cuando Darla se fue de allí, suspiré preguntándome que cosas más malas pasarían hoy, solo era escuchar un mitin de alguien que hablaría en pos de la escuela mágica, ¿por que todo se complicaba siempre? entonces pensé que si eso no pasaría sería aburrido así que agradecí seguir en Aurores y ser Odefa, sintiéndome completamente orgullosa de poder salvar a mi amigo y porque no de seguir metida en cuanto lio sucediera en mi amada comunidad mágica, puesto que así pretendía reconstruirla en unos valores que parecía que Sagitas había perdido por el camino, era lamentable ver en que estaba convirtiendo mi mundo y me sentí mal por haber creído que ella podría salvarnos a todos, cuan errada y equivocada que estaba y cuan mal me sentía por haber confiado en ella en esos momentos, pero esa era una cosa que no le diría a nadie, así que esperaba que el anarquista que hablaría estuviera de acuerdo más con mi parecer que la propia payasa feliz, que había errado el camino y a en la cual ya no confiaba tanto como antes. @ Darla Potter Black @ Rory Despard @ Cillian @ Melrose Moody @ Helene Eloise Bellerose @ Melrose Moody @ Hannity Ollivander Evans @ Syrius McGonagall
  8. De nuevo quiero rolear y no se ni como empezar, ¿alguno tiene alguna idea? si la tiene me avisan... :(

    1. Mostrar comentarios anteriores  3 más
    2. Luna Gryffindor Delacour

      Luna Gryffindor Delacour

      Oh claro podemos ir a alianzas inesperadas Darlis leí también uno de una fiesta francesa por una revolución de hecho me llegó la invitación así que por ahí también podemos ir..... 

       

      Quería seguir el que había abierto del virus mágico pero solo si quieren claro está, la idea es que lo del virus pase en todos lados, ministerios mágicos de varios países, mundo muggle, todos lados y que termine siendo algo global.... (E involucre a todo el mundo, ya sea departamentos ministeriales, doctores muggles y que todo sea un caos de pandemia más o menos)...

       

      Y en el rol de Aaron tampoco me pase porque bueno él aún no se pasó todavía así que andaba esperándolo... 

       

      Y en la Moody podemos ir a ver las exposiciones o tal vez bailar un poco... no me pase por ahí porque no supe cómo seguirlo y me hice lío con lo que estaba roleando al final 

    3. Crazy Malfoy

      Crazy Malfoy

      Mi sugerencia sería mezclar alienígenas en un rol de HP, nunca nos hemos planteado qué pasaría si los ovnis visitan nuestro pequeño rincón del universo y la primera persona que se encuentran es a Filch barriendo mientras gruñe xD

    4. Luna Gryffindor Delacour

      Luna Gryffindor Delacour

      Cita

       

       

      Espera alienigenas? me gusta la idea aunque no sabría como llevarla en el rol, pero realmente me gusta pensar que nos pueden visitar y se dan con que un squib guniendo los recibe, supongo que eso desataría el caos o algo por el estilo.... no se como llevarlo pero la idea esta muy buena. 

