Jump to content

Fabricantes de Mentiras (MM B: 95760)


Publicaciones recomendadas

Exhalo un suspiro... lo que más interesaba en aquel momento, es que tenía un aliado para resguardar las fuentes sagradas de la magia primogenita... bueno, tres en realidad, Viviana y @@Adrian Wild aquel mago que se encargaba a últimos meses antes de la declaración de guerra, de la oficina del Ministro de Magia y el Saw...Adrian... le pareció alguien de confianza y cuando le hablo de las profecías, quedo muy claro para el peliverde, que juzgo bien al mago, hubo entendimiento con él y luego acepto el hecho de que debían aprender a luchar... Anthony se preguntaba si Adrian llegaría al sitio o si tendría problemas, asintió a @ cuando se disculpaba tras dejarle en aquella oficina, tal parecía que llegaba algún cliente o algo así.

 

En un rápido vistazo al exterior, Elvis me avisaba que el visitante era precisamente Adrian, así que ya nos encontrabamos listos para acordar la siguiente parte de nuestra petición: el entrenamiento, Adrian deseaba hacerlo en uno de sus locales, yo la verdad, no tenía problema del sitio en que lo lleváramos a cabo, solo quería que no tardáramos tanto en iniciar aquella necesaria práctica, fuese en un local o una residencia... de ellos, porque en mi percepción, yo me encuentro solo y sin familia a la cual recurrir...

  • Me gusta 1

bfzfwEg.gifhttp://i.imgur.com/JDENVAj.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
  • Respuestas 109
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Top Posters In This Topic

Popular Posts

Llegar a ellos no era nada sencillo, pero el hacerlo solía siempre brindar una respuesta gratificante. Aquellos eran maestros del engaño, verdaderos fabricantes de mentiras (como el propio nombre de s

Su elfina la había traído a algún tipo de sótano, no estaba muy segura si el lugar era donde debíamos estar. Su cabeza estallaba, aún no se había recupetado totalmente del hechizo y su vista no era mu

Estaba petrificado. Realmente me había tomado desprevenido por toda la situación. Aunque tenía que decir que en otros tiempos me hubiera dolido ver aquella imagen. Al parecer el tiempo había hecho est

Tras indicarle a Adrian el recorrido hacia aquella sala donde estábamos con Anthony, le pedi a Caleb que estuviera alerta. Era cierto, ya no habia nada seguro. Antes tenía que resguardarme de los mortífagos y otros ataques similares, pero ahora sin el Estatuto, había algunos peligros de más. Caleb asintió y se quedó en el vestíbulo, terminando de acomodar lo que había empezado hacia varios minutos atrás. Aproveché ése momento, para agitar mi varita y hacer aparecer otra taza de café, era una oportunidad excelente. (mientras esperaba que Adrian me dijera si queria algo de beber)

 

Atravecé el umbral de la puerta y vi a Anthony absorto en sus pensamientos.

 

¿Qué ocurre amigo? ¿Creiste que ibas a lierarte de mi? —le dije dándole unas palmadas nuevas en su hombro. Tenia unos rasgos en su cara que me eran familiares. Era un brillo raro en sus ojos, que de alguna manera, me indicaba que necesitaba aquellas muestras de cariño. Si él confianba en mi para haberme contado tal secreto, entonces tenía que demostrarle lo mismo—. ¿Creen que haga falta ponernos un poco más al dia o ya saben todo ustedes?

 

Le señalé a Adrian donde podía sentarse, aunque era más que obvio. El cuarto contaba con una mesa mediana. Unas 3 o 4 sillas y dos sillones mullidos. El resto eran cuadros, velas, lámparas y un escritorio lleno de pergaminos, fotos y recortes de diarios. Miré a los jóvenes.

 

— Quiero que vayamos directamente al grano. ¿En qué creen que puedo ayudarlos?

 

@@Anthony Ryvak Dracony @@Adrian Wild

  • Me gusta 1
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

No pasaron ni unos segundos de silencio en los que el anciano apenas me indicó en un simple gesto que aceptaba mis disculpas amablemente cuando una cortina al fondo del establecimiento se descorrió, descubriendo una figura que hacía mucho tiempo que no veía.

