Jump to content

Sybilla Macnair

Magos Expertos
  • Contenido

    8.973
  • Ingreso

  • Última visita

  • Días ganados

    66

Sybilla Macnair ganó por última vez el día 14 Enero

¡Sybilla Macnair tenía el contenido más querido!

Acerca de Sybilla Macnair

  • Cumpleaños 28/01/1992

Contact Methods

  • MSN
    cissy_hl@hotmail.com
  • Website URL
    http://
  • Skype
    cissy.macnair15

Profile Information

  • Género
    Femenino
  • Location
    Mansión Macnair
  • Interests
    Tres anillos para los Reyes Elfos bajo el cielo.
    Siete para los Señores Enanos en casas de piedra.
    Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir.
    Uno para el Señor Oscuro, sobre el trono oscuro
    Un Anillo para gobernarlos a todos.
    Un anillo para encontrarlos,
    un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas
    en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras


    (J.R.R.Tolkien - Poema de la Trilogía "El Señor de los Anillos")
  • Casa de Hogwarts
    Slytherin

Ficha de Personaje

  • Nivel Mágico
    45
  • Rango Social
    Orden del Grial
  • Rango en el Bando
    Nigromante
  • Galeones
    258657
  • Ficha de Personaje
  • Bóveda
  • Bóveda Trastero
  • Bando
    Marca Tenebrosa
  • Libros de Hechizos
    Libro del Druida (N.15)
  • Familia
    Macnair
  • Trabajo
    Jefa Suprema del Wizengamot - Gran Maestre Antari
  • Escalafón laboral
    T1
  • Raza
    Vampira
  • Graduación
    Graduado
  • Puntos de Poder en Objetos
    5340
  • Puntos de Poder en Criaturas
    3720
  • Puntos de Fabricación
    0
  • Rango de Objetos
    Más de 3000
  • Rango de Criaturas
    Más de 3000
  • Conocimientos
    Artes Oscuras
    Adivinación
    Cuidado de Criaturas Mágicas
    Leyes Mágicas
    Conocimiento de Maldiciones
    Pociones
    Encantamientos
    Transformaciones
    Herbología
    Astronomía
    Aritmancia
    Defensa Contra las Artes Oscuras
    Estudios Muggles
    Historia de la Magia
    Maestría con Escobas
    Runas Antiguas
    Poder de la Sangre
    Idiomas
    Forma Tenebrosa
  • Habilidades Mágicas
    Metamorfomagia
    Nigromancia
    Videncia
    Legilimancia
    Animagia
  • Medallas
    28000

Campos para Gringotts

  • Escalafón último mes cerrado
    T1
  • Posteos acumulados último mes cerrado CMI
    36
  • Posteos en subforo CMI
    36

Visitantes recientes al perfil

Sybilla Macnair's Achievements

Newbie

Newbie (1/14)

  • Very Popular Rare
  • Conversation Starter Rare
  • First Post Rare
  • Collaborator Rare
  • Posting Machine Rare

Recent Badges

5,5k

Reputación comunidad

  1. Holi 🤗 

    1. Sagitas Potter Blue

      Sagitas Potter Blue

      ¡¡Holaaa!! ¿Qué tal Don Peleón?

    2. Sybilla Macnair

      Sybilla Macnair

      Duerme por suerte, pero me he desvelado y aquí ando, con añoranzas... 

  2. Cissy! que tal? a ver si roleamos en algun lado x los viejos tiempos! xD

    1. Mostrar comentarios anteriores  1 más
    2. Matt Blackner

      Matt Blackner

      ya ves, ni disculparte mujer! elige sitio 😆

    3. Sybilla Macnair

      Sybilla Macnair

      Ay Matt! Ando muy ocupada con la Uni y mi baby, pero intentaré hacerme un lugarcito para hacer rol contigo 🥰

