Jump to content

Urbi et orbi 


 Compartir

Publicaciones recomendadas

Entonces ¿Dónde es que está el ministro? 

Había quienes aseguraban fervientemente haberlo visto en París, hospedado en un lujoso hotel del centro de la ciudad. Una semana después, sin embargo, en un evento social organizado para conmemorar la revolución francesa, uno de los asistentes había pedido un brindis para festejar la muerte del usurpador  pues aseguraba haber visto su cadáver durante el ataque a la Reserva Mágica meses atrás. Finalmente, esa misma mañana, la influencer del momento especulaba en el bloque de espectáculos del noticiero más sintonizado de Irlanda, que Despard veraneaba en una de las más populares playas de Río de Janeiro junto al administrador de todos los bienes de una reconocida familia de Ottery, tras haber asistido de incógnito al mundial de quidittch en Brasil. 

La ola de rumores no dejaba de crecer y Benjamin optaba por ignorarlos, o reír ante las informaciones más extravagantes, mientras negaba descaradamente que Rory se encontrara ausente. Se sabía en una situación incómoda, con mucha gente dividida entre la decepción y la estupefacción de lo que había sido el año de gobierno del predicador que ya se aproximaba a su fin, y, sin embargo, las voces callaban los cuchicheos a su paso por el atrio ministerial (reconstruido por enésima vez tras otro ataque mortífago) dejándolo sumido en el silencio y la sospecha. 

“El primer ministro está en un lugar seguro para garantizarle la vida” se oía a sí mismo repetir al par de periodistas apostados como carroñeros en la entrada de su oficina, sin que un solo gesto en el rostro delatase su mentira, “Creo que todos conocen lo suficiente a Despard para saber que jamás podría estar paseando en zunga en Brasil, así que déjense de titulares sensacionalistas que perjudican la gobernabilidad del país.” 

Por supuesto, en su fuero interno, estaba convencido que tal gobernabilidad era inexistente. Si bien habían conseguido que una nueva realidad de convivencias inesperadas mágico-muggles se instalase y varias de ellas eran ejemplares, muchas otras estaban lejos de ser positivas. Y es que tras tantos años de autoritarismo de Aaron y luego de Sagitas, el cambio de rumbo de Rory no había conseguido la paz prometida sino únicamente que el poder concentrado se partiese y repartiese entre oligarcas, mafiosos y criminales menores, enfrascados en disputas locales que cada tanto, dependiendo del nivel de violencia empleado, terminaban contribuyendo al círculo vicioso de mala información.  

Hasta el último momento, Benjamin había intentado convencer a Despard de que volver a concentrar el poder era la única salida. La nutrida correspondencia por lechuza documentaba todos sus esfuerzos, sus larguísimas explicaciones sobre qué hacerlo no era un retroceso sino un paso necesario para garantizar que las reformas prosperasen y no se detuvieran ante un eventual cambio de mando.

Pero las mismas respuestas de Rory, comprobaban su rotundo fracaso.
  
Y así era como habían llegado por fin a ese día, en que al mediodía, sin aviso por medio a nadie excepto quizá los más cercanos amigos del predicador en la Orden del Fénix y su exclusiva guardia personal pagada por Evans, él volvería para un anuncio público y general.  De lo más simple como el transporte hasta los elementos más delicados como el qué diría en aquel discurso,  todo se había manejado en la más absoluta discreción, pero eso no eximía a Ben de la incertidumbre  de que algo no saliese cómo lo habían planificado.

¿Sería que los varios adversarios, desde políticos a mortífagos, habrían conseguido también enterarse del retorno del ministro? Las filtraciones eran pan de todos los días, pero incluso peor que esa posibilidad era que alguno más osado hubiese podido averiguar también el anuncio que daría, e intentara impedirlo.

Acomodándose en la mullida silla de su oficina, Whisper se llevó a los labios su segunda taza de café de esa mañana, con la sospecha de que probablemente aquel día sería el más largo de los vividos en el ministerio.