  9. Me había quedado sola en el salón, en la sala de estar, la misma en donde con papá tomábamos café la ultima vez que lo vi, ¿por qué no lo detuve? ¿qué me estaba pasando? ya no podía seguir siendo la misma Luna de siempre, la de las sonrisas y las palabras amables, me había vuelto paranoica y melancólica por demás, a nadie le contaba que cuando caminaba por la calle lanzaba hechizos para saber si alguien me seguía, tampoco comenté con nadie que nunca más volví a usar el Departamento Auror para nada, ese lugar estaba prohibido para mí, así que agradecía que Darla no me hiciera ir allí porque tendría que buscar alguna excusa absurda para no hacerlo y no tenía ganas de mentirle, al menos a ella no, en lo que respectaba a como me sentía en esos momentos. Se me estaba yendo todo de las manos, ¿realmente podría hacer esto? internamente tenía una voz que me decía que sí, claro que si lo haría, peores cosas ya me habían pasado antes y nunca me había rendido pero todo esto era nuevo para mí, tenía que encontrar algo que me guiara, en realidad el pensamiento de algo, era más bien alguien, sin Elvis allí estaba tan perdida que ni si quiera parecía mi hogar, me pregunté si podría llevarme bien con todos en algún momento y si no estaría presionándome demasiado, ¿realmente tenía que hacerlo perfecto a la primera? de los errores se aprendía así que no tendría que castigarme tanto a mi misma, tan solo intentar entender porque de repente de nuevo estaba sola y sobrellevar su perdida como mejor pudiera, nadie te preparaba para algo así, no había manuales o libros que te dijeran que hacer, así que suspirando me prometí dar todo de mí y no sentirme mal si las cosas no salían como quería, al fin y al cabo, solo era cuestión de que supiera como llevar a la familia a un puerto seguro de nuevo y construir ese puerto seguro con los recursos que tenía a la mano para todos ellos. Recordaba cuando me había interpelado Mael, pero ciertamente no estaba para pensar en que hacer con él y dicho sea de paso no quería hacerlo, era familia y lo apreciaba mucho, pero aún así sería cautelosa con él, algo de lo que había dicho mi amigo Rory no me cerraba del todo, pero aún no entendía el que de todo eso, sería cuidadosa con mi sobrino, aunque amable y justa, todos eran inocentes hasta que se demostrara lo contrario ¿no?, además quien realmente me preocupaba mucho más que las rencillas con él mago en cuestión, era mi mamá, tenía miedo por ella, Annick era la única persona que ahora me mantenía anclada al mundo real, la única a quien debía cuidar y proteger, no solo porque se lo había prometido a papá, si no porque sabia que necesitaba mi ayuda y yo la de ella, mucho más de lo que me gustaría admitirle, la pelirroja siempre había sido la única que con solo una mirada me trasmitía paz y tranquilidad, con ella podías reír y llorar y hasta contarle muchos secretos, en ella tenía a una querida amiga y madre también, así que mi miedo era lógico, sabía que le dolía mucho más que a todos nosotros, así que me prometí estar para mamá, para ayudarla, apoyarla en todo y ser su ancla, de la misma forma que muchas veces ella lo había sido para mí. Lleve mis manos a mi cara ocultándola tan solo porque realmente ya no estaba para pensar en nada más, mi cabeza se había quedado en blanco y lentamente y sin decirle a nadie, deje de taparme la cara y decidida a hacer algo, me levanté del sillón y me dirigí rauda y veloz hacía la oficina de papá, su estudio, aquel lugar milenario en el que me había pasado noches tratando casos de los Aurores y en el cual varias veces había escrito y desecho algunas cosas, el único lugar que aún sin querer seguía teniendo casi todos mis recuerdos de él, suspire antes de entrar y apenas lo hice los ojos se me llenaron de lagrimas, lagrimas de sangre que jamás querría que alguien viera, ¿qué demonios hacía allí? ¿acaso era masoquista? negué con la cabeza, intentando no pensar en papá sonriéndome desde esa silla o ayudándome con algún caso de algún maleante que molestara por las calles. Me restregué las lagrimas y camine rápido para sentarme en su silla, levante la manta que antes me había llevado y me hice un ovillo allí tapándome con ella, preguntándome si así podría esconderme un ratito del mundo nada más y dejar de pensar en que Elvis había muerto, tan solo por una hora o un simple instante sacarlo de mi mente a como diera lugar. - ¿Se puede saber que hiciste? ¿como quieres que haga esto? ya no respondas, es todo retorico, pero de verdad, papá, ¿a quien se le ocurre ir por Aaron? Sabias que es malo, bueno en realidad, solo es un sangre pura con ideas horribles de supremacía y no se que cosas más, el caso es que es