Jump to content

Regularización del Sistema Judicial en la Inglaterra Mágica


 Compartir

Publicaciones recomendadas

h5ujsiw.jpg

Leí y releí aquel documento que tenía en la mano. Tenía que firmarlo para que se cumplieran las nuevas normas que regulaban el Nuevo Sistema Judicial de nuestro país. Y, sin embargo, no paraba de leer y releerlo antes de decidirme, a pesar que había sido yo quien lo había ideado. Meterme con el Wizengamot era un riesgo no muy controlado en aquel momento, pero mi idea era simple: lograr el control de toda la planta 10, la planta de los Tribunales de este organismo, sobre todo, además, el número 10, Tribunal de la Comisión de Registro de Nacidos Muggles · Área de Detención del Ministerio

Lo estaba consiguiendo, de los 49 miembros del Tribunal, hasta ahora había conseguido  que 25 de las túnicas ciruelas me fueran fieles, es decir, 25 miembros que llevabas esas túnicas estaban, de alguna manera, sensibilizados en apoyarme.

E1TsmUj.jpg?1De los 24 miembros restantes que vestían ese color y llevaban la qB7lOVB.jpg?1 en el pecho de la túnica, en el Tribunal del Wizengamot, no me había esperado que fuera mi amigo,  Don Higinio Vascuento, quien estuviera enfrentado a mí. Cuando había discutido con él sobre el destino final de aquel Organismo, él había fijado sus ojos claros en mí para preguntarme si pretendía obligarle a estar de mi lado. Reconozco que había perdido el control en aquel momento. Yo creo que la leyenda de una abuela veela debe ser cierta y que intentaba obligarme a ceder. Pero su una buena bruja, de alto nivel y, además, cabezona; no, quería decir Ministra de Inglaterra.

-- ¡Yo no obligo, ni soborno, ni uso Imperius para que me apoyen, Higinio! -- le grité. -- Ahora, dime tú qué prefieres, si estar en los sillones como miembro del Wizengamot o en el centro, como acusado.

Sí, reconozco que no fueron maneras para conseguir su apoyo; más bien lo contrario. Lo perdí y se convirtió en uno de los 24 miembros que no tenía a mi lado. Del resto, poco podía hacer. Esperaba que alguno se inclinara hacia mí, si no fuera por amistad, por estar en el mismo bando de La Marca o por ideales.

Estaba @Aaron Black Lestrange, un miembro antiguo que se negaba a dejar su puesto. Era el líder de la Marca, pero también alguien a quien odiaba por hechos anteriores a mi ingreso (excepto el de matar a mi primo Elvis Gryffindor ( @ Mael Blackfyre ) que había ocurrido estando ya dentro). Presidente del Conservadurismo Mágico, tal vez se inclinara hacia mí sólo porque compartíamos un mismo ideal sobre los muggles. Aunque no duraría mucho en la décima planta, estaba casi segura.

Por supuesto, @ Sybilla Macnair  era la Jefa Suprema del Wizengamot y confiaba en que ella sí estaría a mi lado para apoyar los cambios legislativos y judiciales que pretendía. Esperaba que mi amiga cumpliera con mis esperanzas en ella, aunque hacía tiempo que no la veía y no sabía bien qué pensar, de momento.

No conocía bien a @ Matthew B. Triviani , otro miembro del Wizengamot del que no sabía bien qué pensar. Era un Triviani, familia de mafia y gitanos. Aunque conocía bien a su madre @ Candela Triviani  y no me caía bien. Nos hablábamos con cordialidad pero algo me hacía desconfiar de ella. Tal vez yo sospechaba ya de tanta gente que no sabía distinguir bien en quién apoyarme. También tenía esperanza de que este hombre apoyara mis cambios previstos, en beneficio de la Comunidad Mágica.

En quien no confiaba era en @ Edmund Browsler , otro miembro que se preocupaba más del Quidditch y del deporte que de venir a las sesiones del Tribunal. Con un poco de suerte, no aparecería y tendría un miembro menos del que preocuparme.

Los miembros de este Tribunal tenían un cargo vitalicio. Sólo se podía dejar con renuncia o con la muerte. No me había sido difícil conseguir el favor de los 25 miembros que me garantizaban la mayoría simple necesaria para que se aprobaran todas mis peticiones. Y a quien se opusiera, pues siempre podría conseguir que su cargo quedara libre. 