Mientras tanto, a kilómetros de distancia de su asesor, frente al espejo de cuerpo entero de la habitación cedida por Harriet Travers para él, Rory tardó unos segundos en reconocerse a sí mismo, ataviado con aquel largo y elegante abrigo de vellón de cordero que Hessennordwood le había regalado el día de su cumpleaños, para que lo usase en una ocasión especial. La prenda resaltaba en el conjunto de todo lo que llevaba puesto y aunque claramente era distinta a cualquier cosa que él hubiera llevado antes, sentía una increíble comodidad al llevarla puesta, pues era como si desde su diseño hubiese sido pensada únicamente para él.

Ruborizado y avergonzado a partes iguales, por un pensamiento que dejaba traslucir una absoluta vanidad contraria a los preceptos del Altísimo, Rory apartó finalmente la mirada del espejo y salió de la habitación para encontrar a Hattie en el porche de la casa. 

Gracias a usted mi señora, se han cumplido las palabras dadas por el redentor, de que un forastero jamás se encontrará desamparado y sin abrigo. No sé lo que nos espere hoy, pero sepa que he orado mucho para que en su vida se multipliquen las bendiciones. 

Sin importar cuántas veces lo oyera, a Harriet se le dificultaba asimilar del todo las palabras del predicador. Aún así, desplegando lo mejor de su educación como heredera, sonrió e hizo una venia para agradecer la gentileza del hombre y se quedó en el porche hasta que lo vio partir.

Habían pasado más de dos meses, pero por dentro, sentía como ayer la tarde en que lo había visto llegar junto a Evans pidiendo ayuda en algo que finalmente, ese día se revelaría a los demás. Despard estaba convencido que el cambio sería bien recibido pero ella tenía muchas dudas al respecto y de hecho, temía por la suerte del pelirrojo pero sabía también que ya nada podía detenerlo, pues estaba convencido de la naturaleza divina de su misión.

¿Y quién podía competir contra la voluntad de Dios?

  • Me gusta 2
  • Love 2
  • Me enluna 2
  • Hogwarts 2

cpoR6Mo.gif

62b13c3788d44c523619fa15cf5e53d7.gif


Regalos

  • 30
  • 20
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Mansión Luxure

    Me sentía sorprendida, había recibido una circular del Ministerio. La releía por tercera vez mientras acunaba entre mis brazos a Merlín. Era increíble, yo había desaparecido un año para poder tener en paz a mi pequeño demonio, pero el ministro, nadie tenía claro por qué se había desaparecido. Los rumores parecían interesantes, aunque por lo que me había dicho Jimmy no le había visto en Brasil. Releí, “disfrazado en zunga”, tenía que averiguar si el Ministro era metamorfomago.

    Muchos relataban sobre sus encuentros pasados en San Valentín, siempre lo asociaban a caballeros, no a ninguna dama. ¿Sería ese el drama del pobre Ministro? Debía ser tan difícil para el predicador aceptar que sus inclinaciones eran las que decían dignas de misericordia y comprensión. ¿Dónde había leído yo esa tonta explicación?

    A mi mente venía cuando aún no era Ministro, le había conocido junto a otro joven mago. Extrañas circunstancias nos habían hecho “chocarnos” a los tres, literalmente en las calles de donde tenía mi antigua periódico. Lamentablemente aquel lugar había volado, literalmente, por los aires. Nunca habían atrapado al autor del atentado, aunque algunos sospechaban de mortífagos y otros del inquisidor, jamás se esclareció.

    La risita de Merlín y que tomara entre sus deditos regordetes un mechón de mis largos cabellos, me trajo de nuevo al presente.

    —¿Qué ocurre mi amor? Mamá se distrajo, pero está aquí contigo mi pequeñín —dije con voz tierna mientras volvía mi atención a mi bebé y le hacía cosquillitas, jugando con él nuevamente.

    Mis labores de reportera free lance podían esperar.  El memorándum decía que la rueda de prensa sería dentro de veinticuatros horas. Tenía tiempo de disfrutar con mi hijo antes de asistir al renovado ministerio de magia. Él se lo merecía, lo había dejado solito demasiado tiempo estos días y él tenía mucha paciencia de estar alejado de mí. Yo lo extrañaba horrores, luego de pasar tres meses solo nosotros con mi elfina y habiéndole tenido solo para mí durante nueve meses, sintiéndole crecer y disfrutando de los cuentos y las canciones que compartía con él desde el momento en que había sabido lo esperaba.