    4. Matt Blackner

      Matt Blackner

      jaja no te preocupes mujer, poco a poco ^^

  3. (bajo la identidad aún de Sybilla Macnair, no porta máscara alguna) Xell y Matt se batían a duelo cuando llegué y una pila de escombros cayó abrúptamente del techo de la estación por el estallido de la batalla combinado con el Obscurial, al tiempo que Heliké hacía su aparición. "Esposo". Escucharle decir eso todavía me molestaba aunque no sabía bien por qué ya que lo de Matt y yo había terminado hacía más de seis años. Aún así, al forma en la que me miró cuando le hablé me dio a entender que para él yo seguía siendo alguien epecial, tanto como él para mí, aunque ninguno hubiera vuelto a hablarse con el otro. -Haré el llamado- asentí, mientras convocaba mi propio Patronus plateado: un hurón blanco que salió corriendo entre los escombros y se perdió en el cielo, con el claro mensaje de traer a las autoridades mágicas para asistirnos en la batalla contra los Mortífagos-. Protego- enarbolé la varita para evitar que un rayo de Ix Chel diera contra mí, aunque no iba dirigido exactamente a asesinarme-. Debemos salir de la estación, esto va a derrumbarse- le dije a ambos tórtolos, aunque sabía que iban a ignorarme porque aún quedaban muchas personas, muggles, corriendo por el lugar, intentando ocultarse del Obscurial o de los hechizos de los Mortífagos presentes. Para mi sorpresa, Heliké pareció hacerle caso a Matt y desapareció-. Vamos Matt, hay que sacar a toda la gente que podamos- miré hacia arriba, donde una viga oscilaba peligrosamente sobre nuestras cabezas luego de que su compañera se hubiera derrumbado frente a nosotros. -Es ahora... o nos matarán- señalé con la cabeza al grupo detrás de Ix Chel, conformado por cuatro mortífagos... y una más que se le había sumado. No reconocía esa máscara, quizá un miembro nuevo y fiel (Helike) que quería impresionar al líder-. Sin apoyo van a hacernos puré...- mi mirada estaba algo vidriosa-. Helike dijo que tienes una hija, yo también... no las dejemos sin sus padres- agregué. @ Helike R V PB @ Matt Blackner
    Wow, uno de mis headers favoritos del último tiempo. Esto de la galería me parece super guay 🥰
  4. Desde que me había marchado y dejado a Aaron presidiendo el Wizengamot, nunca me había imaginado que podían llegar a ocurrir tantas cosas. Elvis Gryffindor había muerto y yo sabía que Black había sido el responsable, lo que no sabía era cómo había logrado acabar con el mejor Auror de todos los tiempos, ex jefe mío, una de las personas que yo más admiraba a pesar de que no estábamos en el mismo bando. El viejo Elvis... Por ello, había algunas personas que querían disolver el Wizengamot, sospechando quizá de la participación de Aaron en la muerte de Gryffindor. Sea como fuere, quizá mi regreso en aquel momento era precisamente lo que se necesitaba; relevarlo en el cargo quizá daría seguridad a los que pensaban en disolver la corte suprema mágica. La marca ardió en mi antebrazo derecho y tomé la varita con fuerza, la cual había permanecido en el escritorio a mi lado desde que había comenzado a trabajar aquel día. Había llegado dos horas antes al ministerio con la clara intención de ponerme al día, puesto que Aaron no había hecho ningún papeleo en los últimos tres meses, así que me tocaba a mí la tarea de ver qué casos se habían estado tratando en el Alto Tribunal Mágico. Dejé los papeles a un lado al escuchar aquella voz de mujer y toqué la marca con la punta de mi varita, cuya magia puesta por el bando me transportaría justo donde se encontraban mis compañeros. Pero en vez de aparecer junto a Nemétona y Caelum, lo hice junto a Matt Blackner, del otro lado de la trifulca contra una mortífaga a la que reconocí por su máscara como Ix Chel. Yo no vestía máscara alguna, mi tatuaje tampoco era visible, así que quizá aquella sería mi oportunidad para recuperar credibilidad ante funcionarios ministeriales... si es que alguno además de Matt aparecía. Una masa negra, parecida a un nubarrón, entraba y salía de la estación con precisión quirúrgica, haciendo estallar cristales y tirando vagones como si se tratase de juguetes para niños. Del lado opuesto de la plataforma destruida, Caelum había invocado un Fuego Maldito que se había extendido por la calle, quemando autos, negocios y peatones por igual. Serpens, a su lado, hacía otra táctica terrorista similar y un tercer mortífago a quien no conocía, levitaba a dos muggles, mientras que otros dos yacían tirados en el suelo con claro signo de haber sido víctimas de un maleficio. Nemétona mantenía cierta compostura, como si manejar al Obscurial requiriera toda su concentración o como si esperara un momento propicio para promulgarse como atacante. Yo, por mi parte, actuaría otro papel. -¡Matt!