Estaba decidida a proseguir con la reorganización del Sistema Judicial en el Ministerio, con la apertura total de Azkaban y la creación de otra cárcel más cercana para casos comunes y, sobre todo, con la implantación de un nuevo modelo de Juicios Mágicos en el que la Ministra tuviera un voto válido por encima de las voces contrarios.

Así, lancé un suspiro enorme, dejé el manuscrito en mi escritorio y lo firmé con mi nombre, en una caligrafía elegante.

Ya había dado el primer paso para reorganizar todo el Wizengamot.

  • Me gusta 5
  • Confundido 1

kNTUx8c.gifsf6Sw.gifHdDMuO2.pngXXBPo79.gifKRLtVZp.gif

D69M3Vr.jpg

  tOWLU4S.gif  KhGckEc.gif.6e9b2b71e2797bafac6806b66df1d1b0.gif     Icr0JPz.gif

0jsC0dL.pngWliKSjc.pngckkcxVm.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Acabe por acomodar varios libros en el instantes mientras varios magos en cuadros cercanos me miraban con suspicacias. Tal vez no entendían como podía tener al lado de un tratado de magia podía ubicar libros muggles y mas de muggles muertos hace tiempo. Una biografía de Julio Cesar, un compendio de historia y política antigua, la Biografía de Fouche...etc..etc..etc. Lo cierto es que si tenia que aprender de la política lo mejor es apoyarse en los muggles, ellos ante su debilidad sin magia...tenían que utilizar otros métodos para guiar el ganado. O sea..al pueblo....y claro..siempre convencer de que era todo en el mejor de sus intereses. Bien, eso era todo por ahora. Ahora a los problemas de verdad, me arregle la ropa y salí a ver a Sagitas.

Apenas entre en el despacho pregunte a la recepcionista si la Ministra estaba sola y ante no demore en entrar, como de costumbre sin tocar la puerta..quien sabe y algún día la tomaba roncando...serian un video-pensamiento genial para compartir en la red mágica. -Bueno días estimada y suprema Ministra. -y sin mas hice una elegante reverencia. -disculpe mis modales pero el asunto urge. 

Claro ahora me inventaría una escusa. O no. Al final la situación era compleja, pues aunque no había salido al publico nada mas sobre Aaron no sabia cuanto mas podría contener la marea. Así que tendría que ir directo al grano...y mas cuando sabia que la Ministra se había movido acertadamente para negociar con los miembros de esa institución que había mandado al limbo. El Wizengamont. Realmente la entendía...necesitábamos un tribunal..de hecho ahora mismo yo necesitaba un tribunal....asi que por ahi no vendrían mis peros, sino en ponernos de acuerdo para no darnos golpes en la cabeza.

-Para ahorrar tiempo...tenemos que fijar una fecha para enjuiciar a @ Aaron Black Yaxley . -dije tomando asiento y rápidamente posando la vista sobre el pergamino que anunciaba una reorganización del Wizengamont. -Por suerte te me has adelantado, porque no podemos juzgar a Aaron en un tribunal mágico....sin tribunal mágico y jurados competentes...o sea....para mi desgracia tenemos que rescatar a esos vejestorios del Wizengamont.

Sin dudas era palpable la contradicción Tal vez me había apresurado..o tal vez no...lo cierto es que eliminar al Wizengamont nos permitió emitir una orden de captura contra Aaron, por el delito intento de golpe de estado...y de esta no se saldría de rositas. Mejor que siguiera contándole sus ideales a las ratas del calabozo. (Evidentemente yo no sabia que no era el Aaron real). 

-Me dejas leer lo que has hecho???....o sea tenemos que aparentar estar coordinados en nuestras acciones....o sino pensaran que nos estamos dando collejas para ver quien manda mas. -y no faltaba razón en ese pensamiento.

Claro, quien sabe si ademas podría meter mi mano en el nombramiento del puesto vacante de Aaron para meter a Horace Nott @ Rory Despard , podría generarnos una buena propaganda entre aquellos desafectos que habia visto en el festival. En fin.....ya veriamos.

@ Sagitas Potter Blue

MATADORES-FINAL.gifSean-y-Leslie.gif

T9wDvtJ.gif

XXBPo79.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

—¿Estás segura de lo que dices? —preguntó la pelirroja observando a la bruja frente a ella, desde que había llegado habían activado el anillo de salvaguarda contra oídos indiscretos.