    Vero-20062022.png


    Regalos

  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    EGIPTO 

     

    -Así que quizás los rumores sean cierto y el Ministro Inglés pueda dar la cara.- Agregó un Archimago  a su regente, quien se encontraba reunido con otros Archimagos sobre que hacer ante los asuntos internacionales relacionados con aquel país mencionado.  -Y creo que es la oportunidad para unir o romper esos lapsos con esa nación. -

     

    -Cuidado lo que dices.- Advirtió el Regente. -No vuelvas a repetir o sugerir algo como ello, ante el mundo todos deben saber que Egipto es Neutral, sin embargó, si es cierto que sería una interesante oportunidad de ver en cara aquel que no ha aparecido,, y que debe haber respodido cartas que nuestra nación a solicitado, no obstante, si el silencio es lo que ese país refiere, quizás sea bueno darle otra oportunidad. - Agregó con firmeza. -Y para ello, deba ser yo que me ocupe de ese asunto, es más invitaré a otros ministros para asi hacer presión para hacerle aparecer. -

     

    En ello, comenzó a escribir dos cartas dirigidas a dos ministras, las cuales en secreto era su padre, este detalle era aún misterio para el mundo, pero no para los involucrados, al menos eso comprendía. En ese sentido, le escribió sin dudar a @ Malum Luxure  y @ Ada Camille Dumbledore   , y esperaba de esa forma tener escusa para visitar su hogar en la Luxure.

     

    -¿Acaso no le preocupa la seguridad?- Pregunto un Archimago. 

     

    -No niego que esa país sea uno de los más inseguro al tratar con esos terroristas conocidos como Marca Tenebrosa, en donde quizás puedo evocar que incluso han poseído un ministro en el paso, o era de esas ideas de Grindewald o bien leales a la Orden del Fénix, pero consideró que nuestros leales hombres y mujeres podrán defender a Egipto en mi ausencia, y un comité de ellos acompañarme a esa rueda de prensa.- Respondió el Regente. 

     

    -¿Acaso piensa ir?- Cuestiono otro Archimago. 

     

    -Si, es necesario conocer lo que se va decir y que motivará al Ministro salir de su escondite.- Añadió el Regente. -Y terminado ese asunto, pasemos al siguiente.- concluyó  de hablar, y comenzaron el tema de la educación. 

     

    --

     

    Gran Bretaña 

    El Egipcio comenzaba a llegar al aeropuerto internacional de Londres con varios de su personal de seguridad, este al ser declarado como presidente de los no heka, hizo acto de presencia como la máxima autoridad, y su personal de seguridad como guarda espalda, los cuales venían con trajes oscuros, y en cambio el Egipcio con un atuendo tradicional de la época faraonica. 

    7VZGWBY.jpg


    Regalos

  • 2
  • 33
  • 2
  • 41
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    ~Machu Picchu~ (Luna de miel en Perú)

    A pesar de que debería estar relajada con mi esposo nunca perdía el ojo de la realidad, me habían llegado rumores que el señor ministro de la magia había salido de su agujero, no le conocía pero era claro que su poder estaba en declive, su procedencia eclesiástica era peor aún por lo menos para alguien como yo con la lealtad de mi raza.

    Al parecer tiene buenas nuevas...acaso dirá que renuncia y que por fin los que merecemos el poder estaremos nuevamente a cargo de el? No dudaba que se sienta apretado si supiera que Europa está siendo manejada por Mortifagos, que la oposición está más pendiente que nunca de su cabeza, sería un enorme placer verla rodar en frente de los fénixianos/as y también de los medios comunicación.

    Especular sobre que va a decir sería en vano, nosotros estamos lejos pero tenemos gente que nos informa de todo, así que por ahora veremos qué se teje detrás de misterio de su "huida"...mientras tanto me llega una carta de mi padre, quien estará en casa antes que nosotros, mi respuesta es rápida afirmando que pronto volveremos.

