Jump to content

Mia Zoeh

Magos Expertos
  • Contenido

    387
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    5

Mia Zoeh ganó por última vez el día 19 Julio 2016

¡Mia Zoeh tenía el contenido más querido!

Reputación comunidad

1.208 Normal

Acerca de Mia Zoeh

  • Rango
    Tercer año
  • Cumpleaños 25/02/1998

Contact Methods

  • MSN
    saara.daf@hotmail.com
  • Skype
    miazoehth

Profile Information

  • Género
    Female
  • Location
    Torre de Ravenclaw
  • Casa de Hogwarts
    Ravenclaw

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    7
  • Rango Social
    Dragones de Bronce
  • Rango en el Bando
    Sin rango por inactividad
  • Galeones
    23693
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Orden del Fénix
  • Libros de Hechizos
    Libro de la Fortaleza (N.5)
  • Familia
    Rambaldi
  • Trabajo
    Empleada del Dep.Misterios del MM inglés | Directora de Cátedra y Profesora de griego (Univ. muggle)
  • Raza
    Vampira
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    250
  • Puntos de Poder en Criaturas
    10
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    210 a 1100
  • Rango de Criaturas
    10 a 200
  • Conocimientos
    Idiomas
    Primeros Auxilios
    Conocimiento de Maldiciones
    Encantamientos
  • Medallas
    2000