—Claro que estoy segura —le gruñó Kimberly, acomodándose en la silla frente a ella y cruzándose de piernas, Darla se sorprendía siempre de lo elásticos que eran los pantalones de cuero de su compañera, aunque ella acostumbraba a lucir ropas similares, aunque desde que estaba de jefa prefería ropa algo más formal, le molestaba no poder ir al campo, aunque para que la enviaran como descaradamente había hecho el Linmer con Kim, lanzándola a la frontera con dementores, mejor así, había podido proteger a su amiga y manejar las cosas desde las sombras.

Darla frunció el ceño, ya lo había intentado antes Sean y ahora el rumor, casi seguro de que Sagitas pensaba manipular el juzgado mágico le preocupaban. Como ex miembro del Wizengamot conocía muy bien la importancia del organismo, su renuncia había sido tan personal y la había manejado de tal forma que aún hoy tenía acceso a algunos detalles que la mayoría desconocía. Por eso para ella era algo molesto lo que Aaron y Sagitas habían intentado lograr con el manejo del Tribunal.

La pelirroja se echó hacia atrás en su asiento, jugando con una pluma entre sus manos mientras pensaba la forma en que mejor convendría  manejar todo aquello. Pensó en que ir directo hacia Sagitas era imposible, a menos que… hizo un rápido movimiento con la pluma y tomó un pergamino en el que comenzó a escribir, ante la mirada atenta de la Black.

Un par de veces llevó la pluma a sus labios, lo pensó, re pensó, movió su varita corrigiendo algunos términos y finalmente se sintió conforme, era escueto, era sencillo, pero era claro, o eso esperaba. Firmó la carta, puso su sello y con suma delicadeza, sobre el sello y sobre el lacre que cerraba el pergamino dejó caer unas pequeñas gotas del anillo de presencia. El pergamino había sido sellado de forma tal que sí o sí tendría que romper el lacre que lo cerraba y sabía que los restos serían imposible de limpiar por su tamaño.

Finalmente hizo un movimiento y tomó forma de avioncillo y se dirigió hacia el despacho de la Primer Ministra.

Avion-Papel-78795.gif

 

Spoiler

Excelentísima Ministra @ Sagitas Potter Blue :

Estimada, sé que los términos de la presente la sorprenderán, pero quisiera contar con tu apoyo ministerial, como política encumbrada que eres, como amiga entrañable y como familia, para permitirme retomar mi puesto como miembro del Wizengamot. Confío enteramente contar con tu apoyo para recuperar dicho puesto y sabes que ello no irá en desmedro de la seguridad que seguiré cubriendo para tu protección.

Te saluda atenta y afectuosamente,

Darla Potter Black
Directora de la Seguridad Mágica
Hechicera del Supremo Consejo de Morgana
Ex Jueza del Wizengamot.

 

 

Los ojos de Darla se posaron en los de Kimberly mientras con una sonrisa cálida y divertida, con tono conspirativo lanzaba un nuevo comentario.

—Me temo Kim, que tendrás que estar más que nunca junto a Luna, intentando que como miembros del bando tengamos el mayor acceso posible a lo que ocurre a cada paso de mi tía, no podemos seguir quedándonos atrás —la rubia asentía a cada palabra de su compañera.

Editado por Darla Potter Black
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 2 semanas más tarde...

Luna Gryffindor Delacour- Jefa del Departamento Auror de Gran Bretaña. 

 

No podía creer lo que estaba pasando realmente iban a reorganizar el wizengamot? No era que no estuviera de acuerdo con eso, de hecho yo misma pensaba que necesitaba un cambio, el problema era que me preocupaba que lo hicieran solo para el beneficio de Sagitas, cosa que no estaría del todo bien, puesto que ese lugar tenía que ser independiente de lo que pensará la Ministra de Magia y no podía ser influenciado por ella, bajo ningún termino ni punto de vista. 

 

Me apresuré a cambiarme, simplemente me puse mi camisa violeta clara, mi pantalón violeta oscuro y mis zapatos de tacón alto violeta, mi saco violeta lo llevaba en mi brazo y me miré en el espejo preocupada, no sonreí como antes, ahora solo estaba sería y mis ojos azules claros lucían cansados y para nada alegres, era como si me hubieran apagado la alegría que tenía antes, suspiré negando con la cabeza y con un simple gruñido fui en busca de Darla, para ver si podía ayudarla en todo este lío en el cual estaba metida de una forma u de otra. 