    Ya habíamos contratado un servicio de turismo para conocer estas hermosas tierras no se me hacía justo tener que dejar nuestro viaje por pre al curita pelirrojo se  le ocurrió hablar al mundo sobre sus pensamientos celestiales y como es posible que algunos nunca vayamos al cielo prometido.

    -Mi amor tú que piensas de esto?- Me senté a su lado y apoyé mi cabeza en su hombro buscando su atención, el aire en el balcón de la suite del hotel era fresco ya que aquí es invierno. -Deberíamos acudir? O dejaremos que corra sangre antes de presentarnos a apoyar a los nuestros.- Miraba su perfil hermoso de forma curiosa esperando su respuesta.

    --------------- ❤️

    @ Eterno Black Triviani

    famlux10     PMgb33c.gif

    Mal-Et-ever.gif

    Picsart-22-07-13-08-38-14-499.jpg

     


    Regalos

  • 17
  • 47
  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Gran Bretaña 

     

    Ante la llegada del egipcio , unos reporteros de la comunidad de los no heka se hacía presente ante la llegada del dignatarios. Esto en parte porque no era común que alguien de los países africanos visitará ese lugar, además que en muy pocas oportunidades se había visto a un presidente atender ciertos asuntos, porque siempre mandaba a un diplomático, aunque esta ocasión había acudido su máxima autoridad.

     

    -Agradezco a los medios de comunicación por esta sorpresiva rueda de prensa, así como a los hombres y mujeres que me escoltan. En primer lugar, estaré abierto a responder sus preguntas, y suplicó su perdón que no me pueda extender mucho tiempo, sin embargó, espero que comprenda que al llegar luego de unas horas de viaje es un poco agotador, no obstante, aquí estoy para dar respuestas o primicias de mi llegada a este país.-Aseveró el Regente. 

     

    -Buenos días sr. Thoth, presidente electo de Egipto.- Agregó una periodista. -¿Acaso

    Acaso nos podría contar un adelanto de los motivos que le impulsa su llegada a este país?- Y clavandole la mirada.

     

    En eso una sonrisa se expresa el rostro sereno del nigromante. -Agradezco su pregunta ,y antes de responderla me preguntó ¿Acaso un presidente no puede ir personalmente a crear lapsos con otro presidente? Ante ello, debo responder que si, es decir, si es posible que esto ocurra, por ende me encuentro en este día, para así reunirme con la autoridades de su país y con la esperanza de crear alianzas económicas y políticas. - Hace pausa. -¿Cuales pueden ser esas alianzas? Este es algo que traerán nuevos trabajos , nuevos aires a la economía y seguramente un beneficio mutuo, de lo cual si esas autoridades aceptan podrán dar un rejuvenecimiento social, político y de beneficio mutuo. -

     

    Ante esa respuesta, otro reportero que también trabajaba en el diario El Profeta le lanza una pregunta. -Sr. Presidente. - Agregó alzando su voz . - Egipto no se ha pronunciado con respecto con los seres con magia ¿Acaso Ustedes respaldan las acciones que antes se habían cometido? Esto para hacer memoria con lo ocurrido con el inquisidor.-

     

    El regente responde con la mirada baja. -En verdad es un triste episodio. - Agregó rapidamente y se voz quebranto. -Los Heka, así como Ustedes le llaman magos y los no heka seres sin magia, en mi país han sufrido por igual, lloramos aún las pérdidas, lamentamos todo lo que ha pasado, pero nosotros no deseamos condenar a los inocentes, pero si hacer justicia porque aún ellos son seres que necesitan ayuda. En ese sentido, Egipto busca mirar la culpa en la persona que ha cometido el delito, y no la condición del acto,  sería injusto y racista condenar a los Heka y no Heka por algo que haga alguien en contra de otro.- Hace pausa y eleva la mirada.

     

    -Quizás.- Mira el regente al que le hizo la pregunta. -sus autoridades tenga intolerancia contra ellos pero nosotros hemos creados mecanismos para garantizar un juicios justo, ante la caída de ese velo de ese viejo secreto, Egipto más que verse como enemigos ha buscado ver soluciones,ver esos detalles que nos une como nación, ya nuestros ancestros habían existido esa colaboración, porque para nadie es un misterio que nuestras construcciones de épocas pasadas era imposible y aún así se ven hoy su gloria.- Y pasando la mirada por los presentes. -Y en esa gloria que Egipto desea vivir, en esa colaboración y pese a la opinión de la OTAN u otro organismo, nosotros buscamos la tolerancia y no discriminación. - Aseveró.