malvado, bueno por dios te mato ¿no? así que no le quiere en absoluto, en fin.. decía que no es justo que no pasáramos más tiempo juntos, mamá te necesita, yo también, todos aquí lo hacemos, hasta Natasha también, ibas a hacer abuelo, Por las barbas de Merlín, ¿quieres que alguien que pierde las llaves, se olvida de apagar la luz y es despistada por demás haga esto? de acuerdo, lo haré, pero solo porque sé que tu me ayudaras, bueno tu espíritu al menos, diablos ya sueno como loca, quiero decir que nunca te olvidaré y eso ¿entiendes? y pues ahora estaré aquí y luego veré que hago ¿te parece bien? ¿por que le hablo a un cuadro? en fin.. ojala estés orgulloso de mí, estés donde estés - Dije consciente de que hablarle al cuadro que recientemente teníamos de Elvis no era del todo algo lógico - Suspiré porque se me habían acabado las palabras pero no las lagrimas, decir todo eso medio llorando y medio hablando, había sido lo más difícil que había hecho en la vida, no estaba loca o algo así, tan solo quería sentir que papá no nos había dejado del todo, que su legado seguiría con todos nosotros y que llevaríamos a la Mansión Gryffindor por buen camino, además tenía que diagramar como hacíamos todo con mi hermana Natasha y yo había escrito algunos puntos que me parecían importantes antes de verla, como quien se encargaría de permitir las entradas o salidas en la mansión, quien se seguiría encargando de la comida, la limpieza, la distribución de cuartos a los nuevos y por supuesto quien llevaría las cuentas de la familia, aunque algo me decía que eso recaería en Mael o en mí de alguna forma o de otra, pero tampoco lo habíamos hablado así que ese era otro ítem para tocar en alguna reunión que tuviéramos todos juntos, suspire preguntándome como hacía papá para hacerlo tan fácil todo y si yo podría hacerlo la mitad de bien de lo que Elvis lo había hecho por tantos años. Releí el papel escrito con letra temblorosa y para nada linda, no era mi letra habitual, era la letra de alguien demasiado triste intentando enfocarse en algo que la mantuviera andando, suspiré intentando serenarme, pero solo deje de pensar en como solucionar todo y volví a acurrucarme en la silla, tapándome mejor con la manta y preguntandome si el Dios de Rory podría ayudarme a encontrar algún camino de luz y de paz en algún momento, un camino que se me antojaba del todo sinuoso y para nada fácil de transitar, le rece sin saber ni como hacerlo, mientras me preguntaba porque había tardado tanto en pedirle ayuda y me sentía mucho más tranquila al instante, al menos tendría su ayuda espiritual y eso me tranquilizo como si me hubiera tomado mi te de tilo Twinnings para los nervios que siempre tomaba en momentos como estos de nervios y tristeza infinita.
  10. "La variante Delta ya esta en Gran Bretaña e Italia, que son los países más perjudicados por el Coronavirus, les pedimos a la población que se mantengan en sus casas y que solo salgan para las cosas esenciales, aún no sabemos que nos puede deparar el futuro, pero creemos que habrá una vacuna pronto y esperamos que entiendan las medidas que hemos tomado para impedir que toda la comunidad termine aniquilada por el virus" la televisión de mis amigos muggles se escuchaba fuerte y clara, hacía poco más de un mes que me había mudado con ellos para cuidar a su perrita, Nala, mientras estuvieran cuidando de la seguridad de los ciudadanos como policías, alguien debía de ver que la perrita de color negro y blanco, de meses de vida estuviera bien, era ridículo pensar el como nos habíamos conocido con ellos y más absurdo aún el recordar como Javier y Amanda me habían aceptado en sus vidas tan fácilmente. Ninguno de ellos sabía que era una bruja, pero el día que nos conocimos solo estaba probando mi auto Ford Ka rojo 2008, un pequeño auto que me llevaba de aquí para allá, para disimular que no era una muggle, sobretodo porque la casa que rentaba sin que nadie se enteré era al lado de su casa, decía que probaba ese pequeño auto rojo, cuando accidentalmente me pase una señal de stop, algo imperdonable para cualquiera, así que ellos fueron los que me pararon y cordialmente me hicieron una multa, recuerdo el hablar con ellos por horas enteras luego de esto y desde entonces, pasar un Stop, me había dado una familia y una vida fuera del mundo mágico y eso era algo que siempre agradecería. Ellos no sabían de que trabajaba, solo sabían que tenía dinero de mis padres y que mi posición económica era buena, jamás les había revelado mi procedencia mágica y ellos nunca preguntaron porque me iba y venía continuamente, sabían que tenia esa casa de vacaciones y también eran conscientes de que mi laburo era secreto, creo