- grité-. Vine en cuanto sonaron las alarmas en el Ministerio. ¿Dónde demonios está el Departamento de Seguridad Mágica? - ellos deberían ya haber acudido. Cuando se gestaba algún ataque en algún centro mágico importante (King's Cross, Hogwarts, Ministerio de Magia o similar), una serie de alarmas parecidas a las que sonaban durante la Segunda Guerra Mundial daban aviso a todas las autoridades ministeriales competentes, lo que ayudaba a la rápida acción ministerial. El único motivo de que nadie hubiera acudido era que no hubiera nadie para atender el llamado, lo que era absurdo. @ Matt Blackner @ Sagitas Potter Blue @ Aaron Black Yaxley @ Xell Vladimir Potter Black @ Mael Blackfyre @ Matthew B. Triviani
  5. Nick del usuario: Sybilla Macnair Id: 109211 Link a la bóveda del usuario: Bóveda Galeones a depositar: 49105
  6. Kamra parecía inclinada a sentirse preocupada, no sólo por lo que estaba pasando en Rumania, sino que según su propio relato eso también estaba aconteciendo en Escocia. Recordé, entonces, que Kamra era la soberana de aquel país, lo había mencionado Hades en alguna ocasión y yo como tonta no lo había recordado al momento de saludarla. Pero no tenía tiempo ahora para sentir lástima por mis pobres modales, sino que tenía que pensar en lo que diría Luca. Y cuando comenzó, no pude menos que estar de acuerdo con lo que decía. -Ser humana es un inconveniente pero no me quita mérito por haber creado la Hermandad... ni tampoco me quita años, me temo. Soy el humano más viejo que conozco que aún permanezca con vida y mis años luchando y adquiriendo conocimiento me hacen tan letal en esta forma como en la inmortalidad. Ya pensaré en algo- respondí con respecto a su primera duda-. Mi esposo es Hades Ragnarok, es un legendario guerrero que aprendió sus artes de su maestra japonesa. Es uno de los Mortífagos más poderosos que conozco, sacando a nuestro líder, claro- reflexioné-. Hades no sabe que estoy aquí, por eso no ha venido conmigo- fruncí ligeramente los labios en señal de molestia-. Él no cree que necesitemos ayuda, en realidad, pero me temo que debo diferir en ello... ¿No creen?- era una pregunta retórica que no esperaba que respondieran, así que proseguí-. En cuanto al mando de la Hermandad, pues siempre he abogado por lo mismo: libertad pero con reglas. Mi intención es seguir protegiendo a los vampiros, incluso de ellos mismos si es necesario. El Supremo anterior, Ambrose Velkan, fue la mejor elección que pudimos haber hecho cuando fundamos la Hermandad, pero me temo que la pérdida de su hijo lo hizo... volátil. Junté ambas manos sobre la mesa para evitar que estás siguieran moviéndose mientras hablaba, algo que a veces me desagradaba porque mostraba ansiedad o incomodidad, ninguna de las cosas que podía mostrar ahora siendo que estaba intentando ser la heredera que la Hermandad necesitaba. La ansiedad, de todos modos, nada tenía que ver con la reunión sino con temas más personales que no iban al caso en aquel momento, aunque seguramente en algún momento saldrían a la luz. -¿Con lo de "desinteresadamente" no te refieres a ustedes, verdad?- pregunté, entonces, a la intervención que había hecho Kamra-. Los intereses de la corona rumana y los míos son los mismos, no finjamos que esta alianza será por mera camaradería- fui dura pero precisa-. En cuanto a mi lealtad, soy una persona de palabra y no dudaré en acudir al llamado de mis aliados si me necesitasen, pero no soy un peón, Su Alteza- el tono había cambiado de amistoso a seco, aunque seguía teniéndole enorme estima, aquello era una discusión sobre política y guerra-. En la familia Macnair tenemos un lema y lo llevamos marcado a fuego: Familia, Deber y Honor. En ese orden es como actuamos. No interpondré el honor antes que a