 

Camine rápido hasta llegar al ministerio y frunci el ceño confundida cuando vi el alboroto que había abajo, parecía que todos los habitantes habían querido ir a ver qué sucedía con el Wizengamot, suspiré y camine entre las pancartas de protesta, aliviada de llegar al fin a las puertas del ministerio y sintiendo los gritos de: "No a la reforma del Wizengamont" aún en mis oídos. 

 

Saludé como hacía siempre a las recepcionistas y baje en el ascensor hasta el piso señalado, suspirando aliviada cuando leí Departamento Auror, en el que me dirigí rápido hacia donde estaba Darla, necesitaba encontrarla con suma urgencia y entender cómo podíamos ayudar en todo lo que pasaba en la comunidad mágica en esos momentos. 

 

- Hola Darla y Kim, lamento llegar tarde, abajo hay pancartas de gente en contra de lo del Wizengamont, por Merlín santo, qué está pretendiente Sagitas? Acaso quiere tener a todos de su parte? El Wizengamont siempre fue independiente del ministro y ahora parece que ella quiere hacerlo a favor suyo, eso es legal? O eso dice en el diario pero no me fío del Profeta desde que decían que los del Departamento de Criaturas Mágicas tenían escondidos a Unicornios para investigarlos, cosa que era falsa así que vine a buscarte porque quiero ayudar y además no sé si lo que hace la ministra es legal, qué opinas? Puede hacer eso? Yo no entiendo de burocracias y todas esas cosas - Les dije hablando rápidamente y frunciendo el entrecejo en clara muestra de concentración absoluta, teníamos que hacer algo ya, solo que no sabía muy bien el que - 

 

Supuse que mi amiga y compañera Darla sabría que quería hacer algo, no podíamos permitir que hicieran un desastre con el Wizengamot y tampoco podíamos permitir que no siguiera siendo independiente a los demás poderes, así que esperaba que junto a Kim también podamos las 3 pensar en algo, porque no me quedaría quieta mientras haciendo estragos en mi amado mundo mágico, les plantaría cara pero con un plan de acción y con la ayuda de mis amigas por supuesto, no me inmolaria sola, así que esperaba ayudarlas de alguna manera y restaurar la paz en mi amado mundo mágico de una vez y para siempre. 

 

@ Darla Potter Black

1864012380_Buja.png.aba175a1487e0eb00e1f    

LGDdef.gifLEdef.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 2 semanas más tarde...

FgCYNNN.png

Estaba de espaldas a la puerta cuando ésta se abrió sin avisar de quien entraba. Arqueé la ceja y de dejé el gran volumen de leyes que estaba ojeando de nuevo en el hueco del que había salido. Sabía perfectamente quién había hecho eso, el memo de @ Sean -Ojo Loco- Linmer .

-- No hay modales que disculpar, Sean. Tú nunca has tenido modales. 

He de reconocer que la pelea y el fin del matrimonio de mi hija con él había endurecido mis facciones mientras le observaba. A pesar de lo sucedido, valoraba a aquel hombre por lo que era capaz de conseguir en lugares en los que yo nunca me imaginaría. Además, a pesar de ello también, aún le mantenía en su puesto ministerial. Ahora le necesitaba más que nunca, ahora que parecía que el descontento del pueblo parecía querer una sublevación en mi contra. Él conocía su lugar, yo el mío, nos respetábamos, al menos a medias, o un poco, o casi un poco. Sus palabras me hicieron girarme, aún con la ceja arqueada, pero esta vez por curiosidad.

-- ¿Enjuiciar a @ Aaron Black Yaxley ? Me interesa. Aunque es un tema muy peliagudo.

No sé hasta qué punto mi ex-yerno podría pensar que yo estaba implicada en el tema. Como bandista, le debía un respeto y una fidelidad que, como persona, no sentía. Por lo contrario, a él le había dicho abiertamente que le mataría en cuanto pudiera. Llevarlo a juicio no era precisamente el final que había pensado para él, aunque también puede que fuera el último gesto que podría hacer contra él antes de que me destituyeran. Al menos que hiciera algo para evitar las elecciones programadas para Septiembre.

Le señalé mi escritorio, donde estaba el nuevo Edicto sobre la Regularización del Sistema Judicial.

-- Ahí está, ojéalo... Yo sigo buscando una ley que sé que existió en el pasado, pero que no soy capaz de encontrar...