que a estas alturas pensaban que trabajaba para la policía de algún lado o quizás hasta para el famoso FBI, pero nunca me habían preguntado directamente y yo nunca les había contado como me ganaba la vida, solo sabían que atrapaba maleantes como ellos y nada más, eran códigos que la policía muggle manejaba y cosas que solo ellos entendían, así que agradecía haberlos conocido y que jamás me molestarán por saber a que me dedicaba realmente, algo que nunca podría contarles para nada, puesto que protegía el estatuto del secreto, muy celosamente, consciente que cualquier mínimo error podría acarrearme muchos problemas innecesarios para mí. Seguía mirando la televisión muggle, ajena a lo que pasaba en el mundo mágico, aunque preocupada por esto, porque si realmente ya había una variante, la cosa se nos iba a complicar mucho más, luego de haber revisado todo, había mandado a pedir una cuarentena, misma que nadie me había querido dar, me habían tachado de exagerada y a la misma vez, Sagitas había lanzado su pedido de que los hijos de muggles que fueran magos se registrarán y pasaran una prueba, sin contar que nadie que no sea puro podía ir a Hogwarts, era un regimen totalitario por demás, que no nos venía para nada bien con el bicho dando vueltas por el mundo mágico, así que gruñí enfadada entendiendo que quizás por culpa de las malas políticas mágicas, podríamos llegar a morir casi todos y eso era algo que jamás podría perdonarme, tenía que hacer algo, solo que no tenía ni idea del que en esos momentos. Me levanté del sillón en el momento preciso en que un medico hablaba sobre la posibilidad de extender la cuarentena y de como de rápido iba el contagio, gruñí entre enfadada y cansada de todo aquello, me puse mi barbijo de neopreno negro con un fénix dorado en una llamarada rojo fuego y mi sobretodo violeta claro, dejando una nota arriba de la mesa, sabiendo que ellos llegarían pronto y que la perrita no estaría sola por mucho tiempo, me apresuré a caminar hacia la cabina telefónica roja que me llevaría al lugar en el que quería estar en esos momentos. Puse el código "6454" y esperé serenamente al ver como bajaba hacia la entrada del Ministerio, por el rabillo del ojo, vi como algunos magos y brujas usaban las chimeneas y saludé a un par que me crucé por el camino, sin estar segura de quienes eran en realidad, vi a Frank, el de limpieza a quien salude más efusivamente de la cuenta, moviendo mi mano feliz de verlo, mientras seguía su camino hacia una oficina de algún director, por lo que podía llegar a ver a simple vista, me dirigí hacía el ascensor y toqué el botón que me llevaría hacía mi amado Cuartel de Aurores y hacía el lugar de reunión elegido por mí aquel día, esperando poder seguir ayudando y agilizando todo cuanto podía. Lo primero que hice al llegar a mi oficina fue redactar un memo, invitándolos a reunirse a la sala de Juntas del Cuartel de Aurores, fue un pequeño papel que se dividió en 12 y luego en 20 papeles iguales que transformados en memos volaron buscando a los destinatarios pertinentes de aquel día, suspiré preguntándome si podría ayudar en algo a solucionar el caos que se había creado y si podríamos salvarlos a todos con las vacunas que nos habían llegado hacía poco tiempo atrás, cada hora era decisiva y cada minuto contaba para salvar alguna vida en mi amado mundo mágico. "Queridos: Si recibes mi memo es porque te considero lo suficientemente confiable como para pedirte ayuda, tras las medidas de Sagitas, en el ultimo mes y su no aceptación del virus mágico, además de la variante del mismo, la variante Delta en el muggle, convoco una reunión urgente en el Cuartel General de Aurores, en la sala de Juntas, esperando que puedas asistir, queda tuya afectuosamente, Luna Gryffindor, Jefa del Departamento Auror de Gran Bretaña" Luego de eso vi como volaban por la ventana hacía su destino final, así que solo junte los recortes de los diarios, más muchas revistas, recortes de médicos clínicos y hasta papeles que nos servirían para tal fin, ninguna foto se movía en los diarios y revistas, así que todos asumirían que eran del mundo muggle, no me preocupaba aquello, tenía como explicarles esto, pero aún así confiaba en que no muchos lo notarían y lo pasaran por alto, porque si esto era verdad y la variante Delta ya estaba entre los muggles, ¿cuánto tardaría en aparecer a los magos? así que había que crear un plan de acción urgente y por eso era mi apremio en juntar a todos aquí, esperando que fuera Darla o Sean quien vinieran a la reunión e imaginándome que muchos más vendría, me pregunté solo por un momento si podríamos con esto y si realmente estábamos capacitados para pelear esta tortuosa