 

- ¡El...vis!

 

¿Cuánto tiempo había pasado sin ver a aquel hombre? Me dirigí a su encuentro, estrechándole la mano brevemente para introducirme con él en la sala a la que me invitaba. Allí estaba Anthony. Al parecer ambos hombres habían estado haciendo tiempo en lo que me esperaban. Fue Elvis quién formuló la pregunta que todavía se había quedado sin respuesta flotando en mi cabeza.

 

- Mucho... Y veo que los años te han sentado bien --dije maravillándome de aquel reencuentro y de ver a aquel conocido en tan buen estado.

 

Creí haber descubierto, gracias a esa sensación de seguridad y amparo que me transmitió de forma inmediata el hombre, de dónde nos conocíamos. Indudablemente debía ser de la Orden del Fénix. Había pasado mucho, mucho tiempo desde que había abandonado el bando, en busca de seguridad e información propia, y el mismo tiempo o más era el que llevaba sin trabar contacto con Elvis. Y ahora allí estábamos de nuevo, a través de la coincidencia de hacía unas semanas con el peliverde a quién saludé tras las palabras que mi antiguo ex-compañero le dirigió.

 

- Gracias por buscar el lugar y... A un gran maestro --dije en dirección a Anthony--. Creo que sí, estamos todos al día de lo que ocurre.

 

Ni siquiera tomé asiento. Contemplé rápidamente el espacio en el que nos encontrábamos. No era muy amplio, pero confiaba en que Elvis tuviera más de algún truco preparado para modificarlo y poder llevar a cabo allí nuestro entrenamiento.

 

- Necesitamos desempolvar nuestras varitas, pero queríamos tener supervisión que pusiera orden y concierto si las cosas se iban de madre --contesté, todavía barajando las posibilidades del espacio--. ¿Existe alguna otra sala, lejos de interrupciones innecesarias y más amplia, Elvis? Cuento sólo con esta tarde, a la noche debo partir. Cuanto antes empecemos, mejor.

 

Debía prepararme para las semanas de investigación que me esperaban por delante, y el tiempo y la situación ahí fuera apremiaban.

 

 

@@Anthony Ryvak Dracony @

  • Me gusta 2

YPik0YZ.png

✤ Viajero de la noche ✤

 

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Pude notar que Adrian no tomaba asiento pero fue conciso y pudo responder mi pregunta. Entre tanta gente que conocía y que iba al negocio, para muchos objetivos, lo que estaban buscando era mucho más fácil y rápido que por ejemplo, buscar en una antigua familia alguna reliquia robada por alguna codiciosa tía a la que había que recuperar lo que se había robado. O alguna traición en una relación. O sacar alguna maldición que algunos seguidores del señor tenebroso les gustaba "dejar".

 

Oh, ya entiendo —le comenté mientras que el joven me preguntaba por el sitio — Es un placer recibirlos y más con ésa tarea. Dejenme decirles que no es nada complicado. Pero ésta es mi oficina, vamos a tener que buscar otro lugar. ¿No creen? —les comenté mientras terminaba mi segunda taza de café en un santiamén y desaparecía (otra vez) la taza. Me levanté y miré a ambos, con brazos cruzados: — ¿Por qué razón me buscaron a mi? ¿Que pretenden? Pregunto más que nada porque están las escuelas mágica que pueden enseñarles

 

¿O buscaban un mago que no sean tan estrictamente escolares y les enseñe un poco más de los secretos de la magia? Sabía un montón sobre aquello. Tenía un amplio currículum tanto personal como de profesor. Asi que por ese lado estaba orgulloso. Pero no entendía si los jovenes poseían por ejemplo, los libros Uzza y no se animaban a usarlos. O querían volver a hablar de la Orden del Fénix. Ahí poseíamos magia que pocas personas podrían apreciarla.

 

 

@@Adrian Wild @@Anthony Ryvak Dracony

Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

-- Ha sido un gran atino que el destino me proporciono -- Respondí a @@Adrian Wild aunque dice gran verdad, Elvis fue un gran maestro de duelo en aquel ayer en que Ryvak curso la academia Mágica. Si... antes de ese curso, Ryvak perdió todo un año tratando de aprobar aquel conocimiento "básico", era muy hábil en los otros conocimientos mágicos, pero en duelo... bueno, ¿para que traerlo a colación? sobre todo ahora que cuentan con la oportunidad de ir a otras escuelas mágicas...