    7VZGWBY.jpg


    Regalos

  • 41
  • 33
  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    El Ministerio había sido raro el último par de meses. Vale, en Accidentes hacíamos poco o casi nada (salvo esa reparación unas semanas atrás, después de otro ataque que dejó el atrio...bueno, no dejó rastro del atrio) porque las cosas en el departamento estaban demasiado tranquilas. Apenas teníamos trabajo, pero ahí estaba cada día, pasando el rato en mi despacho a la espera de un poco de trabajo.

     

    Pero los rumores...al principio corrió la voz de que el Ministro había vuelto con su creador, de las formas más variopintas que podías imaginar. De ahí, pasaron a extender los cuchicheos que estaba en Francia, o que planeaba entregar el país a otro gobierno europeo a cambio de vete a saber qué. Luego, con el Mundial de Quidditch, algunos aseguraron y afirmaron que habían visto al Ministro vestir los colores de la selección brasileña, mientras bailaba muy animado con los aficionados y daba buena cuenta de unas caipirinhas. Aquel rumor me hizo bastante gracia.

     

    Pero no dejaba de ser extraño que el Ministro hubiera desaparecido. Si era voluntario o no, nadie lo sabía, solo quedaba especular (algo que ya hacía el resto de la comunidad mágica ante su falta) porque además, su ayudante, Benjamin, tampoco es que soltara prenda, en mi opinión poruqe tampoco sabía donde se había metido.

     

    Traté de estirazar la camisa negra que me había puesto aquel día, con las mangas remangadas por encima de los codos. Estaba inquieto. El ministro había decidido dar señales de vida para anunciar que pretendía dar un discurso. Eso me daba mala espina. No me gustaban los cambios ni las sorpresas, y a pesar de la sorprendente calma que se había instaurado con los muggles después de la llegada del sacerdote, no quitaba que, según que pretendiera anunciar, pudiesen dar lugar a disturbios. Por eso había escrito una nota, dirigida a...a seguridad, o al ayudante del ministro, a quién fuese. Me preocupaban no solo los bandos habituales (mortífagos y fenixianos) que pudieran decidir causar estragos en un acto concurrido donde el Ministro "regresara" sino que además estaban los muggles. Incluso esos ridículos grupos de "cazadores de brujas" que habían decidido formar. Tal vez no fueran especialmente peligrosos, peor no era buena idea traer nuevos problemas a Ottery, a Londres.

    Me despedí de todos en la Potter Black, dejé a mis padres mi hija y desaparecí, rumbo al ministerio.

    M4xQXhr.jpg

    XaIHB03.gif.8d9da3f22cdcf76478ba8b5e63d5666a.gif KhGckEc.gif.6e9b2b71e2797bafac6806b66df1d1b0.gifXXBPo79.gif

     


    Regalos

  • 2
  • 31
  • 16
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Alistándose en House of Books

    La pelirroja se encontraba entre dos mundos, iba y venía de Irlanda a Londres y de House of Books al Chateau Dumbledore. Qué decir, aquel día había sido de los más tristes de su vida, sus ojos se veían hinchados y no le importaba disimular todo lo que había estado llorando desde que el día había iniciado. Tras pasarse varias horas en el bosque del Chateau, había abrazado fuertemente a la bella mujer de cabellos morados que era su sobrina y que hubiera sido su suegra oficialmente de haber contraído matrimonio. Sí, era ridículo que pensara así, ya Ada se lo había dicho mil veces mientras la llamaba cuñada, pero para Darla aquello era como un puñal clavado en el costado, una sola vez había considerado sucumbir a aquella situación y no se había dado.

    Cerró los ojos, acurrucada en un sillón de sus habitaciones en House of Books, y dejó reposar el libro que mantenía hacía horas entre sus manos, ahora sobre sus rodillas. Un suave golpe en la puerta le indicó que uno de sus elfos debía tener algo importante que decirle porque la habían dejado descansar en su pena toda la mañana y la mayor parte de la tarde.