y horrible batalla, que a veces pensaba que nos quedaba a todos demasiado grande y por la cual no me veía con la sabiduría suficiente para enfrentar al famosos Coronavirus, pero aún así y con todo, daríamos pelea y sabía que no me dejarían sola, además de que lograríamos nuestro cometido, puesto que tres cabezas piensan mejor que una y si tenía suerte, serían mucho más de tres en esta preocupante situación, necesitábamos la ayuda de todo el mundo, así que el que quisiera venir por mi bienvenido sea al baile difícil que teníamos en nuestro haber. @ Sean -Ojo Loco- Linmer @ Darla Potter Black @ Helene Eloise Bellerose @ Rory Despard @ Melrose Moody (y todo el que quiera unirse es bienvenido aquí)
  11. Sonreí está vez sinceramente, nada me gustaba más que pasar una buena fiesta con mis amigos, el señor Crouch era interesante, aunque algo de él no me terminaba de cerrar del todo, era como si me faltará alguna información suya y tal parecía que mi amiga Darla quería que nos movieramos hacia lo dulce y además parecía que quería protegerme de él o esa impresión me estaba dando en esos momentos. - Por mí encantada de movernos para lo dulce o el black Jack, aunque no soy tan buena como con los bolos o el Pool, supongo que será cuestión de aprender no? Y pues por mí que se quede no tengo drama con él - Dije sonriendo amablemente y preguntándome si había algo que se me estaba perdiendo - Había escuchado lo de la mala administración pero decidí dejar que sea mi amiga, Darla, quien se encargue de responderle, tanto porque sabía que no sería amable en mi respuesta, como porque no entendía a que mala administración se refería, era a la nuestra o a cual? Sea como fuera se lo deje pasar mientras pensaba que más sorpresas habría en el lugar y si llegaríamos a verlas todas. - Quedése señor Coruch, por más responsabilidades que tenga hoy estamos de fiesta así que a disfrutar si? Además de que podríamos pasar una hermosa velada todos juntos, qué les parece? - Dije feliz dirigiéndome primero al Señor Coruch y luego al resto de mis acompañantes - El lugar parecía llenarse de a poco, la música estaba bien para mí y jugar a las cartas o los dados sería un entretenimiento placentero, me pregunté si podríamos divertirnos y pasarla bien todos juntos, sonreí feliz de estar en grupo y de poder disfrutar de tan hermosa noche. @ Danny Lestrange @ Hessenordwood Crouch . @ Darla Potter Black
  12. Frunció el entrecejo intentando entenderlo todo, mamá quería que diagramará el funcionamiento de la familia, ayudada por Natasha, le sonreí a Natasha feliz y estuve a punto de decirle algo, pero no me dio tiempo ya que se retiraba al jardín, ¿estaba molesta por algo? ¿no quería mi compañía? suspiré volviendo a prestar atención a lo que se decía en la reunión, por lo demás y sacando conclusiones Mael seguiría en sus treces de querer hacer todo a su manera, rodé los ojos y le bufé algo molesta, ¿alguna vez haría algo que se le pidiera por merlín santo? ¿acaso quería algo y no lo estaba viendo? jamás desconfiaría de él, pero que no estuviera de acuerdo no era algo bueno, si ya de por sí estar sin papá era complicado, no tener el apoyo de todos los miembros de la familia era más peliagudo todavía y la cuestión era que esto era algo básico, llevarnos bien y sin molestar a nadie, ¿quien podría estar en desacuerdo con eso? acababa de conocer a alguien que al parecer no quería unirnos del todo. - Bueno creo que podríamos diagramar el funcionamiento de la familia con Natasha, que cada uno tenga su lugar especifico y además ver de que se encargará cada uno, claro que si Natasha nada me pondría más feliz que tu ayuda, sabes que soy algo despistada y hacerlo sola no me gustaría porque seguro que me haría algún lío o algo por el estilo, así que bienvenida a bordo compañera - Les dije a mamá y a mi hermana antes de que se fuera esperando que mi alegría le contagiará a ella las ganas de hacerlo también conmigo - Eso fue lo primero que dije porque lo siguiente no sería para nada amigable y no sabía bien como decirlo, me tomé un momento para pensar bien que decir mientras escuchaba a Valeskya hablar y viendo como se iba al igual que Nathasa antes, para darme cuenta que había que parar con todo esto de una buena vez, ¿qué se supone que le había hecho a Mael? absolutamente nada, pero si quería guerra y pelea la tendría, suspire preguntándome en que maldito momento se le ocurrió a Elvis inmolarse solo con Aaron, ¿por qué en nombre de Merlín tuvo que hacerlo? intenté concentrarme en su idea de que la familia sea unida pero ¿qué hacíamos cuando la familia no ayudaba mucho? lo hacíamos entrar en razón a como diera lugar o esa es la idea principal al