 

Precisamente fue Adrian quien le dijo a @ sobre el duelo y que Elvis fuese el supervisor de aquel entrenamiento. La respuesta del Gryffindor fue afirmativa y ello me lleno se satisfacción porque fue con su guía que me sentí capaz de enfrentarme en otras clases semejantes. El ex-Director de la escuela mágica, nos pregunto porque le buscamos precisamente a él y tras pensarlo un poco le expuse mis motivos.

 

-- Cuando hablamos de la difícil situación del país, Adrian y yo coincidimos en que necesitamos defendernos adecuadamente, mi propuesta fue que practicaramos dueleando entre nosotros pero Adrian tiene razón de que debe haber alguien imparcial que de el veredicto de cada duelo y nos retroalimente sobre nuestro desempeño, le mencione de Lysa, solo que ella anda en otro país en encomiendas políticas, luego me acorde de ti, de como me hiciste sentir capaz de superar mi negatividad con respecto a los duelos... por eso me encargue de investigar tu paradero.-- Hizo un alto para refrescarse la garganta con un poco de té-- perdón, lo necesitaba. -- Puso los ojos en blanco cuando pensó en las escuelas mágicas-- Oh si!!... las escuelas mágicas... personalmente, me dejan insatisfecho porque dan por hecho que "manejamos y conocemos todo lo que conlleva y lo que es un duelo" pero al menos yo no tuve más práctica que la de las clases y supongo que tu como antiguo Auror, los magos más poderosos y diestros, puedes aconsejarnos más certeramente a lo que podemos llegar a vivir en un enfrentamiento real. -- Expuso con franqueza al Gryffindor , ahora solo quedaba que su compañero también agregara su opinión y aguardar por la respuesta de Elvis.

  • Me gusta 1

bfzfwEg.gifhttp://i.imgur.com/JDENVAj.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Emití una sonrisa. No podía dejar de esconder aquel gesto tras escuchar las palabras del joven Anthony. Hacía algún par de años que ya había abandonado las instituciones mágicas. Pero no porque no me agradara enseñar, sino porque las personas que se encontraban por encima de la jerarquía, pensaban un poco distinto a mí y de alguna manera, siempre preferían otro tipo de personas más… “manipulables”.

 

Oh, muchas gracias, Anthony —le dirigí un leve asentimiento con la cabeza. Había demasiadas cosas que enseñar. Y demasiadas cosas que aprender. Estaba seguro que el sentimiento que estaban teniendo en éste momento aquellos dos, lo tenían algunas otras personas. ¿Y si más personas necesitaban de mis permisos? —. Sé que puede llegar a ser difícil de entender. Pero tengo mi criterio que cree que cualquier persona que es capaz de sostener bien la varita, es capaz de hacer cualquier cosa.

 

Le dije, poniéndome de pie y tomando mi propia varita.

 

No tengo problema de enseñarles lo que necesiten. Podemos entrar en calor con lo básico e ir viendo algunas cosas, incluso, aquí dentro. Pero si lo que necesitan es mejorar las artes duelísticas, entonces cuando terminemos con ésa fase, vamos a tener que movernos de lugar… ya saben… algo más amplio y más al aire libre.

 

Les comenté con una sonrisa. Con un movimiento de mi varita, luego de que Anthony se tomara su bebida, desaparecí ambas tazas. Como también se disiparon la mesa, las sillas, sillones y casi todo lo que estaba en aquel cuarto. No era muy grande pero al menos era lo que necesitábamos para empezar.

 

— ¿Están de acuerdo que empecemos ahora mismo? ¿Qué es lo que saben? ¿Y qué les gustaría aprender? Ya saben, no todos pueden saber absolutamente todo, hay limitaciones dentro de la magia. Pero es cuestión individual de evolucionar de a poco.