    —¿Sí?  —dijo a modo de invitación y Tommy apareció asomándose por la puerta y se acercó a ella.

    —Tommy trae noticias de la señorita Kim, ella ha mandado un recado a la ama Darla —la pelirroja observó sorprendida al elfo, ¿por qué Kim se comunicaba de esa manera tan formal? Se preguntaba mientras el elfo le extendía un periódico, edición especial, que leyó dejando entrever la sorpresa en su rostro.

    —¿Despard ha aparecido y va a hacer un anuncio? Ese mmm… —se contuvo a lanzar un improperio —de Whisper se sigue haciendo cargo de ser el “vocero” “guardaespaldas” y “guarda bolas” del ministro parece —agregó viendo las palabras que el periódico le dedicaba al mago sobre su regreso al mundo mágico.

    —Gracias Tommy, avisa a Kim que iré al ministerio —el elfo hizo una inclinación hacia la bruja y salió a cumplir su recado mientras ella arrojaba libro y periódico sobre el sillón tras ponerse en pie, para dirigirse al baño, necesitaba refrescarse un poco y aunque con metamorfomagia podía disimular perfectamente su mal día no había motivos para que no se diera una ducha rápida que la refrescara y aclarase sus ideas.

    Aunque ella misma se había desaparecido mucho tiempo de Ottery y el propio Adrián se había encargado de recalcárselo muy bien, la verdad es que la Potter Black estaba más que dolida y desilusionada del ministro de magia. Aunque ella siempre había considerado que el puesto, para un hombre tan de paz, no era el más adecuado, sí había esperado que tuviera las agallas de hacer más de lo que hizo tras que se venciera al inquisidor y el eligieran. Estaba visto que todo lo que había querido quien había intervenido en aquellos hechos era poder y fama de momento.

    Tras despejarse, metafóricamente hablando, porque en su mente en lugar de relajarse había tenido diálogos imaginarios de lo que le diría al Despard cuando le viera, ahora se dedicó a elegir un atuendo discreto. Unos pantalones negros ajustados, con una chaqueta larga a juego donde guardó su varita y su monedero de piel de moke con varios objetos mágicos en su interior. Una camisa gris sobre la cual prendió una amatista que había pasado un par de veces por sobre su corazón y unas botas cortas de tacón alto y fino. Se miró al es espejo y arregló sus rizos para que lucieran perfectos, cayendo como cascada sobre su espalda y se preguntó si sería conveniente que llevara algo más, por las dudas se puso, además de sus habituales anillos, agregó los de habilidades, magia uzza y el de compromiso.

    —Hombres, todos fantasmas —murmuró mientras se desaparecía del local para ir hacia el Ministerio.


    Regalos

  • 32
  • 32
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    La Delacour llevaba en Inglaterra solo un par de semanas, principalmente recluida en la mansión de su familia poniéndose al frente de todos los negocios y responsabilidades de la misma que habían quedado en pausa desde su partida inesperada, a pesar de que su prima Kaori se había encargado de que muchas cosas siguieran funcionando había asuntos que le correspondía solo a ella por ser una de las matriarcas que aun se encontraban en el país, ya que las demás cabezas de la familia se hallaban ausentes desde hace tiempo.

     

    Varios días detrás de pilas de pergaminos que atender pero sin perder noticia alguna de lo que sucedía alrededor y sobre todo de lo que se cocía en el ministerio durante la ausencia del ministro mismo. Eran demasiados los rumores que corrían con respecto a Despard y eran de tantos tipos que en ocasiones parecían simplemente chistes de mal gusto. El tener contactos incluso en los bajos mundos gracias a su tiempo laborando como auror le habían permitido hacerse de información relevante sobre el supuesto regreso del ministro, pero incluso para la ojiazul con sus fuentes de información había sido difícil develar la verdadera razón por la cual después de varios meses oculto de los ojos curiosos de la sociedad Londinense retornaba públicamente y lo que parecía por todo lo alto.