Visitantes recientes al perfil

9.960 visitas al perfil
  1. Pude notar que el castaño intentaba quitarme de encima pero la fuerza no le daba. Tendría que disculparme luego, pero ahora lo único que quería era intentar curarlo rápido para que pudiéramos irnos de allá. Ya había tenido suficiente aventura para una temporada y me gustaría seguir viva un tiempo más (lo cuál sonaba bastante irónico dado que era, bueno, un vampiro). El castaño pareció dejar de forcejear inútilmente conmigo cuando se dio cuenta de que era inútil, y cuando le hablé pareció relajarse aún más. -Con eso deberías estar bien para que podamos salir de aquí.- le dije y me hice a un lad
  2. El carrito iba cada vez más rápido, acercándose a la primera vuelta. Me aferré fuertemente al arnés pero por algún motivo no me caí. La música horrible seguía sonando, inundando todo el ambiente, cada vez con más intensidad y taladrándome aún más los tímpanos. Intenté ver a Matt una vez salí de la vuelta, pero por algún motivo no lo veía. Podía notar el haz de luz de su varita brillando, pero no había rastros del castaño. -¿Matt?- grité, intentando hacerme oír por encima de la música y el viento, y asegurarme de que estaba bien. Llegué a escuchar un golpe sordo que no sonaba nada bien y tragué
  3. Una voz en el interior de mi cabeza no dejaba de repetir que subirme a aquel carrito era una locura. Sin embargo, el terror que de a poco me había consumido completamente no me permitía retroceder. Sentía las piernas pesadas, como si no pudiera moverlas bajo ningún concepto, como si alguien las hubiese colocado en cemento. Volteé a ver al castaño, quien parecía intentar encontrarle una explicación razonable a todo esto. Era verdad, estábamos en Londres, donde la niebla no era extraña. También era cierto que los dos conocíamos los rumores en torno al parque, y eso era lo que nos había llevado a
  4. El silencio cayó entre ambos de nuevo; un silencio incómodo y pesado que se hacía a cada paso más abrumador. Me detestaba por no saber cómo llevar adelante una conversación medianamente coherente, y mantuve baja la cabeza mirando al piso y a mis botas. La montaña rusa se acercaba a nosotros a pasos agigantados, y aunque no podía leerle la mente al castaño, estaba casi segura de que sus intenciones incluían subirse a aquella atracción que por algún motivo no había sido clausurada. ¿Qué habría sucedido allí para que todo pareciera haber sido abandonado de golpe, sin tiempo a proceder a cerrar lo
  5. Por un momento, el aire entre el muchacho y yo podía cortarse con una navaja debido a la tensión que había. Yo incluso sentía que había dejado de respirar por un momento. Sin embargo, al comprobar los dos que ninguno planeaba atacar al otro (al menos no en ese instante), ambos parecimos relajarnos un poco. No había notado que estaba encogida de hombros hasta que los dejé caer y noté que el cuello me dolía un poco. Empuñé mi varita, la que llevaba oculta entre debajo del suéter color crema que había elegido para aquella ocasión (quizás no la más acertada decisión, observando el lugar donde me e
  6. El Callejón Diagon era aquel lugar al que recurría cuando necesitaba tomar algo de aire y despejar la mente. Y esta era una de esas noches. No importaba la hora del día ni el momento del año; sabía que las calles del Callejón servirían para despejar un poco mi mente del murmullo constante que la atosigaba. La primavera se estaba instalando sobre Inglaterra, por lo que la noche ya no estaba tan fría como de costumbre y las calles estaban aún más abarrotadas de gente de lo usual. Los locales tenían las luces encendidas, y mirando por la ventana era sencillo distinguir que en casi ningún sitio ha
  7. No pasó nada de tiempo entre que la aldaba golpeó la puerta y que ésta se abrió. No pude reprimir la mirada de genuino asombro que se dibujó en mi rostro cuando vi la velocidad con la que se había respondido mi llamado. Del otro lado del umbral se encontraba alguien a quien esperaba ver: Kamra. Sin embargo, no se veía nada bien. No me enfoqué en mi equipaje ni en entrar, sino que di una zancada larga hasta colocarme a su lado. -Kam, ¿qué ha ocurrido? ¿Puedo ayudar en algo?- comencé a preguntar, asustada, intentando ser de ayuda. No recordaba haber visto a Kamra en ese estado previamente. Parec
  8. Nick: Mia Zoeh Link a la Bóveda: Bóveda Rol de Personaje: Empleada del Departamento de Misterios del Ministerio de Magia inglés | Directora de Cátedra y Profesora de griego en una Universidad muggle. Información Adicional: Apasionada por los idiomas, y sobre todo por la lengua materna de sus padres adoptivos, decide dictar las clases de Griego Antiguo y Moderno correspondientes a la cátedra de Lenguas Clásicas en una Universidad inglesa, cátedra de la que además es directora. También continúa con su empleo en el Ministerio de Magia inglés a cargo de la resolución de misterios relacionados al u
  9. Buenas a todos! Vengo a pedir una modificación ya que va siendo hora de actualizar un poco la ficha (cosa que hago cada vez que regreso de una ausencia injustificada al foro. Es como mi catarsis xD). Pero en fin, que en el apartado de Edad debe decir 23 años y no 20, que ya se me ha pasado el tiempo (madre santa, el tiempo vuela en este lugar). La otra modificación es el rango, el cual dice Unicornios de Oro y ya figuro como Dragones de Bronce, por lo que creo que habría que actualizar eso también. Y por ahora, nada más. La historia pienso dejarla como está, y lo demás creo que por
  10. Había pasado ¿cuánto tiempo? Probablemente demasiado. Como siempre que algún evento sacudía mi vida en Ottery, había decidido marcharme a ver a mis padres adoptivos. Ellos estaban bien, aunque comenzaba a notar el paso del tiempo en sus rostros y su cabello. Mi padre, un hombre griego de rasgos marcados y cabello negro, de a poco peinaba cada vez más canas, y sus facciones se estaban arrugando visiblemente. Mi madre no perdía su belleza, pero podía notar que sin decirlo, todo parecía costarle un poco más. Incluso yo había cambiado; había intentado cambiar cómo me veía, darme una apariencia más
  11. Podía sentir la mirada del ojimiel fija en mí, y no sabía si eran los efectos del alcohol en el licor o algún otro factor, pero de golpe sentí como mi cuerpo se relajaba; mis hombros caían sin tensión alguna y una sonrisa de complicidad se dibujaba en mi rostro. Estaba con un compañero de trabajo, sí, pero también lo consideraba un amigo. La conversación había girado hacia mí y mis intereses, y aunque al principio la incomodidad hizo que mis palabras no salieran con toda la seguridad que me hubiese gustado, ahora ya me sentía como entre amigos. Me terminé de un sorbo el licor que me queda
  12. El brindis propuesto me tomó por sorpresa pero intenté disimularlo lo suficiente como para unirme sin que pareciese algo forzado. No había prestado demasiada atención a lo que había dicho el Gaunt, aunque Antoni parecía no haberlo notado. Mejor así. Di otro sorbo de mi licor y lo removí un poco, más por jugar y liberar tensiones que por intentar cambiarle un poco el sabor. Sin embargo, cuando pensé que la conversación iba a seguir su rumbo entre ellos dos, y me debatía entre si había sido una buena idea o no ir a aquel lugar, el peliverde dijo mi nombre seguido de una pregunta. Tragué sali
  13. No esperaba la reacción de mi madre. En el último segundo antes de entregarles la caja con el regalo, se me había pasado por la mente que quizás no les iba a gustar. O lo iban a hallar muy simple. Pero cuando la rubia rompió en llanto, me quebré con ella. Me llenó de besos y lágrimas las mejillas y yo me reí llorando. Un poco lloraba de emoción de verla tan feliz y tan bien con Kamra; otro poco era llanto debido a mis propios problemas. Ella sabía, porque cuando me abrazó me lo hizo saber. Pero no era el momento, ni el lugar. La gente había comenzado a llegar y no quería robarles más tiempo de
  14. El Ryvak removió entre las botellas del bar del castaño buscando las bebidas solicitadas. Carraspeé la garganta mientras tomaba asiento frente a Kritzai, esperando el licor dulce que había pedido y que en este momento me era más que necesario. Antoni me lo entregó, gesto que agradecí en voz alta con una sonrisa, y bebí un trago largo. Me quemó un poco la garganta; hacía bastante no bebía alcohol y había perdido el gusto por el mismo, pero en esa situación, era exactamente lo que estaba necesitando. La sensación caliente bajando por mi garganta hizo humedecer mis ojos, pero aparté esa sensación
  15. Mi madre estaba radiante, como siempre. El tiempo no pasaba para ella, y los quintillizos tampoco se le notaban en el rostro, por lo que cuando me dijo que no había descansado bien, tuve que enarcar una ceja. Me abrazó, y al devolverle el gesto pude sentir cómo apretaba mi brazo. Ella lo sabía; sabía que había algo fuera de lugar conmigo. Tragué saliva; no estaba lista para dar las explicaciones. Pero también sabía que ella no preguntaría en este momento. No iba a insistir; era su noche y la de @, y no iba a arruinarla con mis propios problemas. -Claro mamá, cuando quieras. Pero por esta n

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.