 

@@Anthony Ryvak Dracony @@Adrian Wild

Editado por Elvis F. Gryffindor
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Espere un par de minutos, dando oportunidad a @@Adrian Wild de que también hablara. A nuestro amigo Elvis le agrado enterarse que tenemos buen concepto de él como duelista, algo que no era en verdad desconocido en el círculo en que nos desenvolvemos, pero fue agradable ver ese gesto de agradecimiento por nuestras palabras. A mi me agrado escucharle decir que cualquiera que sostuviera bien la varita, era capaz de hacer cualquier cosa... era una promesa que me lleno de esperanza.

 

--"...entrar en calor con lo básico..." -- Era una sensación que me envolvía al escuchar esa parte que aseguraba que iniciaríamos... era como... sentirme nervioso pero a la vez ansioso, me bebí el resto del té, un movimiento de mi brazo izquierdo agitándolo hacia abajo y "Cobra" se deslizó a mi mano, entonces al cambiar mi arma a mi mano diestra, pensé que tal vez llegará un día en que iba a perder mi varita... la varita de mi madre... no podía evitar sentir miedo ante esa posibilidad... tal vez sería mejor si compraba mi propia varita, dejaría ese consuelo de "sentir que mi madre estaba conmigo"... pero resguardaría de forma segura el único objeto que poseo de ella... si, en cuanto terminará el entrenamiento, compraría una varita.

 

@ se encargo de acondicionar aquel cuarto, desapareció de el todo lo que no era necesario, ya sin muebles, el lugar se nota bastante amplio, lo suficiente para iniciar.

 

-- Yo estoy de acuerdo de iniciar ahora, y me gustaría saber a que se le denomina "abuso de rol" porque ha sido algo que me marcan en las clases de los libros y otra cosa que no me explico y no manejo, es la tabla de duelo y los "huecos de rol", eso también me lo señalaron en los libros que he cursado... a lo mejor van surgiendo más dudas pero por ahora eso es lo que me gustaría disipar de mis dudas.

bfzfwEg.gifhttp://i.imgur.com/JDENVAj.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Sonreí ante Anthony sacando su varita. ¡Eso era! El joven con tan solo unos segundos y ya de alguna manera se estaba preparando. No sabía qué nos estaba esperando aquel trabajo, que realizaba por amor más que por monedas. Pero deseaba que todos los clientes y todas las tareas fueran de ése calibre. La última no había sido para nada agradable y había hecho cosas que de ser por mi imagen, no las creerían.

 

Yo creo que lo primero que podemos hacer es quitar ése miedo que está escondido —si, de nuevo había entrado en la mente de Anthony sin que éste se diera cuenta. Pero de alguna manera lo estaba intentando ocultar para que no se viera tan invasivo. Pero en aquel momento importaba una cosa y era que los chicos tenían que al menos saber algo más que no sabían hacía algunos segundos; que lograran darse cuenta que si podían saber y aprender—. Me parece muy buena idea siempre tener algo de valor, pero que no nos centremos en eso sino que nos apoyemos en eso para poder seguir luchando, ¿se entiende? Mira…

 

Entre mis ropas siempre tenía demasiadas cosas. Los elementos Uzza invadían totalmente el cuerpo de un mago o una bruja para brindarle sus poderes. Aunque éramos capaces de modificar un poco eso para no tener encima por ejemplo, 15 collares-talismanes diferentes. Encontré el collar que buscaba y se lo mostré a Anthony: eran dos iniciales, una A y una G pegadas. Y a cada lado tenía una pequeña alas plateada. Todo era de plata.

 

Es una larga historia. No tiene nada mágico, solo es súper importante para mí. Me enfoco en esto cada vez que empiezo a dudar o si llego a tener miedo con algo relacionado a esto en los duelos —lo volví a guardar—. Así que es buena idea ésa que tienes —le terminé de comentar, quedando nuevamente con la varita en la mano y nada más.

 

Avancé algunos pasos y moví mi varita. Aparecieron algunos libros, claramente viejos, pero que les servía a Anthony para que entendiera todo un poco mejor. Aunque a decir verdad, por más que uno leyera horas y horas, libros y libros, la única manera de aprender todo aquello era con práctica. Y allí supe que iba a tener un largo y agradable camino con mi amigo. Porque no iba a dejarlo solo, jamás lo había hecho. Y si de algo estaba orgulloso, era de todas las personas que eran y habían sido mis pupilos. Le extendí los libros para que los agarrara.