mi familia, ni tampoco antes que al deber. Pero tengan en cuenta que muchas veces las tres cosas van de la mano- sonreí, aunque la sonrisa nunca llegó a mis ojos. Me puse de pie, creyendo que quizá aquella conversación estaba por llegar a su fin habiendo dicho lo que tenía para decir, pero en realidad estaba en la duda de si realmente terminaría allí o tendría que quedarme a seguir con un cuestionario. -Esperaré la respuesta de Su Alteza Lisa. Iré preparando a mi esposo para darle la noticia de si habrá alianza o no... Y luego les informaré sobre... mi estado- hablaba, entonces, de si me iba a convertir en vampiro o no en los próximos días. Quizá una recién nacida sería conveniente, teniendo en cuenta que eran más sanguinarios y fuertes que los vampiros viejos.
  7. Era buena para descifrar expresiones y la de Kamra no se me pasó por alto al aceptar mi saludo, como si hubiera dicho algo que le molestaba. No quería sondear con legeremancia a ninguno de los dos, pensaba que era mejor mantener la confianza si quería formar una lazo fuerte con la corte rumana y su gobierno demócrata monárquico, así que averiguaría más tarde qué era lo que a ella le había molestado de mi actitud. ¿Mi presencia? Lo dudaba, ni siquiera sabía para qué estaba allí. Le di otro sorbo al chocolate caliente y asentí. -Kam está casada con mi ahijada- dije a modo de explicación de por qué la conocía y luego alcé una ceja, sorprendida, ante la presentación que Luca Van Halen le daba. Bien, Comandante de Hunyad, eso me servía más de lo que había esperado. Si podía convencer a Van Halen de que apostara por mi victoria sobre la Hermandad, entonces no tendría problema para movilizar a Kamra conmigo. Dejé la taza de chocolate a medio beber a un lado y seguí al hombre mientras me guiaba por aquel lugar. Jamás había pisado aquel consulado, si eso es lo que era -o lo que me parecía al menos- y me parecía tan hermoso como fascinante con toda su arquitectura. En Rumania sólo había frecuentado el castillo Valar de la Hermandad, nunca había pisado Hunyad, pero ciertamente reconocía la riqueza del arte arquitectónico que habían tomado de su tierra natal y plantado en medio del Callejón Diagon. Era diferente a todos los otros espacios típicos londinenses, claro. La sala de juntas a la que entré tenía un aire moderno pero no descuidaba los detalles. Tomé asiento donde Kamra me indicaba, dejando mi abrigo a un lado y coloqué las manos sobre la mesa, osbervando primero a Luca que me había invitado a hablar y luego a Kam, que se había sentado sobre la misma mesa, prestando atención a todos mis movimientos. -Me temo que la situación es delicada y lo sabe, Primer Ministro- comencé, sin darle vueltas al asunto-. Rumania se ha visto envuelta en revueltas y ataques que no parecen más que el accionar que algunos grupos subersivos, pero yo tengo otra teoría al respecto y ésta comienza con mi propia responsabilidad en el asunto- y admitirlo era la cosa que más me avergonzaba en el mundo-. La Hermandad de la Rosa Negra nunca ha interferido con la realeza rumana, sólo nos hemos mantenido protegiendo el secreto de los vampiros del resto de los mortales y tratando de no meterno en temas políticos. Pero me temo que la Hermandad misma es un tema político. Hice una pequeña pausa, para ver si me seguían, escrudiñando la mirada de ambos. -Hace casi siete años, el Lord Supremo que dirigía la Hermandad fue asesinado... por mí- hice una pequeña mueca que aparecío fugazmente en la comisura de mi labio, una señal de molestia-. Ya no podía seguir en el puesto, el poder se le había subido a la cabeza. Entonces, comenzó una suerte de regencia hasta que se eligiera al siguiente Supremo de entre los integrantes de la Cámara de los Lores- expliqué, aunque no sabía si era necesario ya que seguramente él estaría enterado de algunas cosas-. Bueno, los vampiros son volátiles, sobre todo los clanes, cuando se trata de un puesto importante. En resumidas cuentas, se han estado masacrando entre clanes desde entonces y la Hermandad ha quedado a la deriva. Soy... somos... mi esposo y yo, los últimos lores de la Cámara que quedamos con vida- y me dolía pensar que mi hija estaba en medio de todo eso-. ¿Entiende a dónde voy con todo esto?