Le volví a dar la espalda, en un gesto de semi-desdén con el que le demostraba que él, para mí, no era importante. Abrí otro tomo de un libro enorme cuando un avioncito pareció bailar delante de mí. Miré a Sean, no sé si él lo veía o estaba demasiado ocupado con el manuscrito citado. Lo tomé y lo leí. Era de Darla.

-- Darla quiere ser miembro del Wizengamot. ¿Tú qué piensas? ¿Será amiga o enemiga?

Éramos amigas, pero la experiencia me había enseñado que muchos amigos, en cuanto empecé a cambiar de forma de pensar, habían desaparecido como por obra de magia (y no, no me los había cargado, aún...)

-- Le diré que le hago una entrevista. No voy a situar en ese puesto de vital importancia a alguien que pueda ponerse en mi contra. -- Alcancé mi pluma y garabeteé un par de palabras en el reverso del escrito:

"Ven cuanto quieras y hablamos del tema, @ Darla Potter Black "

El manuscrito volvió a convertirse en avión y se fue por donde había venido, en busca de mi amiga. Confiaba en ella, pero no podía olvidar al bando que servía.

  • Me gusta 2
  • jajaja 1
  • Me encuerva 1

kNTUx8c.gifsf6Sw.gifHdDMuO2.pngXXBPo79.gifKRLtVZp.gif

D69M3Vr.jpg

  tOWLU4S.gif  KhGckEc.gif.6e9b2b71e2797bafac6806b66df1d1b0.gif     Icr0JPz.gif

0jsC0dL.pngWliKSjc.pngckkcxVm.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

El sonido de la puerta la hizo levantar la vista mientras Kim giraba para ver quién había llegado, la cantarina voz de Luna sonó pero algo más acelerada de lo normal, haciendo que por un momento la Potter Black temiera que hubiera pasado algo grave.

Pancartas ¿otra vez? —preguntó Kimberly, sabedora de los reclamos contra la Ministra de Magia. Darla frunció el ceño, si era algo “grave” pero ya se había vuelto malditamente normal.

—No sé qué es lo que mueve a Sagitas, creía que sí, pero ya no estoy segura  –respondió Darla a la pregunta de Luna para agregar con un tono de voz algo culpable —sé que el Wizengamot siempre ha sido así, no sé si tanto en los tiempos del Black Yaxley —no se atrevió a tratarlo con mayor familiaridad delante de la joven Gryffindor, los ojos de Darla se abrieron un poco, iba a decirle lo de su misiva a Sagitas pero el siguiente comentario de Luna la desorientó —¿unicornios? Ehmm… eso quiero averiguar… no lo de los unicornios… lo del Wizengamot y… —un memo llegó volando en ese momento —disculpen —dijo la pelirroja tomándolo.

Al desplegarlo evitó lanzar un insulto, Sagitas le respondía en su propio memorando, ¿sería posible que se hubiera dado cuenta? Tendría que revisar el funcionamiento de aquellas gotas de presencia ¿era posible que al apoyarla sobre su escritorio se hubieran quedado allí prendadas? Era imposible notar si era así o no, luego tendría que verlo, además, Sagitas había apoyado uno y otro lado del pergamino, aunque lo hubiera leído sin apoyarlo en su escritorio, si lo había hecho al escribir en él. Quizás aún tuviera chances.

—Justamente le había enviado un memorando a Sagitas relacionado con el tema Luna, y ella me acaba de responder que quiere tener una reunión conmigo sobre ese tema hummm… pero me interesa saber más de lo que reclaman los de las pancartas ¿qué me has dicho que decían? —dudo unos segundos sobre lo del edicto —la verdad que aún no pensamos algo claro, preguntar a Sagitas, intentar formar parte del Wizengamot para poder hacer que sea lo más justo posible, reclamar la posibilidad de que se cumplan las leyes aún por sobre lo que quiera la Ministra, no sé, he estudiado Leyes pero nunca fueron mi fuerte del todo al momento de aplicarlas, siempre he tenido que revisar en el momento para intentar ser lo más justa posible —reconoció Darla mientras se guardaba en el bolsillo el memorando enviado por Sagitas.

@ Luna Gryffindor Delacour

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Fruncí el entrecejo e hice una mueca de desagrado cuando menciono a Aarón, a veces se me olvidaba que el mago había sido Ministro y no era que lo hiciera apropósito, era simplemente que lo odiaba después de haber asesinado a mi papá y por eso olvidaba el cargo que ocupaba antes, pero esa era otra historia que contaría en otra ocasión, por ahora me concentre en lo que decía para poder responderle y asentí a lo que preguntaba Kim, debía ser rápida en hablar porque quería tomar cartas en el asunto. 