menos. - Haber ya esta bien, Mael, que sea buena, no signifiqué que no tenga carácter, a lo que voy que ya me parece ridículo, si no estas de acuerdo con nuestras ideas propone algo tú o mejor no digas nada, pero diciendo solo él, yo me opongo, no estas diciendo nada y tampoco ayudas demasiado así que ¿qué quieres lograr? ¿nos quieres ver a todos mal o divididos? tenemos que hacer algo para unir a la familia, no podemos permitir que el legado de Elvis, que si no recuerdo mal es tu abuelo se olvidé en el camino y desechemos todo lo que él lucho todos estos años, pero haciendo eso de oponerte y demás sin dar ideas, solo creas discordia y no es la solución esa, necesitamos unirnos en un frente común, si no estas de acuerdo, por ahí tenes la puerta, nadie te obliga a quedarte por aquí, pero por favor, por lo que más quieras, da alguna idea al conflicto, no digas simplemente yo me opongo y ya está ¿fui clara? y por sobre todas las cosas, respetas las ideas y decisiones que tenga, soy tan matriarca como vos, así que puedo tomar decisiones por la familia si quiero, pero en realidad, solo busco el consenso de todos, jamás me inmolaría sola, somos un equipo de apoyo y tenemos que estar unidos ¿comprendes? - Le dije sonando más firme y segura de lo que en realidad me sentía en esos momentos - ¿Qué acababa de hacer? Mire a mi mamá pidiéndole perdón porque intuía que le caía bien Mael, rayos a mi también, se supone que es mi sobrino, solo que era complicado de entender y tampoco veía porque se había opuesto a mi idea, ¿acaso pretendía que lo felicitará? ¿o que se lo dejaría pasar? no era tonta por más buena que sea y si él no quería dividir a la familia le andaba raspando ¿o estaba paranoica de nuevo? ¿podría ser acaso que estuviera viendo fantasmas donde no los había? no sería la primera vez que me pasará eso, tragué saliva nerviosa preguntándome si no estaría exagerando y en realidad solo eran ideas mías, era sabido que últimamente andaba más confundida de la cuenta, algo del todo lógico por el trauma que estaba intentando pasar lo mejor posible, nadie pretendía que estuviera en mis reales cabales ¿no? y máxime si se oponían a unir a la familia, sea como fuera, esta vez tenía razón y nadie, ni si quiera Annick, a quien más quería de esa habitación podría decirme que no estaba en lo cierto. - Te quiero Mael, a Shelle y a ti, pero debes comprender que somos una familia, tenemos que estar unidos todos, la unión hace la fuerza, no quiero que estemos divididos y mal, por Merlín, ¿crees que me gusta imponer mis ideas o pelearme? no, soy pacifica o lo intento más bien, pero tampoco permitiré que no me dejes unir a la familia y además no era mala idea, si nos unimos podremos llevar la mansión adelante, ¿como no puedes estar de acuerdo con eso? ¿en que parte te opones? francamente solo quiero paz y unión familiar, si lo repito, perdón por ser repetitiva, pero es lo único que quiero ¿es mucho pedirte? - Le dije a Mael sonriéndole amablemente, no se trataba de pelearme con él, se trataba de hacerle entender mi idea principal - Al fin deje de hablar y no porque no tuviera cosas que decir, simplemente porque necesitaba pensar como haríamos esto, diagramar como funcionaba la familia no debería de ser complicado o difícil, mi idea era claramente que fuera un consenso que todos decidamos y no solo unos pocos, me gustaba la idea de que todos votáramos todo, algo así como una democracia familiar, el problema era si eso sería bien recibido o no por el resto y si por el resto lamentablemente pensaba en mi sobrino y no porque le tuviera alguna inquina o fijación por él, simplemente porque había sido el único que se opuso a mi idea de unir a la familia, así que el tema era el siguiente, si ya empezábamos así, ¿cómo terminaría esto? tendría que ver como hacía una tregua con Mael, porque me parecía ridículo que esto se convirtiera en un campo de batalla cuando siempre había sido una familia solida y feliz o al menos, lo había sido mientras mi papá estuvo allí para unirnos a todos y me pregunté si yo podría hacer lo mismo que él, ser justa con todos y unirnos a la misma vez, porque ahora todo eso dependía de mí y pondría todo de mí para que siguiéramos juntos y unidos como siempre había sido y siempre sería, al menos, mientras yo viviera aquí así pasaría por supuesto.