- pregunté, sondeando de nuevos a los dos. Quería recuperar el poder, el puesto que me correspondía por ser una fundadora y miembro de la Cámara y sabía que tendría que abrirme paso asesinando, como antaño, cuando aún éramos burdos animales intentando distinguirnos en una sociedad más o menos civilizada. Pero de ninguna forma podía ir sola con Hades y plantar cara ante los clanes, quienes no dudarían en despedazarme... sobre todo ahora que era humana, en un cuerpo nuevo hecho mediante magia. Pero si Van Halen me apoyaba, si la Reina Lisa me apoyaba, yo podría hacer la transición al vampirismo de nuevo y reclamar lo que me pertenecía, terminar con los disturbios e imponer una suerte de paz para su reinado y para la Hermandad. @@Kamra Ashryver D. @@Lisa Weasley Delacour
  8. Una muchacha joven se acercó hacia mí y me ofreció una bebida caliente que gustosa acepté; calentar los huesos era una de mis principales preocupaciones además del tema que tenía entre manos. Le di un sorbo al chocolate, como si alguien hubiera adivinado que esa era la bebida que esperaba, y luego una figura masculina se hizo presente. Por supuesto, ya le conocía por haberlo visto en la Fortaleza Oscura, pero hasta el momento no habíamos tenido trato alguno más que el de un Lugarteniente a un Mortifago raso. Aparté el chocolate caliente para extender mí mano en señal de cortesía. - Señor Van Halen- saludé, seria, pero manteniendo el porte que me caracterizaba tanto por ser un alto rango de la Marca Tenebrosa como por mi título de Jefa Suprema del Wizengamot. La postura era lo último que perdía... Lo primero solía ser la paciencia-. En efecto, está disculpado. Mi solicitud de reunión no es para socializar. ¿Podemos hablar en algún lugar más privado?- fui directamente, sin rodeos, tal como él. Aquel asunto era delicado para ambas partes y tenía la sensación de que Van Halen no iba a dejarme a la deriva ya que lo que iba a decirle nos afectaba de la misma forma. Buscaba su cooperación, la disposición de tropas para poder irrumpir en la Hermandad y hacerme con el poder, aplacando los clanes subversivos y así poder restaurar la paz que, sabía, su reina necesitaba tanto como yo. Una alianza sería lo más fructífero, si es que lograbamos un acuerdo que a ambos nos sirviera. Además, necesitaba información sobre los movimientos que se habían estado gestando los últimos años. Casi a la vez que solicitaba a Luca una conversación más privada, Kamra, para mi sorpresa, se hizo presente en la estancia. Vestía los colores del escudo de la familia real rumana y su porte indicaba claramente un cargo alto, quizá en la composición de las fuerzas de seguridad. Bueno, no la conocía bien, pero Hades sí y eso era un punto a favor para nosotros. -Kamra, qué agradable verte- saludé de inmediato, ahora extendiendo una mano hacia ella.
  9. Vengo con una dudilla que quizá suene un poco tonta, pero bueno (? mejor eso que meter la pata. En la mazmorra de La Torre del Dragón, al lanzar el último dado sólo sacando 3 o 4 dice que debo enfrentarme al dragón. Si saco 2 entonces sólo abro la puerta, veo que no hay nada más que el dragón y puedo huir como rata por tirante? XDDD
  10. Las calles del Callejón Diagon estaban pintadas de blanco por la copiosa nieve que aún caía sin parar. Era como si no hubiera bastado con que Diciembre fuera horrorosamente helado, sino que además ahora parecía que todo Enero estaría exactamente igual. Había tenido que escoger un abrigo largo que cubrí hasta mis rodillas para prevenir que el aire frío se colara entre mi ropa y era en aquellos momentos cuando sopesaba mejor la invitación de Hades de volverme vampira de nuevo, aunque me gustara mi condición de humana. -Sólo un poco más, quizá lo pueda manejar- susurré para mí misma pero en voz alta. Por suerte el rugido del viento que se arremolinaba en los edificios ocultó mi voz o sino hubiera quedado como una completa loca. Tenía que repasar las últimas noticias y lo que me había llevado a tomar aquella decisión antes de llegar al negocio indicado. Para empezar, me había tenido que ocultar dos meses del Inquisidor y El Santo, ahora que habían descubierto que la sangre de ciertos magos y brujas era no sólo inumne al suero de Genetics de volverte muggle, sino que además era la clave para hacer