     

    Días atrás se había reunido con la oficina de aurores mostrando su interés por retomar sus labores como parte de ellos y hasta el momento había sido tomado de la mejor manera, lo que le daba excusa suficiente para hacer presencia ese día en el ministerio y tener sus ojos puestos en toda la situación que se iba a dar ante el dichoso anuncio del predicador. Su intuición estaba en completa alerta y algo le decía que probablemente las cosas no fueran a darse de manera muy tranquila. Era sabido que los enemigos de la paz siempre estaban prestos a alterar el orden para ganar reconocimiento para su organización de oscuridad y que mejor momento que le regreso del tan famoso ministro.

     

    Firmo el ultimo documento y tomando su varita y su túnica azul oscuro se preparo para partir hacía el ministerio, era momento de volver a sus pasos y a cumplir con sus labores, ya había estado alejada lo suficiente del caos de la comunidad mágica y era tiempo de volver a poner un poco de orden.

     

     

     

     

    wAJlYfY.gif

     

    OR8NJoF.png

     

    IY4YjHl.gifWyWrY0U.gif947PwJZ.gif

     


    Regalos

  • 2
  • 2
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Chanter-Kyle

    Ministerio Holandés

    Los rumores de que el párroco estaba de vuelta generaron cierta incertidumbre en el Holandés, desatándose una multitud de pensamientos incongruentes que no le beneficiaban en lo más mínimo al defensor de la fe. El nunca cimento sus creencias en seres divinos o de procedencia religiosa. No consideraba ese un tema que pegará con la politica que se manejaba dentro de Londres, entre estiras y aflojas que siempre terminaban por romper la liga que debía mantener la paz y serenidad intacta en esa sociedad. Las fisuras eran demasiado grandes, socavando dentro de los que apoyaron en algún momento los alocados ideales de Despard. 

    — Debe ser un anuncio que llame para un sermón sin sentido, desde que le vi la primera vez. Detecte que no era lo suficientemente valiente como para enfrentarse a los enemigos de su nación—musitaba plasmando su firma en el tratado que entablará recientemente con Nueva Zelanda. Por una extraña razón sentía simpatía por el territorio  más apartado del resto del mundo, aparcando en esas playas donde tuvo el placer de vivir momentos inolvidables. La brisa marina se proyectaba en sus memorias, reviviendo uno a uno los encuentros furtivos que tuviera con esa fémina de ojos color miel.

    Sus labios se abrieron para exhalar con calma, depositando una a una las ilusiones que ella se atreviera a destrozar como ropa usada. Escuchando el pestillo de la puerta, observando al caballero que entraba a su oficina— No recuerdo haberte invitado o ¿si?—la reclamación no se hizo esperar por parte del Ángel Caído. Analizando las facciones del que alguna vez fungiera como su consejero personal— ¿Te ha comido la lengua el ratón?, parece que viste un maldito fantasma—parloteaba abandonando la comodidad de su silla.

    Regodeándose en su propio veneno, expulsarlo era un placer que no podía negarse y mucho menos acallar la voz de su extinta humanidad. Los recuerdos de su reclusión en contra de su voluntad, abandonando la poca lucidez que le legarán sus padres—Diez años es demasiado tiempo, no creo que compensen todo lo que me obligaste hacer o me hiciste creer que fue de ese modo—mordía el interior de su mejilla. Acto reflejo de lo que podía hacer o no para defender a un crío que ahora estaba sepultado a más de tres metros bajo tierra. 

    — Jamás me protegiste de verdad, nunca te interesó que diera con el paradero de Kahlan y mucho menos te importa que arremeta contra el desaparecido Ministro Londinense—la cuerda floja estaba más tensa de lo debido. Cual trapecista deambulaba sobre ella, retando a la gravedad para evitar que se fuera de bruces contra el suelo, añadiendo una nueva cicatriz a la colección que con magia sabía esconder a la perfección. De otro modo quedaría en evidencia la peor tortura que le hicieron purgar dentro de ese sanatorio endemoniado, despertándose el ser más siniestro que habitaba en su oscura mente. 