  13. Frunzo el ceño al ver a un señor que no reconozco de nada, ¿lo había visto en algún lado antes? intento hacer menoría en un infructuoso momento, dándome cuenta que si lo conozco pero solo de vista, lo había visto alguna que otra vez por el Ministerio ¿o era por algún lado del Callejón Diagon? me encojo de hombros diciendo que aquello no es tan importante en esos momentos, basta con que me presenté o le diga quien soy, suspiro preguntándome de donde ha salido y porque pesé a no saber bien quien es, me suena tanto, estando completamente segura de que andaba más perdida de la cuenta, me dispongo a responderle sin saber muy bien que es lo que termina saliendo al final de mis pálidos labios. - Buenas noches, Señor Crouch, por lo pronto pues supongo que tendremos que ir luego a ver como decoraron y dejaron todo tan lindo, mucho gusto soy Luna Gryffindor, no se si me recuerda, ¿mesa de póker? quería probar la mesa de billar pero realmente no soy muy buena con ese juego, por cierto creo haberlo visto antes pero sabe, no tengo idea de donde, por lo demás puede quedarse a hacernos compañía si quiere, una velada más que magnifica es esta - Le digo sonriéndole amablemente y preguntándome si no estaré siendo demasiado amable con alguien a quien apenas recuerdo de vista - Las formalidades siempre me habían salvado las conversaciones complicadas, adoraba hablar hasta por los codos y eso nunca cambiaría, pero el problema era cuando no sabía que charlar con alguien, entonces encontraba que ser correcta y formal podría salvar una conversación complicada como aquella, el mago le caía bien y era verdad que alguna vez lo había visto en algún lado, pero cierto era que no habían hablado tan largo y tendido como para saber que podría decirle y que no, así que se limitaba a intentar integrarlo a la conversación y ser agradable con él, al fin y al cabo, pesé a su resolución de estar aislada del mundo, parecía que el mundo mismo venía en su búsqueda cada vez que lo intentaba y ¿quien era ella para evitar los designios de Dios? tuvo que aguantarse las ganas de reírse, al pensar aquello, porque se notaba que pasaba mucho tiempo con Rory, que ya hasta creía en Dios y todo, cosa que le pasaba a una cuando su mejor amigo era pastor. - Podríamos ir a ver la fuente de chocolate que hay más allá y escuché que iba a ver una banda tocando, por lo demás, es una fiesta encantadora, agradable y me alegro que me invitarán aquí, se nota que le pusieron de todo para que quien viniera la pasará super bien y pues ya iremos a curiosear y verlo todo, por lo pronto., ¿vieron esas pinturas de allá? las andaba chusmeando desde aquí y se ven fabulosas - Les dije a Darlis, Danny y el señor Crouch, más que para darles conversación, que porque supiera realmente que decir - Me pregunté si no me estaría metiendo en lugares donde no me llamaban, era evidente que el tal Crouch quería hablar con mi amiga Darla, pero me imaginé que podríamos incluirnos a todos en la conversación ¿o estaba siendo descortés y no me daba cuenta? por lo pronto, sonreí pensando en que al menos así me vería disfrutar la fiesta, que no anduviera alegré últimamente era algo privado que no sabía si quería compartirlo con él, así que me cuidé mucho de decírselo, por lo pronto sonreí mas aún preguntándome si podría engañarlos y aparentar felicidad o si mis ojos azules claros, seguirían mostrando la apatía y tristeza que en realidad tenía desde hacía bastante tiempo ya. @ Darla Potter Black @ Danny Lestrange @ Hessenordwood Crouch
  14. La lechuza de Rory la deja perpleja, no sólo porque adora a su amigo, si no porque no pensaba que él la llamaría para ir a la Potter y no es que no lo quiera o se alegre con su llamado, el problema era que no se sentía tan buena y dulce como siempre y tendía a tener una melancolía extraña que nunca antes había experimentado, lo atribuye a su dolor por la muerte de Elvis y entiende que tiene que procesarlo todo, también sabe que tardará más que el resto en hacerlo y suspira negando con la cabeza, debe de ir a ver a su amigo, antes de que quiera volver a su cuarto y no salir de allí por días, así que se decide por un traje negro,una camisa blanca y un pantalón negro y su prendedor del Fénix dorado, necesita llevar algo que realmente refleje su dolor interior y sabe que el negro podrá hacerlo por ella. También supuso que la llamaba para saber qué sucedía en el ministerio y como andaba todo por ahí, algo que la mantenía activa era justamente el ministerio y Darla, quien la ayudaba bastante a apalear su humor repentino de tristeza y desazón, se promete agradecerle a ambos su preocupación por ella, al menos cuándo toda su tormenta interior pase y pueda hacerlo por supuesto. Corrí como alma que lleva el diablo bajando las escaleras de la Gryffindor, ni si quiera sabe si se cruza o no con alguien, hasta que llega a la puerta y la abre corriendo también, parecía que estaba haciendo una maratón cuando en realidad sólo quería llegar a tiempo a ver a Rory, preguntándose si no estaría exagerando en correr tanto a