 

@@Anthony Ryvak Dracony

  • Me gusta 1
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Tuve que apretar mis labios... de nuevo tenía esa sensación de que mi alrededor daba vueltas, pero no, era un mareo que me hace sentir sin mucha fuerza... Elvis decía algo del valor y sobre ponerse al miedo, entonces pude darle nombre e identificar mi estado, vi que me mostraba algo aunque no le preste atención al objeto sino a sus palabras... "algo super importante para mi"... en mi mente visualice objetos que danzaban en el aire, aquellos que me llegaron a obsequiar a partir de que inicie a descubrir mi magia, al estudiar y convivir en la comunidad, deseaba que se disipara esa sensación de no tener peso... caería en ese pozo oscuro donde no puedo actuar...

 

Quería levantar la cabeza y girarla para mirar a mi compañero @@Adrian Wild pero sencillamente no era posible, debí concentrarme para superar aquella sensación de mi cuerpo. Realmente no se como lo logro, pero ayudo mucho que @ me ofreciera unos libros sobre hechizos, los tome como quien ve "una tabla salvadora" tras cansarse de luchar en el agua... abrí uno de ellos, los diagramas me gustaron bastante porque muestran con claridad el movimiento a realizar con la varita, me alegro ver plasmados muchos de los que ya domino, así que me enfoque en practicar los que desconozco, sin importar si son o no, útiles en un duelo, por ahora eso no me puse a pensar, sino en conocer aquellos que no tenía idea que existían.

 

Me senté en el suelo con las piernas cruzadas y el libro sobre ellas, practicando los movimientos con mi varita de arce, la sensación de mareo se fue como vino, sin más preocupación que aprender los nuevos hechizos, sus nombres y efectos, aunque por ahora no le preste atención a los pp y PV...

bfzfwEg.gifhttp://i.imgur.com/JDENVAj.gif


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

— ¿Estas bien, Anthony?

 

No necesitaba ser legeremante para saber que no se encontraba realmente bien o al menos estable. Habíamos hablado sobre el amuleto que utilizaba básicamente para la buena suerte y de protección. Y de alguna manera el joven no dijo nada más (mucho menos Adrián, que parecía petrificado desde que había llegado) Esperé algunos segundos para ver si me decía algo.

 

— De todas maneras, todo el conocimiento que puedas llegar a aprender, lo vas a ir haciendo de a poco. Todo se reduce a la práctica. ¿Estás mejor o qué necesitas?

 

Le pregunté. Con un movimiento de mi varita materialicé un vaso con agua y se lo ofrecí. Iba enseguida a enseñarle un par de cosas pero no parecía estar en sí. Me agaché a su lado una vez que éste se sentó. Parecía que se había tan solo mareado y de a poco se iba recomponiendo. Luego de que tomara el vaso del agua me puse nuevamente de pie.

 

¿Empezamos? Recuerda —le dije antes de hacer nada —estoy aquí por si necesitas algo. ¿Si? —casi sin esperar a que me responda, moví ésta vez tres veces mi varita. Murmurando en cada una de ellas un Vitae. Aquella magia empezó a trabajar inmediatamente una vez que el efecto comenzaba en los objetos señalados.

 

El sillón se movía mientras le salía una cola de mono y unas piernas y brazos de orangután. La mesa se estaba transformando en algo con cuatro patas como caballo y en todo su reborde tenía dientes afilados. Y aquel velador le había salido alas y plumas. Y levantaba vuelo con un cuerno en medio del velador apuntándonos a nosotros.

 

— Practiquemos un poco. ¿Si? Tienes muchísimos hechizos para usar, solo quiero que te deshagas de los objetos animados, que claramente intentarán atacarte. ¿De a uno? No puedo asegurarlo

 

Le dije con una sonrisa picara, alejándome lo más posible contra una pared para observar a ver qué hacia. Si Adrian aceptaba aquello, también me encargaría de materializar algunos rivales dignos contra el.

 

 

@@Anthony Ryvak Dracony

  • Me gusta 1
Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Unirse a la conversación

Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

Guest
Responder a esta discusión...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Sólo se permiten 75 emoji.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

Cargando...

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.