 

- Otra vez Kim, no sé qué pretenden con tantas leyes que si o si ocasionará un levantamiento en masa de todos los ciudadanos, no quiero ser portadora de malas noticias, pero no sé hasta qué punto Sagitas entiende que lo que hace la hará perder más adeptos que ganarlos y ponerse al pueblo en contra, sólo espero que se de cuenta de eso antes de que sea demasiado tarde - le dije a Kim respondiendo a su pregunta y pensando en como responderle a mi amiga Darla, porque que mencionara a Yaxley me había dejado triste por demás - 

 

 Suspiré y me concentre en lo que había dicho y no en el dichoso mago, ella quería saber que decían las pancartas y también iba a hablar con Sagitas, funcionará eso?, La realidad es que la ministra no podía obviar a los demás poderes y el Wizengamot ejercía como el poder judicial y el poder legislativo, así que no podía estar encima suyo, además ella solo era el ejecutivo y no podía tener tanto poder, no más al menos que los miembros legendarios del Wizengamont. 

 

- En los tiempos del Black Yaxley creo que estaba todo más ordenado, si lo odio y puede que nunca seamos los mejores amigos y que quiero verlo o preso o muerto por lo que hizo, pero debo reconocer que Aarón parece un gatito tierno al lado suyo, quiero decir que él sabía llevar las cosas con calma y sin que nadie se le pusiera tan en contra, era de esos políticos que dejaba a todos contentos y estaba bien con Dios y con el Diablo, era un estratega ejemplar, aunque si me preguntan jamás lo reconoceré ante nadie - Dije en un gruñido porque realmente era odioso admitir que ese señor era buen político - 

 

Por supuesto que lo del "gatito tierno" era pura ironía de mi parte, aunque si había que reconocerle que era un muy buen político y si no hubiera asesinado a papá me tendría sin cuidado. 

 

- Lo siento, el profeta una vez contó el cuento de unos unicornios y eso era falso, nadie tenía unicornios y nadie los explotaba, tuve una investigación en el departamento de Criaturas en esa época, porque bueno era aprendiz de ahí, a lo que voy es que bueno era falso y pensé que esto podría serlo y por eso vine a averiguar si era verdad o no- Le explique preguntándome si no le habré mezclado tanto que la pobre de mí amiga no entendería nada - 

 

Casi más me pongo a saltar cuando hablo de leyes, pero me contuve con lo justo para sonar lo más profesional posible, puede que de política no supiera nada, pero si había algo que la vampiresa adoraba eran las leyes y por eso estaba feliz, porque en eso si podía ayudarla.

 

- Las pancartas decían algo así como: "Abajo la reforma judicial, arriba el Wizengamot libre" algunos pedían la muerte de la Ministra y otros pedían su destitución, realmente uno era peor que el otro, pero todos coincidían en un Wizengamot libre o al menos, a como era antes. ten cuidado si te ves con Sagitas, no quiero que te pase nada malo, confiaba en ella y era mi amiga, pero con lo que está haciendo no sé si perdió la cabeza o que le pasó, así que con cuidado si, quieres que te acompañe? No diré nada, estaré quieta y sin hablar... Bueno o intentaré estar sin hablar al menos, no confío más en ella, podemos pedir que acaten las leyes, yo si se de eso, estuve en ese departamento antes de venir para acá, deberían de aceptar las leyes o al menos creo que  formar parte del Wizengamont podría funcionar, tiene que ser un organismo independiente de la ministra, del ministro que esté en realidad, ella no tiene que poder influenciar para nada, tenemos que hacer algo, una carta, algún memo o algo - Le pedí pensando si mis ideas serían adecuadas o no, para la situación extraña que vivíamos en mi amada comunidad mágica - 

 

Los gritos de afuera se escuchaban más que antes, me pregunté si se habían corrido de la entrada o que había pasado, la realidad era que la situación no era muy adecuada para nadie, ni para la payasa, ni para nosotros, sus leyes arbitrarias e inadecuadas podrían acarrearle demasiados problemas y sin un Wizengamot independiente podría tener a un gran tercio de la comunidad mágica en su contra, sólo rece porque se diera cuenta de su error y pudiera solucionarlo, claro que nadie me había avisado todavía que no se podía vivir siempre de utopías. 