sabiendas de que siempre solía o perderse o llegar tarde a las misiones que solía tener a diario. Caminar los pasos hasta llegar a la Potter le toma menos tiempo del de siempre, esta vez no se detiene a ver el paisaje o lo que tiene adelante y no para hasta que llega a la Potter, que es donde puede suspirar en la puerta y prepararse para entrar preguntándose si podrá hablar con Rory y contarle lo que le pasa últimamente, intuye que esta preocupada por ella y que por eso la llamo ese día allí, internamente le agradece su preocupación y sonríe por primera vez en semanas, pensando en que hablar con él seguro que la hará sentir mejor, nunca supo que tenía el pelirrojo pero siempre le daba paz tenerlo al lado suyo. Entró como un tropel casi corriendo y para no perder la costumbre me chocó con el paragüero de siempre, masculló un juramento y acomodo los paraguas con el paragüero preguntándome si el estruendo le dirá a mi amigo que ya llegué a la casa, además de prepararme para lo que se venía, tenia que pensar muy bien que decirle y que no, así que lo hago, preguntándome si no estaría exagerando por demás mi repentina preocupación, era mi amigo y nadie como él para hablarle de lo que sea, siempre me daba una calma que rara vez tenía en mi vida diaria, esa sensación de que nada malo pasaría, si pudiera elegir a un amigo querido, además de Nathan y Hades, él contaba de los primeros en quien pensaba cuando necesitaba ayuda para alguna cosa y a quien solía recurrir siempre que la tristeza me atenazaba el alma, como me sucedía en aquellos momentos. - Hola Rory, amigo mío, lamento la tardanza y perdón por lo de los paraguas, siempre me los choco, igual ya los puse en su sitio, ¿qué pasó? ¿Hay algo en lo que pueda ayudarte? ¿Estás bien? - Le preguntó entrando a donde está el pelirrojo e intentando sonreírle, pero se ve más como una mueca que como una sonrisa real y sincera - Automáticamente se siente en calma en su compañía, jamás entenderá que tiene pero algo en sus maneras tranquilas le da la paz y tranquilidad que a ella le faltan, quizás nunca se lo diga, pero el es el amigo más sincero y querido que tiene y se pregunta si podrá ayudarla a pasar ese mal trago, intenta sonreír de nuevo pero de vuelta le sale una mueca más que una sonrisa, así que suspira y espera que él le diga que hace aquí y para que es buena, adora ayudarlo y pasar tiempo en su compañía, se pregunta si podrá dejar de sentir ese desasosiego que siente en su pecho y si podrá ser feliz de vuelta, por lo pronto espera ayudar a Rory y poder volver a encontrarse otra vez como era antaño, se pregunta si podrá hacer ambas cosas a la vez en aquel día y sólo espera que le diga para que está allí en esos lindos momentos. @Rory Despard
  15. Le sonreí a Danny cuando dijo que era un gusto, la realidad es que yo también estaba feliz de conocerlo y me extrañó no haberlo visto antes en algún otro evento, pero me supuse que o era nuevo o simplemente no solíamos ir a los mismos lugares y por eso no recordaba haberlo visto antes de esta hermosa fiesta, así que me alegré de conocer gente nueva y me dije que no debería de asombrarme, ya que era evidente que no podía nunca llegar a conocer a todos los habitantes de mi querido Londres Mágico. - Gracias por dejarme quedarme aquí a ambos y pues estoy feliz de al menos no estar sola y por cierto el gusto es mío Danny, no te había visto antes, eres nuevo por aquí? Lamento la pregunta pero me da curiosidad, ya que no recuerdo verte por ningún lado - Le pregunto alegremente y al instante, pienso que quizás esté siendo algo descortés al decirle aquello - - Si pienso igual que él, debemos de quedarnos acá, porque la multitud últimamente mucho no me gusta y además podríamos verlo más tarde cuando ya no estén todos entusiasmados para verlo todo, sospecho que así podremos disfrutar mejor de toda la fiesta, aunque podemos ir si quieren más adentro, me es igual como quieran - Les digo feliz de poder compartir esa velada con ellos - No le digo a nadie pero últimamente la aglomeración de gente no me gusta mucho, la realidad es que estaba pasando por un periodo de tristeza y desazón extraño en la alegre bruja que todos conocían, suspiré preguntándome si podría disfrutar de esta velada y pasarla tan bien como antaño, algo que no hacía desde la fatídica muerte de mi adorado papá, Elvis, algo que me había cambiado y me había hecho más melancólica y con una tristeza especial en mis ojos azules claros, algo que no tenía antes y que ahora sí me pasaba más seguido de la cuenta, sospeche que era solo una etapa al menos, hasta que terminara de entender que no lo vería nunca más.

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.