    Nunca pudieron probar el desequilibrio que tanto alegaba ese médico de hombre Dan, dándole el placer al Vidente de ser el paciente cero de un proyecto que arrancaba teniéndole como un ratón de laboratorio. Sometido a pruebas que quemaban cada parte de su cuerpo como lo hace el ácido, corrompiendo una a una las aspiraciones de este por salir corriendo de ahi y encontrarse con la única verdad que le atormentaba en sueños. Gemas verde azulado semejantes a las propias, cerrando sus ojos contenía ese coraje acumulado en contra del desaparecido hombre de dios. Cualquiera seria capaz de vencer a ese dios, enviándolo al mismísimo averno y ser devorado por los demonios que moraban en sus entrañas.

    Cuando eres tan grandiosa como yo, es difícil ser humilde 
    bGBMrEy.jpg 
    Kah22
    JeTCu1N.jpg
    ¿Has sido completamente sincero alguna vez en tu vida o mientes desde que naciste?
     
     
     

    Regalos

  • 45
  • 46
  • 4
  • 2
  • 4
  • 3
  • 3
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    El tiempo había pasado más rápido de lo que le gustaría admitir. Ya casi el fin de año había llegado a sus puertas y, si alguien le preguntara, no sabría cómo resumir su año. ¿Ocupado? ¿Fructífero? Sí, probablemente. Sin embargo, si le preguntaran alguna actividad concreta que haya cambiado su vida o la de otros, probablemente no sabría qué decir aunque, probablemente, sus asesores o secretarios tuvieran mil respuestas para dar. Su estado se podría resumir en, mucho trabajo realizado durante día y noche, pero pocas o ninguna cosa que realmente lo marcara como para recordar.

    Por tal motivo, cuando se entera que Rory, el ministro inglés, iba a realizar un anuncio, decide dejar su agenda libre para poder prestar la atención suficiente a sus palabras y tener un colchón prudente de tiempo para reaccionar adecuadamente dependiendo de sus dichos. Probablemente, sus palabras no afectarán demasiado a sus labores de liderazgo en la política estadounidense, pero el hecho de alguien que ejerce un cargo similar, realice un anuncio luego de tantos meses sin realizar un acto público, le llamaba la atención. ¿Sería una cuenta pública? ¿acaso anunciará algún hecho lo suficientemente impactante para marcar su año?

    Teorías tenía muchas, pero certezas ninguna. Desde algún descubrimiento relacionado con los Minerales elementales (nombre colocado por la prensa) y el misterio detrás del monumento de Stonehenge, hasta algún anuncio político sencillo como su postulación a la reelección electoral. Sinceramente, Goderic no tenía claro cuál prefería más: un evento apoteósico -y quizás hasta apocalíptico- como el descubrimiento de una civilización extraterrestre o un evento mundano y de bajo impacto.

    El primero, podría darle sazón a su vida y romper el comportamiento rutinario que llevaba los últimos meses. Sin embargo, no podría descansar y estaría muy preocupado por las posibles consecuencias que podría traerle a su familia y a la sociedad en general. El segundo, en cambio, sería solo una pérdida de tiempo pero lo mantendrá seguro en su status quo.

    Sin saber realmente qué tenía preparado su símil inglés, se prepara un café para esperar el gran anuncio que el ministro tenía para predicar.

    AINSXnu.png


    Regalos

  • 45
  • 33
  • Enlace al comentario
    Compartir en otros sitios web

    Unirse a la conversación

    Puedes publicar ahora y registrarte más tarde. Si tienes una cuenta, conecta ahora para publicar con tu cuenta.

    Guest
    Responder a esta discusión...

    ×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

      Sólo se permiten 75 emoji.

    ×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

    ×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

    ×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

    Cargando...
     Compartir

    Sobre nosotros:

    Harrylatino.org es una comunidad de fans del mundo mágico creado por JK Rowling, amantes de la fantasía y del rol. Nuestros inicios se remontan al año 2001 y nuestros más de 40.000 usuarios pertenecen a todos los países de habla hispana.

    Nos gustan los mundos de fantasía y somos apasionados del rol, por lo que, si alguna vez quisiste vivir y sentirte como un mago, éste es tu lugar.

    ¡Vive la Magia!

    ×
    ×
    • Crear nuevo...

    Información importante

    We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue. Al continuar navegando aceptas nuestros Términos de uso, Normas y Política de privacidad.