 

@ Darla Potter Black

 

 

 

 

 

 

 

1864012380_Buja.png.aba175a1487e0eb00e1f    

LGDdef.gifLEdef.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 2 semanas más tarde...

¿Cuál seria la diferencia? pensaba en sus adentros, estar en centro sentado en un sillón, siendo acusado por el alto tribunal mágico, como si fuera que los miembros pertenecientes al Wizengamot estuvieran libre de delitos, ¡Todos eran culpables! sus azabaches rodaban por toda la sala, observando a cada uno de los presentes, no confiaba en ninguno, los detestaba, estaba ahí porque necesitaba el dinero y claramente, la influencia para modificar las normas y regulaciones mágicas a su antojo. La Ministra, perteneciente a las filas mortífagas, su pelo violeta lucia reluciente en aquel día, entrecerró los ojos y la analizó, mientras sus manos se entrelazaban por debajo de su mentón. 

¿Escuche bien?—movió bruscamente su cabeza hacia uno de sus colegas—¿Enjuiciar a Aaron Black Yaxley? bajo que cargos, si me permite saber.— Cuestionó a Sean, mientras la Ministra aceptaba su petición. 

Ignoro el murmullo de los demás, sumiéndose en lo mas oscuro de sus pensamientos y macabros planes, podía de ella sacar una muy buena amiga o una enemiga. 

Matthew vio eso como una oportunidad de robar la herencia familiar y de hacer que su padre sucumbiera ante su gran ímpetu. Una pequeña lección, pero claro, no dejaría que fuera encerrado en Azkaban por crímenes que seguramente cometió. Debía apoyar a Sagitas, la reforma judicial era inminente, y Sybilla, como Jefa Suprema del Wizengamot debía estar con él, debía sobornar a la Macnair para que los procesos fueran menos burocráticos y los Mortífagos tengan ventajas y libertades en sus acciones, claro, todo debía ser con suma discreción, y porque no, bajo las narices de la Potter Blue. 

Tienes mi voto. 

Espetó, interrumpiendo las conversaciones ajenas. 

@ Sagitas Potter Blue , @ Darla Potter Black , @ Sean -Ojo Loco- Linmer

5FVTOkw.png

HdDMuO2.png

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

iT08Dq0.jpg

 

— Aquel que este libre de todo pecado, puede atreverse a lanzar la primera piedra—resonaba su voz desde la oscuridad— Todo miembro dentro de la comunidad mágica, cuenta con un historial digno de esconder debajo de una lujosa alfombra—la perorata continuaba secundada por el sonido de unos pasos, que anunciaban su presencia dentro del Tribunal— Hace tiempo atenté contra la seguridad del Ex-Ministro Crazy Malfoy, nadie corrió detrás de mi para ponerme tras las rejas—se mofaba descaradamente de su proceder. Era insensato buscar castigar a unos pocos y al resto dejarlos nadar libres como peces dentro del inmenso océano.

— No pienso dejar que le pongan un solo dedo encima al Señor Black, antes de intentarlo. Les aconsejo que piensen en las consecuencias devastadoras que eso podría acarrear, matanzas desmedidas, torturas insoportables y mi parte favorita, privación de la libertad en contra de la voluntad del afectado—sonreía detrás de su máscara. Poco o nada, le importaba verse presa por esos sujetos que se jactaban de impartir justicia de forma justa y equitativa dentro de la sociedad mágica. Edictos y más edictos eran emitidos por la Ministra de Magia, indudablemente cuestionaba cada uno de ellos y los ponía en tela de juicio. 

— Mi varita está al servicio del lado oscuro, pero soy mi única jefa y comandante. Veo este mundo como una guerra que jamás tendrá un final feliz, a causa de seres ciegos de poder como lo son ustedes—jugueteaba con la situación. Nunca se rigió por las reglas y no comenzaría hacerlo ahora— Pueden acusarme de lo que sea, asesina, secuestradora, yo prefiero el mote de terrorista—desde siempre fue una mujer que se destacó por desatar, el caos allá donde le llevaban sus pasos. Años de asesinar a destajo y la ley nunca pudo refundirla dentro de una asquerosa celda— Nurmengard—aquella palabra afloraba como un susurró de sus labios.