una vacuna. Durante esos dos largos meses, Hades había tenido que lidiar solo con la Hermandad, pero aún no había viajado a Rumania para establecer un control definitivo, más que nada porque no tenía apoyo alguno más que el mío y el de Aidan y... eso no era suficiente. La Hermandad era un hervidero de traiciones. Finalmente, al regresar de nuevo a Ottery con mi pequeña Kore, se había hecho más que evidente que no me respetarían siendo humana aunque les triplicara la edad a algunos vampiros y era más bien vulnerable a sus ataques, así que... pues allí estaba, acudiendo a ver si podía solicitar una reunión con la Reina vampira de Rumania y así conseguir algo de ayuda política y militar para retomar el control. Los disturbios también le afectaban a ella, más que a mí incluso, pero yo era la responsable de aquella decadente institución que quería volver a ver brillar por lo alto. Y, bueno, ella era la mandataria que podía darme una mano amiga para conseguirlo. Llegué al frente del negocio y observé cómo la fachada blanca se perdía en la nieve, casi de forma poética. Miré mis pasos mientras subía las escaleras de mármol, procurando no tropezar o resbalarme con la escarcha que se formaba, pero éstos parecían protegidos con magia meteorológica, así que sonreí con gusto y me aventuré, entrando al hall del edificio tan pronto como sus enormes y pintorescas puertas me dieron paso. ¿A dónde debía ir ahora? El lugar era enorme y hermoso... como un palacio en medio del callejón. ¿Quizá tocar alguna campanilla? ¿Anunciarme en algún lugar? Me acerqué al mostrador principal, en medio del bello hall y esperé, paciente, para dar mi nombre y el motivo de mi visita... Necesitaba hablar con Luca Van Halen. @@Lisa Weasley Delacour
  11. Estaba examinando el bungalow con extrema curiosidad, notando la forma en la que éste se mezclaba de forma casi natural con el entorno, desaparecieron entre la vegetación, cuando una voz siseante me hizo sobresaltar. No debería haberme sorprendido que una cobra y una taipán, totalmente enfocadas en mi, sacaran la lengua de una forma rítmica mientras una de ellas hablaba conmigo... pero no lo logré. Ocultar que había podido entenderlas sería tonto, puesto que estaba allí justamente para desarrollar aquella habilidad, pero quizá debía haber ocultado mi asombro. Mi rostro era casi tan traslúcido como el agua cuando a emociones se refería -emociones intentsas- y me incliné un poco para examinar a mis anfitrionas. -Quisiera aprender, desarrollar mi Pársel... es pobre, pero tengo la habilidad en mi sangre- dije entre siseos, de forma burda, como un inglés hablando un español que ha aprendido en la escuela de forma ineficiente-. Quizá su maestro pueda ver si soy digna de aprender o no... antes de botarme- continué. ¿Me morderían si creían que las estaba insultando? ¿Y qué pensaría el Arcano al respecto si ellas creían eso mismo? ¿Se negaría a enseñarme? Hasta ahora, todos los Arcanos ante los que me había presentado habían aceptado enseñarme, no tenía idea cómo era ser rechazada por uno de ellos y mucho menos cuál era el proceso para intentar caerles en gracia después a ver si consideraban su decisión. Por eso, esperaba que mi respuesta a las serpientes fuera suficiente para que Lawan considerara si era bueno enseñarme o, mejor dicho, mejorar mi Pársel y hacer que éste tuviera sus frutos. Quizá la sed de conocimiento era algo que el Arcano compartiría conmigo.
  12. ID: 109211 Nick (con link a la ficha) Sybilla Macnair Link a la Bóveda Trastero: (en caso de poseerla) Link Link a la Bóveda de la cual se hará el descuento: Link Link al Premio obtenido (en caso de gala/concurso): --- Fecha: 2020-01-17 Objeto: Cometa 280 Puntos: 10 Precio: 500 G Objeto: Bola de Cristal Puntos: 10 Precio: 500 G Total de puntos: 20 P Total de Galeones: 500 G
  13. Holu chicos, yo vengo con una dudilla y es que no me he leído lo que se requiere en todas las mazmorras... pero... ¿Los productos que salieron para el Evento Navideño, anunciados en el tópic del Concilio, se venden como "productos normales" con stock actual en el Magic Mall? De ser así, iré a comprar algunos de inmediato, porque están súper geniales o/ Gracias a quien responda.

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.