La prisión que le diera infinidad de momentos gratos, torturas que eran protagonizadas por los Fenixianos o como solian decirles en los viejos tiempos “emplumados o aurofagos”. Aquel gesto oculto detrás de la máscara se ensanchaba cada vez más y más, alcanzando con el mismo sus orbes de diferentes tonalidades. Ese matiz que por fuera de su careta eran dos cristales rojos que fungían como faroles que enviaban un mensaje directo. 

“El caos se avecinaba y no dejaría a un solo títere con cabeza”...

@ Sagitas Potter Blue  @ Matthew B. Triviani  @ Sean -Ojo Loco- Linmer @ Darla Potter Black

Cuando eres tan grandiosa como yo, es difícil ser humilde

BwJfDFR.jpeg

Básicamente ya eres la mitad de una maldición

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Lentamente pase la vista del proyecto que habia desarrollado Sagitas. Si....muy bien redactado. Lo que suponia que la Ministra cuando queria podria ser lo que se esperaba de ella. Claro tal vez habia que edulcorar mas las cosas para que todos esos que de seguro protestarian  calmaran sus humos. Si, supongo que era hora de entrar en los pequeños detalles. Como bien decia el dicho en las pequeñas cosas es que radicaba el cielo o el infierno....asi que dariamos con una de cal y una de canto y quien sabe si dejariamos a todos contentos.

-Pues yo lo veo bien....tal vez aclarar que nadie esta por encima de la ley. -eso incluia a Sagiutas pero tambien podia ser un objeto de presion para que los viejos del Wizengamont no se creyesen intocables.-Y claro tal vez ganar algunos adeptos con una medida de borron y cuenta nueva...judicialmente hablando. Ya sabes....amnistia...perdon presidencia....y perdonar aquellos crimenes sujetos a los periodos de Aaron en adelante.

Pero claro ya Sagitas lanzaba una propuesta....y encogiendome lo hombros...sonrei.

-Darla es muy competente...y tiene un excelente sentido de la justicia. Supongo que seria una buena pieza en el Wizengamont. -me recline en mi asiento.- Claro no esperemos que sea 100% leal a ti...pero supongo que asi damos algo mas de legitimidad a este nuevo ente no crees?? Supongo que para ser solo asentidores de tu voluntad habra otros peones.

Que decir...esa ampliacion de plazas del Wizengamont tenia un fin especifico ante mis ojos...y creo que no iba tan mal encaminado. Y justo mientras meditaba esto entro Darla como tromba. Vaya aqui hasta los memos tenian un influja clarividente....pues apenas si Sagitas la habia mandado a llamar.

-Venga Darla...toma asiento que estabamos tratando el tema...y eres alguien de confianza.

Y casi hablando y de alguna forma..tal vez influenciado por la magia propia dle Ministerio fuimos trasladados a un ambiente mas coloquial....el mismo escenario del Wizengamont. Que por cierto habia quedado bien acondicionado. Y con una privacidad que daba un toque solemne al asunto....solo hasta que si....aparecieran dos inoportunos que parecia habian oido mas de lo indicado sin que nos diesemos cuenta.

Los mire a uno y a otro...y me encogi de hombros..Supongo que no habia nada que se pudiese hacer.

-Matthew, que enjuiciemos a Aaron no es algo que queramos. El solo se metio en este embrollo. -Dije reclinandome en el asiento.- Si no hubiese intentado dar un golpe de estado a Sagitas en plena reunion de la Confederacion Internacional de Magos que se opusiera a la Ministra hubiese sido un ejercicio politico. Y no hubieramos llegado a esto. Y creeme evidencia hay....de los sucesos y del interrogatorio. Solamente estamos haciendo justicia.

Claro aun falta la otra nueva invitada. Aunque al parecer aqui se podria seguir jugando el juego de mascaras.

-Si nadie corrio detras de ti ante los hechos que narras muestra una vez mas que no queremos que siga sucediendo. Y que conste.....que pertenezcas a un bando u otro me da igual..asi como tus crimenes....solo espero que trates de no caer presa de tu orgullo y se acumulen pruebas en tu contra. Pues asi esperemos....ya seas fenixiano o mortio que la justicia sirva para algo.

@ Juv Macnair Hasani @ Matthew B. Triviani @ Darla Potter Black @ Sagitas Potter Blue

 

 

MATADORES-FINAL.gifSean-y-Leslie.gif

T9wDvtJ.gif

XXBPo79.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

Guest
Esta discusión está cerrada a nuevas respuestas.
 Compartir

Sobre nosotros:

Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

¡Vive la Magia!

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.